viernes 18 junio, 2021
InicioSucesosLocalizan restos del venezolano desaparecido desde julio en La Parada

Localizan restos del venezolano desaparecido desde julio en La Parada

11.210 views

Este fin de semana, familiares del anzoatiguense Aníbal Germán Guardián Núñez, de 36 años, quien se hallaba desaparecido desde el 28 de julio, reconocieron la vestimenta y prendas que usaba ese día, tras el hallazgo de sus restos en un terreno baldío del barrio San Isidro, en Cúcuta, Colombia.
El hallazgo de la osamenta la hicieron las autoridades colombianas el 21 de noviembre, y posteriormente fueron trasladados a Bucaramanga para reconfirmar la identidad, a través del ADN, pese a que, parientes residenciados en Colombia –como ya se dijo- reconocieron todas sus prendas, las cuales se hallaban esparcidas alrededor de los restos.
El venezolano habría sido asesinado a tiros en la cabeza y tórax; se estima que fue posiblemente el mismo día o a las pocas horas que desapareció, de acuerdo al avanzado estado de descomposición, pero la data de muerte será determinada con certeza durante el trabajo antropológico a realizar.
Guardián Núñez desapareció, en extrañas circunstancias, y tras el hallazgo de sus restos, el caso se ha vuelto más misterioso aún, de acuerdo a algunos elementos revelados por un familiar, a este rotativo.
Se había informado sobre la desaparición, que ocurrió mientras en compañía de su pareja, estaban en La Parada, haciendo mercado. Él y su novia –tachirense- tenían algunos meses de relación y vivían en el municipio Lobatera.
Tras la desaparición, ella habría dicho que se encontraban en La Parada, y que él la dejó sola, para irse con cuatro amigos en un vehículo. Que le reclamó que la dejara sola, y que uno de los amigos le había dicho que a donde iban, no podían llevar mujeres. Y que Aníbal, lo único que le respondió, fue que regresaría pronto, que iban para el barrio San Isidro.
Pero con el transcurrir de los días, cambió de versión, asegurando que, al llegar a La Parada, Aníbal llamó por teléfono a dos personas, que luego tomó un taxi, le dijo que lo esperara allí, que iría a hacer una “vuelta” en el barrio San Isidro, pero que regresaría rápido, dejándole a ella su teléfono celular.
En este punto, los seres queridos de la víctima consideran sospechoso el cambio de versión; el que Aníbal le haya dejado su teléfono celular; que pasaron los días y ella no le comunicó a la familia su desaparición y tampoco la denunciara ante las autoridades colombianas, pero sobre todo, que después de insistirle que regresara a Colombia para formalizar la denuncia y atestiguara lo ocurrido, pues ella fue la última persona que lo vio con vida, ella se negó, dejó de atender las llamadas, y ahora sus familiares dicen que falleció, sin dar ninguna explicación adicional, aunque amigos de Aníbal, dicen haberla visto, viva, recientemente, en el centro de San Cristóbal.
No fue sino días después de la desaparición, que ella contactó con un amigo de Aníbal, y le contó lo que pasó. Que se cansó de esperar, y regresó al Táchira 4 días después, sin siquiera avisarle a los familiares, teniendo en el directorio del celular de él, todos sus números de contacto.
Lo que la familia espera es que se investigue a fondo, presumen que la novia podría estar ocultando algo, y que, por tratarse de una persona de interés en el caso, que el Cicpc se incorpore a la averiguación, para esclarecerlo, sobre todo si como aseguran, ella está tratando de evadir su responsabilidad, haciéndose pasar por muerta. (Miriam Bustos)

- Advertisment -