miércoles 17 agosto, 2022
InicioSucesosNúmero no conocido de muertos en intento de atraco a un banco...

Número no conocido de muertos en intento de atraco a un banco y balacera en Tibú

5.939 views

Armando Hernández

Una camioneta Ford, modelo Eddie Bauer, con placas del estado Táchira parece ser clave en la investigación de un hecho armado ocurrido en la población de Tibú, Departamento Norte de Santander, límites con Venezuela, donde en medio de un fuerte enfrentamiento armado entre supuestos disidentes de la FARC y la policía fue frustrado un asalto, que estaba en progreso, a una entidad bancaria y que habría dejado un número no determinado de víctimas, entre ellos varios fallecidos, cuyos cuerpos fueron llevados por sus compañeros al desplazarse hasta territorio venezolano, en busca de zona de alivio .

Los hechos ocurrieron en horas de la noche del pasado lunes, cuando hombres armados ingresaron a la casa de una trabajadora del Banco Agrario de Colombia, en Tibú, donde secuestraron a la familia y se llevaron a la funcionaria hasta la agencia bancaria con el propósito de obligarla a abrir la bóveda donde se encontraba una fuerte suma de dinero.

Secuestro e intento de robo

De acuerdo a la versión suministrada por las autoridades, los hechos se iniciaron en el barrio Los Pinos, en Tibú, donde varios hombres que portaban armas de fuego y se identificaron como miembros disidentes del Frente 33 de Las Frac, irrumpieron en la vivienda de una empleada del Banco Agrario, a quien sometieron junto a su familia. Le dijeron a la mujer que debía trasladarse con ellos hasta la agencia bancaria, por cuanto sabía que estaba en capacidad de abrir la bóveda, donde estaban guardados varios millones de pesos.

Los hombres se desplazaban en una camioneta Ford, color azul, identificada con placas venezolanas AB103US, del estado Táchira, y al menos dos motocicletas, que no pasaron desapercibidas para la comunidad, que con lujos de detalles pasaron la información a la policía, inclusive informando que cuando fueron vistos pasar raudos por las calles del barrio Los Piños, eran las 8 y 40 de la noche.

La policía conformó un escuadrón de alto poder ofensivo, compuesto por funcionarios altamente especializados en combate, entre los cuales se encontraban integrantes del Grupo de Operaciones Especiales (Goes) y el Escuadrón Móvil de Carabineros (Encara) que comenzaron a buscar la camioneta y los motorizados por distintos lugares del pueblo, hasta que llegaron a la zona donde está la agencia bancaria. Allí observaron movimientos extraños por parte de sujetos desconocidos que se mantenían en el área. Sigilosamente se acercaron al banco y fue en ese momento que los disidentes de la Farc los vieron y se originó un nutrido intercambio de disparos

Muertos y heridos

El tiroteo fue fuerte y se prolongó por espacio de varios minutos hasta que los asaltantes pudieron abordar la camioneta y las motocicletas para escapar. Tomaron rumbo a la frontera, en tanto que en el sitio quedó un hombre tendido en el pavimento, con heridas de bala. La empleada fue abandonada en la entidad bancaria, sana y salva. Cuando la policía ingresó al local la encontraron amarrada de pies y manos, según comentó un vocero policial. La policía de Tibú llegó al banco antes de que pudieran abrir la bóveda, logrando frustrar el robo de una fuerte suma de dinero que había en su interior.

Durante el rastreo, se encontraron numerosos rastros de sangre, lo cual era un indicativo que entre los hombres que huyeron, varios habían resultado heridos durante el intercambio de bala. Así mismo lograron la captura de uno los supuestos asaltantes, quien era el encargado de conducir una de las motocicletas.

En el sitio fue encontrado un teléfono celular que contenía todos los detalles de la operación, incluyendo el asalto inicial a la casa de la empleada bancaria.

Encuentran la camioneta

La búsqueda se extendió hasta el barrio La Esperanza, donde los vecinos reportaron que una camioneta con placas venezolanas había sido abandonada, y que, en su interior, en el puesto del copiloto se encontraba el cadáver de un hombre.

También había un celular con información que vincularían al detenido con el secuestro de la familia de la funcionaria y de la intención de robar el dinero del banco.

Eran las cinco y media de la mañana cuando recibieron en la policía, pero por razones de seguridad se abstuvieron de acudir inmediatamente al lugar. Se procedió a activar una unidad del ejército que se hizo presente a las ocho, y tras asegurar la zona, permitió que los gendarmes ingresaran al área. En efecto, allí estaba la camioneta, destrozada por múltiples impactos de bala, pero el cadáver reportado por los vecinos había desaparecido. Se supo, que pasadas las seis de la mañana, varios hombres armados se habían presentado y se llevaron al hombre muerto a bordo de otro vehículo. La guerrilla tiene como modo de operar llevarse los cuerpos de seis compañeros muertos en combate, se explicó.

En el interior de la camioneta se encontraron numerosos rastros de sangre. Todos los asientos estaban manchados, por lo que se cree que varios de los hombres se encuentran heridos. Sobre el sujeto fallecido, existen videos de cámaras de seguridad y fotografías que los lugareños tomaron con sus teléfonos celulares, donde se le ve en el puesto del copiloto.

El coronel Carlos Martínez, comandante de la Policía de Norte de Santander, aseguró que, las informaciones de inteligencia dan cuenta sobre dos hombres muertos, que fueron llevados por sus compañeras, y que al menos otros dos se encuentran heridos.

Justifico la tardanza de las comisiones en llegar hasta el lugar donde fue abandonada la camioneta, debido a que los guerrilleros habían preparado una emboscada.

La zona donde ocurrieron los hechos limita por el lado venezolano con la zona sur del Lago de Maracaibo y está próxima a territorio tachirense, por lo que no se descarta que los disidentes de la FARC hayan cruzado la línea limítrofe, buscando alivio y tomando distancia con las autoridades de su país. La camioneta de matrícula venezolana, concretamente del estado Táchira, parece ser clave para la investigación. Se ha solicitado a las autoridades de nuestro país detalles sobre la situación judicial y datos, particularmente la identidad y nacionalidad de la persona que en documentos aparece como propietaria.

- Advertisment -
Encartado Publicitario