De un tiro en el pecho mató a su amigo mientras le enseñaba un arma de fuego

9480
Josué Francisco Tarazona Rodríguez falleció, casi en el acto, dentro del mismo local de arreglo de celulares.

Un joven murió de un certero balazo en el pectoral izquierdo, luego de que a un amigo, que supuestamente le enseñaba un arma de fuego que acababa de comprar, se le accionó de manera accidental, alcanzando el proyectil la humanidad de la víctima.

El lamentable suceso se registró este viernes, poco antes del mediodía, en un inmueble de la carrera 18 con calle 11 del pasaje Acueducto, en Barrio Obrero, donde además funciona un local de servicio técnico de teléfonos celulares, a donde, según las autoridades, llegó un exfuncionario de un organismo de seguridad del estado y mientras manipulaba el arma ocurrió la tragedia.

Josué Francisco Tarazona Rodríguez, de 23 años de edad, tras ser gravemente herido, se desplomó en el piso del local, muriendo en cuestión de segundos, mientras que, aterrorizado por lo ocurrido, el autor del disparo huyó velozmente de la escena del crimen, llevándose consigo el arma incriminada, por lo que hasta la presente se desconocía si fue un revólver o pistola, en función de que no fue posible saber si en el sitio quedó algún cartucho.

El expolicía, que ahora está siendo activamente buscado por el Cicpc, fue identificado como J. Molina, de 32 años de edad, domiciliado en La Guacara, quien por presuntas irregularidades habría sido expulsado hace unos años de la institución policial a la que perteneció.

Por su parte, funcionarios de Politáchira, que tuvieron conocimiento del crimen, activaron un dispositivo, tanto de cierre de la ciudad, como de revisión de motocicletas y vehículos, con el propósito de cortarle la huida al homicida, pero el operativo fue infructuoso.

El cadáver de Tarazona Rodríguez fue levantado y trasladado hasta la morgue del Hospital Central de San Cristóbal por funcionarios de la División de Homicidios del Cicpc, que de inmediato dio inicio a las investigaciones de ley que determinarán con propiedad el grado de responsabilidad de quien accionó el arma de fuego, por lo que se hace vital dar con su paradero lo antes posible.

Herida por su pareja
En otro hecho violento, también registrado este viernes en la madrugada, una joven de 20 años, identificada como Jennifer Romero, fue ingresada de emergencia al Hospital Central de San Cristóbal a causa de un balazo en la frente, sin orificio de salida.

El ataque a la chica se presentó luego de una discusión que esta sostuvo con su pareja, seguida por un forcejeo durante el cual presuntamente salió a relucir un arma de fuego que fue accionada contra ella.
El hecho, dijeron las autoridades, tuvo lugar en la vía principal del barrio Genaro Méndez, al lado de una licorería.