miércoles 29 junio, 2022
InicioSucesosImputarán a sujeto que atacó a estudiante de Comunicación

Imputarán a sujeto que atacó a estudiante de Comunicación

3.546 views

Hay consternación y rabia contenida, además de una serie de interrogantes sobre qué esta pasando con los venezolanos que, sin medir consecuencias, dan rienda suelta a instintos perversos y criminales, de un momento a otro, convirtiendo a personas aparentemente honorables y respetables en criminales de la más baja calaña. Lo ocurrido con la joven Ingrid Gómez, estudiante de Comunicación Social, es muestra de una especie de espiral violenta que se vive en diferentes partes del país, sin establecer diferencias ni mostrar compasión por mujeres, niños y ancianos.

José Luis Da Silva, el agresor, permanece detenido en el Cicpc, a órdenes de la Fiscalía.

Venezuela está dolida por todas estas cosas violentas ocurridas en estos días y que no dejan de aterrar. El naufragio de Güiria, con más de una veintena de personas fallecidas; el caso del diputado electo en Miranda, que fuera de toda sindéresis, pistola en mano, atemoriza a dos mujeres en un centro comercial, además de una cadena de homicidios y agresiones que a diario son reseñados por la prensa de sucesos, son hechos ocurridos en circunstancias que hasta resulta difícil creer.

Ingrid Gómez, estudiante de Comunicación Social, fue brutalmente atacada por su exnovio, José Luis Da Silva, de 21 años de edad, en un hecho ocurrido en el kilómetro 12 de la carretera de El Junquito y que fue presenciado por numerosas personas, incluyendo a las mismas autoridades, que se la vieron difícil para evitar que un femicidio fuera consumado.

Los hechos fueron conocidos a través de las redes sociales, el pasado lunes 14 de diciembre, en horas de la noche, cuando se da cuenta que la joven salió a comprar unas medicinas para su progenitora en una farmacia de 24 horas ubicada cerca de su casa. Como no contaba con vehículo para proseguir la búsqueda, aceptó una oferta de su exnovio Da Silva, quien se ofreció a trasladarla. El hombre la buscó y la llevó hacia algunas farmacias. Recuerda que en un tiempo ella perdió la conciencia y no sabe por cuánto tiempo permaneció dormida.

Al despertar, la joven se percató que estaban en las afueras de Caracas, en la carretera hacia El Junquito, donde tiene residencia el sujeto, y al preguntar qué hacían tan lejos, el sujeto le respondió: «Si tú no estás conmigo, nos matamos los dos», y aceleró el carro. En ese momento comenzó a sonar el teléfono de la joven. Era una llamada de su mamá, quien, extrañada porque no había regresado, trataba de saber lo que estaba ocurriendo. El hombre le impidió que contestar el teléfono y la amenazó, diciéndole que si respondía desbarrancaría el carro con ambos dentro.

A pesar de que la estudiante intentaba calmar al enloquecido sujeto, las cosas se complicaban más por un comportamiento cada vez más violento. Al llegar al kilómetro 12 de El Junquito, la mujer vio una oportunidad de salvación, pues se encontraban en las inmediaciones de un módulo de la Guardia Nacional Bolivariana. Sin pensarlo dos veces, abrió la puerta y saltó desde el vehículo en movimiento para pedir ayuda, pero el hombre, en una rápida reacción, la agarró por el cabello y la arrastró por el pavimento, durante varios metros. Por fin, detuvo la camioneta y bajó de ella con una botella en mano y la rompió contra el suelo.

Ante el estupor de las personas que observaban el terrible episodio, el hombre se acercó a Ingrid, en plena carretera, y la apuñaló en el cuello. Luego la atacó a golpes, según lo señalaron familiares y amigos de la joven estudiante.

Los efectivos de la GNB corrieron al sitio para detener la agresión y rescatar a la joven, ya gravemente herida. Debieron luchar contra el individuo, ya que el enardecido hombre también atacó a los militares, hasta el punto de que uno de ellos debió golpearlo en la cabeza con su pistola que lograr rescatar a Ingrid y detener a José Luis, quien debió ser sometido mediante el uso de la fuerza.

Este brutal caso está bajo investigación por parte del Cicpc y el Ministerio Público. Da Silva sería imputado por los delitos de intento frustrado de femicidio y secuestro.

Familiares de Ingrid Gómez, de 20 años de edad, manifestaron que ella permanece en una unidad de terapia intensiva, donde convalece de las lesiones que sufrió al ser golpeada y apuñalada en el cuello por su exnovio de 21 años.

Ella les contó que aceptó “la cola” de su exnovio porque nunca llegó a esperar una reacción tan violenta de parte de José Luis Da Silva Fernández (21), quien ese día se encontraba en Caracas, pues él reside en El Junquito. Ingrid necesitaba ir a Farmatodo y su agresor ofreció llevarla. Explicaron que, ya dentro del vehículo y transcurridos varios minutos, la muchacha comenzó a sentirse cansada, no podía mover piernas ni brazos, y perdía la conciencia por segundos. “Si tú no estás conmigo, nos matamos los dos”, fue lo que le dijo José Luis, ante la confusión de la joven por su malestar.

Allegados a Ingrid explicaron que el agresor se desvió por la vía que conduce a El Junquito y cuando Ingrid vio un módulo policial se lanzó del auto en marcha para pedir auxilio, pero su exnovio la sostuvo por el cabello, mientras, con la otra mano, seguía conduciendo; la arrastró varios metros, ocasionándole quemaduras y heridas en todo el cuerpo. Al tiempo que los funcionarios corrían a socorrer a Ingrid, José Luis se bajó del carro con una botella en la mano, la partió y la apuñaló en el cuello. También agredió a los funcionarios, que lograron neutralizarlo.

Armando Hernández

- Advertisment -
Encartado Publicitario