Sucesos

Desmantelada banda “Los Panaderos” por el Cicpc, acusada de cometer hurtos en casas de familia

9 de enero de 2021

11.028 vistas

Tres panaderos, un carnicero y un zapatero, que supuestamente forman parte de una banda dedicada a cometer hurtos en comercios y casas residenciales ubicadas en la parte alta de Táriba y zonas de Guásimos, en Palmira, a quienes se les acusa de presuntamente conformar una banda, fueron apresados por funcionarios de la Brigada Contra Hurtos de la delegación municipal San Cristóbal, del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, que por espacio de varios días desarrollaron labores de inteligencia policial e investigaciones de campo en la referida zona.

Objetos recuperados y consignados como evidencia ante el  Ministerio Público

De acuerdo con la información que fuera suministrada por el comisario Wílmer Uribe Guerrero, director del Cicpc en el estado Táchira, a principios de semana se recibió una denuncia por parte de un conocido profesional del Derecho que manifestaba que, durante los primeros días del año, sujetos desconocidos habían ingresado a su residencia, ubicada en la calle 1 con carreras 1 y 2 de Tucapé, de donde sustrajeron objetos de valor. El hecho fue descubierto el cuatro de enero, cuando la víctima llegó a su casa y se encontró con un gran desorden en su interior.

Funcionarios de la Brigada Contra Delitos a la Propiedad de la Policía Científica se trasladaron hasta la vivienda donde ocurrió el hecho con la finalidad de proceder a iniciar las investigaciones y tratar de identificar a los delincuentes a través de rastros. Conversando con los vecinos, conocieron que varias viviendas habían sido robadas por sujetos que, durante la noche o la madrugada, ingresaban a las mismas aprovechando que estaban solas, situación que también había ocurrido en algunos establecimientos comerciales.

Con estos detalles y ante la sospecha que los presuntos ladrones pudieran ser de la zona, incrementaron las labores de inteligencia. Solo 24 horas necesitaron los detectives para obtener las primeras pistas. Los investigadores, bajo el mando del comisario Wílmer Uribe Guerrero, en corto tiempo lograron obtener resultados sobre personas sospechosas y estos apuntaban hacia un grupo de jóvenes del sector que supuestamente habían cometido hurtos en otras viviendas. El modus operandi utilizado por la banda era sencillo. Consistía en detectar las casas que en la parte alta de Táriba y Palmira eran dejadas solas, para ingresar amparados por la oscuridad de la noche.

Uno de los puntos que captaron la atención de los detectives fue que los vecinos cercanos a donde fueron cometidos los hurtos coincidieron en decir que no habían escuchado ruidos de motocicletas u otro tipo de vehículo, lo que hizo suponer que los autores de estos delitos operaban a pie y deberían ser de la zona, donde se movilizaban con seguridad, sin ser advertidos.

Los detectives Contra Hurtos lograron identificar a dos adolescentes, de 17 años de edad, ambos panaderos, como vinculados al hurto cometido en la casa del abogado, por lo que inmediatamente iniciaron su búsqueda y fueron aprehendidos mediante allanamientos practicado en sus respectivas residencias, en la parte alta de Tucapé. Estos dos arrestos fueron claves para  lograr el desmantelamiento total de la banda y la captura de otros tres individuos, así como la recuperación de algunos de los objetos sustraídos.

La operación que se centró en el sector conocido como La Ceiba, en la parte baja de Palmira, municipio Guásimos, llevó a la captura de 5 personas, cuyas viviendas fueron allanadas. Quedaron identificadas como: F. J. Colmenares Becerra, venezolano de 35 años, carnicero, conocido con el apodo de Orejas; D. J. Contreras Rivero, apodado el Pollo, de 20 años de edad, zapatero; y un panadero de 19 años, de nombre J. G Sánchez Villarroel. De los otros dos ciudadanos, conocidos con los sobrenombres de Chompis y el Bebé, de ocupación panaderos, las autoridades no aportaron detalles por tratarse de adolescentes de 17 años de edad.

El comisario Uribe explicó más adelante que el procedimiento fue colocado a disposición de la Sala de Flagrancias del Ministerio Público, junto a lo objetos que fueron recuperados, entre los cuales se encuentran: un equipo de sonido, una planta de sonido, una olla arrocera, una cocina eléctrica y una licuadora. Las investigaciones continúan para tratar de establecer el sitio exacto donde los miembros de la banda “los Panaderos” habrían cometido otros hurtos, en viviendas y comercios, casos que están en proceso de investigación por los mismos detectives del Cicpc-delegación municipal San Cristóbal.

Armando Hernández

¡Quieres recibir el periódico en la puerta de tu negocio!

1 Mes

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 5% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post 1 historia

Mensual
54.000 Cop

Pago único

Suscribirse

3 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 10% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
51.300 Cop

Pago único

Suscribirse

6 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 20% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    2 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
48.600 Cop

Pago único

Suscribirse