Se hacía pasar por efectivo del Conas para surtir combustible en las bombas

6600
La “viveza” del joven mecánico lo mantiene ahora tras las rejas.

Un mecánico de 28 años de edad que, vistiendo una chaqueta con el emblema del Conas, pretendía hacerse pasar como funcionario de ese organismo para surtir de combustible en una estación de servicio de La Ermita, fue aprehendido por verdaderos efectivos de esa unidad militar, que luego lo dejaron a disposición del Ministerio Público.

Jonathan A., mecánico de vehículos, de 28 años de edad, residenciado en la vía a Capacho, como quedó identificado el infractor, fue detenido en flagrancia este miércoles, al mediodía, luego de que el Gaes 21-Táchira, adscrito al Conas,  fuera advertido mediante una llamada telefónica de que el supuesto funcionario pretendía surtir de combustible su moto, ignorando la larga  cola de usuarios que por horas esperaban sus respetivos turnos.

Además de la mencionada pretensión de privilegio, supuestamente el hombre amenazaba a  quienes le reclamaban el abuso con proceder legalmente contra ellos, por no permitirle, como “efectivo militar”, que abasteciera de combustible la moto, una Bera, modelo BR200, negra, año 2012, placa AG9G28A.

Con esta información, se conformó una comisión del Gaes 21-Táchira que se trasladó al sitio y al llegar y ver al hombre ni siquiera lo reconoció como parte de esa unidad, y en medio de los aplausos de los usuarios se lo llevó preso.

Ya en el comando, una vez fue plenamente identificado y al ver que se había descubierto la farsa, Jonathan admitió el delito que había cometido: usurpación  de identidad y uso indebido de prendas militares.

Al preguntársele sobre la procedencia de la chaqueta alusiva al Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro -Conas-  de la Guardia Nacional Bolivariana,  este dio respuestas imprecisas, primero dijo que la había comprado -que en este caso, valga decir, sí existen tiendas de prendas militares que venden sin ningún tipo de control-.

Y luego dijo que se la regaló hace algún tiempo un militar, lo que podría estar relacionado a los trabajos que, como mecánico, Jonathan ha realizado a las unidades de un componente castrense de la entidad.

Como sea que haya adquirido la prenda militar, el joven mecánico quedó a órdenes  del Ministerio Público, junto con la evidencia que se le incautó, para que ante la justicia afronte su  “viveza”. (MB)