Por cometer un robo en Santa Ana fue golpeado y amarrado a un poste

13451

Un hombre de 24 años de edad que fue sorprendido robando en una  casa del sector Malacate, en  Santa Ana del Táchira, municipio Córdoba,  fue golpeado por los vecinos, atado a un poste y luego entregado a funcionarios de Politáchira.

El hecho  tuvo lugar este domingo al mediodía en la casa marcada con el número 1-45 de la vía principal de Malacate, donde  el ahora detenido, había logrado hacer un hueco en la pared y por ahí, ya había sustraído pertenencias de la familia que allí vive  pero  que para el momento no se encontraba.

Politáchira tuvo  conocimiento de  lo que estaba  pasando cuando alguien  se acercó hasta ese centro de coordinación policial y les avisó a los funcionarios sobre la situación; por lo que en el acto se conformaron en comisión y se dirigieron hasta el lugar, a  fin de preservar la vida del hombre, como lo dicta la ley.

Al llegar al sitio, los  policías  constataron la información. Observaron que los vecinos ya tenían a un ciudadano amarrado a un poste de luz.

Al trasladarlo a la sede policial los identificaron  como  Edicson C., de 24 años; quien  presentaba hematomas en el brazo izquierdo y escoriaciones en la espalda.

Como evidencia  de interés criminalística, le incautaron  una piscina plástica;  un edredón de cama; ropa infantil;  ropa de dama y también ropa de  caballero, lo que había alcanzado a sustraer  de la vivienda, y que ahora  se encuentra, al igual que el detenido, a órdenes se Fiscalía de Flagrancia  del Ministerio Público.

Otro procedimiento  del que tuvo participación Politáchira, se registró  en horas de la tarde  del domingo en el  Terminal  de Pasajeros  de La Concordia, cuando una dama identificada  como Ana Sánchez, residenciada cerca de nuestro principal puerto terrestre, falleció en esas instalaciones.

Aunque se presume  que  la  muerte de Sánchez obedeció a un factor natural,  un posible paro cardíaco, el Cicpc se encargó del levantamiento y traslado de su cadáver hasta la  morgue del Hospital Central de San Cristóbal para la necropsia de ley.

Miriam Bustos