jueves 13 agosto, 2020
Inicio Sucesos Lo mataron a tiros en una trocha binacional

Lo mataron a tiros en una trocha binacional

3.546 views

Otro venezolano fue plagiado en Ureña por varios sujetos armados, para día después asesinarlo en una trocha binacional.

De acuerdo al diario La Opinión, a José Jeferson Villamizar Rozo, de 31 años, se lo llevaron unos hombres armados, a unos metros de su casa, en el municipio Pedro María Ureña, y tres días después hallaron su cadáver, golpeado y abaleado en la cabeza, en una trocha del barrio San Gerardo, en Cúcuta, en las inmediaciones del sector El Cerrito.

De acuerdo con los testigos, el viernes al mediodía, cuando Villamizar estaba conversando con un vecino de su cuadra, en el barrio Cementerio, Ureña, se aproximó un vehículo beige con varios hombres a bordo, que descendieron y, por la fuerza, lo hicieron subir al carro.

Villamizar fue golpeado con la cacha de un arma de fuego cuando intentó oponer resistencia.

“El carro no tenía placas. Lograron subirlo, a pesar de la resistencia que él puso, pero a unos metros siguió forcejeando y alcanzó a abrir una puerta trasera. Ahí fue cuando se le cayó la gorra roja playera que tenía puesta”, contó un testigo.

A pesar de lo ocurrido, el silencio reinó en esa calle. Una hora después, los familiares de Villamizar encontraron su gorra, colgada en un árbol. De inmediato, las preguntas y la angustia por el paradero del hombre empezaron a surgir, pero no había respuestas, reseñó el diario colombiano.

“La gente tiene miedo. Son varias las personas que se han llevado así, de esa manera. La familia, luego de tanto preguntar, se enteró y empezaron a buscarlo en las trochas, pero allá tampoco daban razón”, dijo el testigo.

La trágica noticia llegó la tarde del lunes, cuando una allegada les avisó que las autoridades colombianas habían levantado el cuerpo de un hombre y que, por la vestimenta, era Villamizar. Los familiares cruzaron una trocha y cuando llegaron a las instalaciones de la Fiscalía en Cúcuta, confirmaron sus temores.

Villamizar Rozo tenía un corazón tatuado en el brazo derecho; vestía una camiseta negra, una bermuda gris y ese viernes, cuando se lo llevaron, portaba las sandalias de su mamá.

Sobre Villamizar Rozo se conoció que era soltero y sin hijos. Trabajaba junto a su familia en una venta de comida en Ureña.

Cabe recordar que el pasado miércoles, en la trocha La Carbonera, también apareció muerto Rafael Enrique Buelvas García, de 20 años, quien también se encontraba en Ureña, cuando fue llevado por la fuerza, en una moto, el lunes 22 de junio.

Miriam Bustos

- Advertisment -