Sucesos

Nelson iba a un torneo de dominó en Colombia y desapareció al llegar a San Cristóbal

5 de junio de 2024

7.772 vistas

La incertidumbre se apoderó de la familia Gutiérrez en 2016. Nelson José, de 43 años de edad, jugador de dominó, se subió a un autobús expreso en Los Teques para llegar a San Cristóbal y luego viajar a un torneo en Colombia. Pero al llegar a la capital tachirense, desapareció. Su familia no ha parado de buscarlo

Jhoana Suárez

Nelson José Gutiérrez, oriundo de Los Teques, estado Miranda, es un extraordinario jugador de dominó. Habría recorrido varios estados del país y algunos países del mundo, destacándose como uno de los mejores. Pero el 3 de diciembre de 2016, cuando viajaba a San Cristóbal para participar en un torneo en Colombia, desapareció.

Con 43 años de edad, Nelson acostumbraba a viajar para participar en torneos de dominó. Su residencia la tenía en Punto Fijo, estado Falcón, donde vivía con sus dos hijos. Constantemente, visitaba a su madre, Isabel, quien vivía en Los Teques, donde compraba mercancía para luego comercializarla.

Isabel Gutiérrez, su madre, recuerda aquel 3 de diciembre de 2016 como si fuera ayer. Tomó un expreso para viajar a San Cristóbal, donde se encontraría con su pareja de juego: «Cuando llegó a San Cristóbal me escribió y me dijo: ‘Mamá, llegué, todo bien gracias a Dios’. Yo le dije: ‘Qué bueno, hijo, Dios te bendiga, nos estamos viendo, me estas informando cómo te va’. Y desde esa conversación hasta el día de hoy, no sé nada de él».

Isabel señaló que desde que perdieron contacto con Nelson, iniciaron la búsqueda. Llenaron cada rincón de Colombia con afiches de él, las embajadas les ayudaron con la difusión de la información, porque lo conocían debido a sus constantes viajes. Al momento de su desaparición, Nelson no cargaba ni pasaporte ni visa porque los había dejado en un taxi, cuando llegó de su último viaje a Las Vegas.

«Mi hija estuvo investigando con el apoyo de algunos organismos de seguridad y determinaron que la última conversación que se hizo desde su teléfono fue desde la vía hacia La Grita. Desde ese momento, no tuvimos más pistas, se desapareció y nadie nos supo decir nada de él», agregó.

Sin pistas

El compañero de Nelson, con quien se habría encontrado en San Cristóbal, también desapareció. Aunque Isabel mantuvo contacto con la familia del joven, al pasar el tiempo perdieron la comunicación. Sin embargo, lo último que supo es que esa familia también estaba buscando desesperadamente al muchacho, quien desapareció en las mismas circunstancias que Nelson.

«Colocamos la denuncia aquí en Venezuela, pero no he tenido respuesta de nada. Conversaba con un detective, pero este me pedía dinero para realizar las investigaciones, y cuando dejé de darle dinero, dejó de investigar y no supe nada más. Nunca hubo nada que decir sobre el caso de mi hijo. En Colombia también me recibieron la denuncia, buscamos en todas partes, pero tampoco hubo avances», contó Isabel.

Tras la desaparición de Nelson, surgieron algunas llamadas, todas ellas falsas: «Nos dijeron que estaba en una cárcel en Colombia, fuimos hasta allá y era mentira, y así fue con todo lo que nos dijeron; la gente se aprovecha de la desesperación de una familia para hacer de las suyas».

Mencionó que ninguna de las personas que debía tener contacto con él en San Cristóbal o Colombia, supo algo. Incluso, a veces cree, confesó Isabel, que ese supuesto torneo en Colombia fue una trampa de alguien para hacerle daño a Nelson: «Él no tenía enemigos, pero quién sabe si por el juego quisieron hacerle daño, alguien nos dijo alguna vez que lo único malo que tenía mi hijo es que era muy hábil en el dominó».

Búsqueda incesante

Actualmente, la familia Gutiérrez continúa buscando a Nelson. Una de sus hermanas se encuentra haciendo las gestiones en la Embajada en Colombia, a fin de que Nelson pueda ser buscado como debe ser, al igual que los centenares de venezolanos que están desaparecidos en frontera.

Para Isabel, su vida es muy difícil. A pesar de que sus hijos se fueron al exterior, ella se ha negado a marcharse porque tiene un pendiente en el país, y es su hijo Nelson:

«Yo sé que mi hijo está con vida, yo no he visto su cuerpo, sé que está vivo. Le pido a Dios que me guíe, que me revele en un sueño cómo puedo hallar a mi hijo. Y le pido a las autoridades que me ayuden. Es muy duro tener a ser querido desaparecido, vives con la incertidumbre, es muy duro, muy triste».

¡Quieres recibir el periódico en la puerta de tu negocio!

1 Mes

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 5% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post 1 historia

Mensual
54.000 Cop

Pago único

Suscribirse

3 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 10% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
51.300 Cop

Pago único

Suscribirse

6 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 20% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    2 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
48.600 Cop

Pago único

Suscribirse