Irregulares asesinaron a balazos a mototaxista y a un taxista en Ureña

9739
Tanto el mototaxista como el taxista fueron acribillados mientras trabajaban.

En lo que se ha manejado preliminarmente como una  posible represalia contra  los gremios de mototaxistas y de taxistas que operan en los municipios de frontera, que no sólo se estarían negando a  pagar “vacuna” a un grupo irregular –aparentemente guerrilla- a cambio  de dejarlos  trabajar  y también por resistirse a acatar nuevas condiciones laborales impuestas por éste, un mototaxista y un taxista fueron asesinados entre el viernes y el sábado, en Ureña.

En el primer hecho, el viernes a las 3:30 de la  tarde,  Faustino Villamizar, de 47 años, fue acribillado  por un sujeto que instantes previos, le solicitó una carrera.

Villamizar fue asesinado  de al menos doce balazos, según las conchas de bala que quedaron en el sitio,  en  plena vía publica de la calle 03 del barrio San Isidro, Ureña.

De  acuerdo a información colectada  por las autoridades, una de las imposiciones del  grupo que está extorsionando a los mototaxistas,  no podrán utilizar el chaleco que los identifica como tal, ni trabajar, hasta tanto no paguen la vacuna.

Es por ello que, pese a que Villamizar efectivamente no portaba chaleco cuando  el sujeto le solicitó la “carrera”,  no habría acatado la “orden” de no trabajar, al aceptar llevar al pasajero desconocido, que luego de dispararle  abandonó  el lugar, caminando sin prisa.

El mototaxista fue asesinado muy cerca de su casa, y hasta donde se indagó, no tenía problemas personas de ninguna índole que  diera  cabida a un móvil distinto al que se maneja.

El segundo homicidio en esta misma población fronteriza,  tuvo lugar hacia las 8 de la mañana del sábado, también en la vía pública de la calle 01, sector 06 del barrio La Integración.

Allí  fue asesinado de al menos siete balazos, el taxista Fabián Mauricio Uribe Gómez,  de 44 años de edad.

El cadáver del profesional del volante fue hallado dentro de su propio vehículo; sin embargo, no  se conocieron  detalles  del crimen.

Se habla también  de otro taxista o mototaxista, no se especificó, que habría sido asesinado el sábado, luego de que se lo llevaran por la fuerza, pero  hasta  el momento no se ha confirmado.

En horas de la noche se dijo que los irregulares  ordenaron una especie de “toque de queda”, puesto que se suponía que tenían  previsto realizar el “cambio de mando” en esa población fronteriza.

Miriam Bustos

 

Otros homicidios

La ola violenta  y sangrienta en Táchira no sólo se limitó a Ureña, por cuanto el sábado en la noche, el joven de 19 años, Hernán Jesús Martínez Becerra,  fue asesinado  en la urbanización Los Morochitos, frente a la Plaza José Félix Rivas, de El Piñal, en el municipio Fernández  Feo.

El muchacho fue perseguido, a pie,  por dos sujetos  desconocidos que cuando tuvieron la oportunidad, le  dispararon, a mansalva.

Mientras que en el municipio  Ayacucho, cerca de las 11 de la noche del mismo sábado,  el cadáver del adolescente de 17 años, Henry Castañeda, fue localizado en la calle 5 entre  carreras 13 y 14 de San Juan de Colon.

El jovencito estaba atado de pies y manos, y les apreciaron varios impactos de bala en diferentes partes.

Poco antes, unos sujetos lo sacaron de su casa, por la fuerza, lo montaron a una camioneta negra, escoltada  por dos motorizados,  y huyeron con rumbo  desconocido. (MB)

 

En un trocha de San Antonio hallaron cadáver de otro mototaxista

El cadáver abaleado  de otro mototaxista. fue localizado este domingo en una trocha de Palotal, San Antonio del Táchira, en el municipio Bolívar. 

Se desconoce si Alexander Martínez, de 31 años, como fue identificada la víctima,  era el mototaxista que se comentó el sábado en Ureña, había sido llevado por la fuerza por varios hombres armados y se encontraba desaparecido, o sí se trató de otro homicidio relacionado con presuntas retaliaciones, que por negarse a aceptar  nuevas e ilegales imposiciones trabajo, tendría un grupo subversivo contra los taxistas y mototaxistas de Ureña y San Antonio. 

El hecho es que el cadáver del trabajador motorizado que laboraba para la línea Cooperativa Palotal, fue localizado a las 11 de la mañana en la mencionada trocha fronteriza. A Martínez le apreciaron varios tiros en el rostro. 

Hasta el lugar del hallazgo se dirigieron, en primera instancia, funcionarios de Politáchira que resguardaron la escena, y  más tarde, una comisión del Cicpc-San Antonio que se encargó del levantamiento y traslado del cuerpo a la morgue del Hospital Central de San Cristóbal, para seguidamente dar inicio a las investigaciones correspondientes.

(MB)