miércoles 18 mayo, 2022
InicioSucesosEra tachirense el GNB que mataron tras ser acusado de presunta violación

Era tachirense el GNB que mataron tras ser acusado de presunta violación

12.301 views

El suceso ocurrió el 3 de abril en el módulo policial de Bejuma, a donde fue citado Casique, luego de ser acusado por lab que fue su excuñada, la menor de 13 años


Era del Táchira el joven funcionario militar, adscrito a la Guardia del Pueblo, que la semana pasada fue asesinado por el exsuegro, luego de que la hija menor de este, de 13 años de edad, lo señalara de haber abusado sexualmente de ella, en hecho registrado en el estado Carabobo.

La familia del sargento primero Erickson Alexánder Casique Polentino, de 22 años, reside en San Cristóbal, aseguró un allegado.

En cuanto al hecho, ocurrido el 3 de abril, se conoció que sucedió en el módulo policial de Bejuma, a donde fue citado Casique, luego de ser acusado por la que fue su excuñada, la menor de 13 años.

Minutos después, mientras el militar estaba bajo custodia policial, llegó el padre de la adolescente, José R., de 43 años, y le disparó en cinco oportunidades, ocasionándole la muerte.

Posteriormente, pareciera que nuevas evidencias exculpan a Casique de la acusación que la adolescente hizo en su contra, como, por ejemplo, que el examen médico forense practicado a la jovencita arrojó negativo; sin embargo, la investigación sigue en curso.

El periodista Delmiro De Barrio (@DelmiroDeBarrio) compartió una conversación que sostuvo con un hermano de Erickson, quien se encuentra en San Cristóbal.

Afirmó que su hermano era inocente de los cargos que enfrentaba y que, por el contrario, era continuamente hostigado por la adolescente.

La hermana mayor de la joven tuvo hasta hace poco una relación amorosa con el militar, pero decidió irse del país, a Chile; pero seguían en comunicación, y que, a ella, el muchacho le había confiado en reiteradas oportunidades el presunto acoso por parte de la menor.

Que incluso, la expareja le sugirió a él, varias veces, que no fuera más a la casa (de sus padres y de la adolescente), porque “esa chama te va a meter en problemas”.

Por un tiempo se distanció, pero Casique volvió a visitar la casa, en razón de la amistad que aún tenía con los exsuegros.

“Lo que quiero que entiendan es que el problema ya venía de antes; mi hermano era seguido, perseguido y hostigado por esa adolescente. Nunca se atrevió a decir nada, me imagino que por respeto a los señores”, explicó el hermano.

Incluso, solo días antes del crimen, el exsuegro le pidió que lo acompañara a comprar un vehículo, con el dinero que la hija le envió desde el exterior.

Cuando Casique fue informado de la denuncia por presunta violación, acudió de inmediato a la estación policial –relató el hermano-, pues no tenía nada que temer.

“Él era un chamo muy centrado en su vida y nunca presentó problemas de ningún tipo. En este sentido, fue víctima de todo lo que le sucedió, por una mentira de una niña que se obsesionó con él y no midió las consecuencias de esa mentira”.

“Hasta el momento, tenemos conocimiento de que todas las pruebas, valoraciones y diferentes experticias practicadas (…) son positivas, en beneficio de nosotros. Mi hermano fue asesinado de una manera brutal, hecho que se originó por una mentira, por un capricho adolescente”, dijo en su relato. (MB)

- Advertisment -
Encartado Publicitario