Ultimaron de dos tiros a un venezolano que trabajaba como mariachi en Colombia

10170

Richard Figueroa, un hombre de 41 años de edad, venezolano, llegó hace unos meses a la ciudad  colombiana de Soledad, huyendo de la crisis económica y social que atraviesa el país; quería conseguir empleo fijo y poder enviar dinero a sus familiares.

Un grupo de mariachis de Soledad lo acogió hace cuatro meses en su agrupación y todos los días, cantando en las noches, se ganaba el sustento suyo y el de sus parientes.

No obstante, la madrugada del domingo, varios delincuentes acabaron con su vida. Vivía en la carrera 1sur No. 41C-57, barrio Villa del Carmen.

“Yo siempre lo acercaba a una bomba que está en la avenida Las Torres y de ahí él se iba caminando hasta su casa. El domingo, ellos se quedaron tomando unas cervezas y a eso de las 4:00 de la madrugada, lo abordaron con el fin de robarle lo que se había ganado en una fiesta de 15 años, y él, supongo que por los tragos, puso resistencia y fue así como le dispararon”, señaló uno de los compañeros de la agrupación.

Figueroa recibió dos balazos, uno en la mano y otro en el pecho. De inmediato fue trasladado hasta una clínica, pero fue en vano el esfuerzo de los médicos.

Sus compañeros están preocupados, ya que el venezolano no tiene familiares en la ciudad y entre todos hacen una colecta para poder enviar sus restos mortales hasta Venezuela,  para que sus parientes puedan darle cristiana sepultura.

Richard trabajaba todas las noches y madrugadas para obtener los recursos que le permitieran su sustento y el de su familia.

De acuerdo con testigos el autor del homicidio sería  «Franklin Pegaso», quien está siendo buscado por la Policía.

La última canción que el mariachi venezolano interpretó fue “15 Primaveras”.

Miriam Bustos