Cuatro homicidios, un abatido y el hallazgo de cadáver reportaron este lunes en Táchira

6689

De cuatro homicidios,  de una persona abatida  durante presunto enfrentamiento, así como  del hallazgo de un cadáver en descomposición, conocieron  este  lunes las instancias y organismos competentes en cada uno de estos hechos  ocurridos en  distintas  circunstancias y municipios de la entidad.

En primer término, se informó de la muerte de un docente jubilado,  de 65 años, identificado como Teófilo Mendoza Plata, a cuyo cadáver le apreciaron, a nivel de la cabeza,  una herida causada con objeto contundente.

Sobre las circunstancias en las que ocurrió el hecho, las autoridades no adelantaron hipótesis, se limitaron a señalar que  fue en  una bodega  ubicada  en la  vía principal  de El Junco, sector Tierra Blanca, Cuesta Los Garrapatos, donde este lunes a las 6 de la mañana, hallaron el cuerpo del exdocente, por lo que no se descarta que haya sido asesinado para robarlo.

Más tarde, a la morgue del Hospital Central de San Cristóbal se reportó el ingreso de un cadáver masculino y  sin identificar.

Del hecho se dijo que era un hombre   abatido a tiros por funcionarios de las Faes de la PNB, durante un supuesto  enfrentamiento ocurrido  en un sector del San Josecito, en el municipio Torbes.             

A la víctima le apreciaron un balazo en el tórax y  dos más en la espalda.

En Colón, municipio Ayacucho  se registró  otro homicidio, el de un  sujeto identificado  como Jorge Eliécer Guillén, de 35 años de edad, quien residía en aldea Caliche vía La Curva, quien no tenía oficio definido.

A Guillén lo mataron de al menos siete balazos en la cabeza. Su cuerpo fue localizado en la invasión El Milagro II.

A consideración de las autoridades que se presentaron en el sitio,  pudo tratarse de un ajuste de cuentas, en el marco de la guerra sin cuartel que enfrentan desde hace tiempo los grupos paramilitares Los Rastrojos y los Gaitanistas, rivalidad que ya ha cobrado muchas vidas.

Cadáver en descomposición

También en el municipio Ayacucho, se hizo el hallazgo del cadáver en avanzado estado de descomposición de  quien se presume, era  Javier Alejandro Bris Rivas, de 21 años de edad, por cuanto adyacente al cuerpo se encontraba  una cédula de identidad   con ese nombre.

Los restos  que podrían ser del mencionado joven,  se hallaban en una carretera destapada  del sector Paraguay vía  Chaguaramos.

Más tarde en esta misma  jurisdicción de Ayacucho, se conoció del homicidio de otro hombre, sin identificar.

Le dispararon en  la cabeza y su cadáver lo dejaron abandonado  en el sector  La Popa, en  área limítrofe con Colombia.

Presumen que fue un ajuste de cuentas, en razón  del sector donde se perpetró el crimen, una zona  donde operan grupos irregulares y el acceso a la misma está prohibido para alguien más; de hecho al momento de ir en busca del cuerpo, el Cicpc solicitó el apoyo de la GNB debido al alto riesgo.

Motorizado en Ureña

Mientras que en Ureña, en horas de la tarde,   se reportó el homicidio de  un joven de entre 25 a 30 años de edad, de contextura  regular, piel blanca, que vestía una bermuda; una franela negra y  un  chaleco verde, de los que usan los motorizados.

Lo asesinaron a tiros en la  calle 0 con carrera 7,  en un área boscosa de Aguas Calientes.    

Al ser notificados del hecho  y corroborar la información, funcionarios de Politáchira del Centro de Coordinación Policial Ureña, alertaron al Cicpc, que se ocupó  del levantamiento  y traslado del cuerpo a la morgue de San Cristóbal, como  también hizo con los casos anteriores.

Miriam Bustos