Cómo un menor de 13 años que planificó el homicidio de su propio padre

18387

Un ex funcionario de la Policía Metropolitana de Caracas fue asesinado a tiros el pasado 8 de abril. Su hijo, un menor de 13 años de edad, fue el que planificó el homicidio.

La víctima fue identificada como Jesús Hilario Amarista Córdova, y tenía 42 años. El suceso ocurrió cerca de un colegio en Ruíz Pineda, en el municipio Libertador, así lo informó El Cooperante.

El ex inspector fue a recoger a su hijo, quien le pidió que le diera la cola a otros dos muchachos. Una vez dentro del vehículo, uno de los chamos le disparó a quemarropa, y huyó.

El joven pariente Córdova alegó que había planeado el asesinato debido a que, presuntamente, su padre lo maltrataba. La acusación ha sido rechazada por Ariam Amatista, otra hija del funcionario fallecido.

“Mi tía que trabaja cerca de donde ocurrió el hecho recibió una llamada informándole del suceso, por lo que ella llegó al sitio, cargó a mi padre, lo montaron en un carro y lo llevaron al Pérez Carreño y a los cinco minutos falleció. Cuando me enteré de lo sucedido fui al hospital y estaba preocupada por mi hermano de 13 años, por lo que me fui a la sede del Cicpc de Ruíz Pineda y me dijeron que él estaba en shock, que no decía nada, le preguntaban y no decía nada”, narró Ariam.

Ese día los funcionarios del Cicpc le insistían para que contara lo que había ocurrido, pero el menor se mantenía afirmando que él no sabía nada. “Los funcionarios tras él no decir nada comenzaron a pensar que podría estar implicado, además de que después le dijo a mi mama que, si ella no sabía que mi papa tenía una pistola, él después dio testimonios falsos, cambio dos veces las versiones, se contradijo”, narró Ariam Amarista.

El caso fue tomado por la subdelegación del Cicpc de Mamera y los padres del autor material del crimen, el adolescente de 16 años, lo llevaron a esta comandancia para que lo interrogaran y él confesó el asesinato, al igual que el otro adolescente, que participó en el homicidio del funcionario retirado.

El martes 9 de abril llevaron al menor de 13 años a un concejo de menores y tras un nuevo interrogatorio el muchacho confesó. Manifestó que había planificado el asesinato de su padre porque presuntamente lo “maltrataba”.

“Él dijo que mi padre lo maltrataba, pero eso no era así, yo fui testigo del cariño que le manifestaba, que lo incorporó a nuestra familia y nunca lo apartó, incluso llegamos a viajar todos juntos para Margarita, si algo se compraba a todos nos daban por igual, él hablaba mucho con él, hasta yo le llegaba a hacer las tareas”, relató Ariam.