domingo 24 octubre, 2021
InicioSucesosVenezolano que hirió a su pareja y cuñada falleció en centro de...

Venezolano que hirió a su pareja y cuñada falleció en centro de reclusión de Cúcuta

7.154 views

Un venezolano que hace una semana fue aprehendido y recluido en un centro de detención de Cúcuta, murió por supuestos problemas respiratorios, de acuerdo a lo que informaron a los policías los otros presos; sin embargo, existe la presunción de que fue asesinado a golpes.

Miguel Alfredo Landaeta Urbina, de 52 años de edad –según Caracol Radio- exfuncionario de la Guardia Nacional Bolivariana, quien residía con su pareja y la familia de ella, en la calle 13 con avenida 21, de Caño Limón, al norte de Cúcuta, en un aparente ataque de celos y furia, la mañana del miércoles, le disparó a ella, tras agredirla verbalmente, y también a una hermana de ésta. Ambas resultaron abaleadas en las piernas. El hombre portaba una escopeta y un revólver.

Familiares y vecinos del sector que escucharon dos tiros y los gritos de auxilio de las mujeres, llamaron a la Policía Metropolitana para que se apersonara en la casa, informó La Opinión.

Una patrulla que llegó al sitio y observó lo que pasaba dentro de la residencia, decidió pedir apoyo, pues los uniformados vieron que el hombre tenía dos armas de fuego, lo que significaba que los podría atacar y todos estaban en peligro.

Minutos más tarde una docena de policías arribaron al lugar y se las ingeniaron para capturarlo, luego de que uno de los uniformados sigilosamente llegó hasta una ventana de la habitación donde Miguel Landaeta tenía a su esposa y cuñada amenazadas y accionando su arma táser, le envió una descarga eléctrica, que permitió neutralizarlo parcialmente, pues su actitud se tornó aún más agresiva contra los policías.

Luego de ser presentado ante un juez, Miguel fue recluido temporalmente en el Centro de Atención Inmediata (CAI) del barrio Aeropuerto, por porte ilegal de armas y violencia intrafamiliar. Este domingo en la noche, cuando se realizaba el cambio de custodios y llamado a lista de los presos, el venezolano no respondió,

“Eran las 9:30 de la noche, cuando el policía encargado del CAI pronunció varias veces el nombre del extranjero y como no hubo respuesta, decidió asomarse y lo vio tendido en el suelo y sin signos vitales. De inmediato, se comunicó con sus superiores, quienes solicitaron la presencia de las unidades de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) y de la Secretaría de Salud”, reseñó textualmente el diario colombiano.

Este medio conoció –agregó- que ningún recluso quiso contar lo ocurrido dentro de la celda y solo se limitaron a decir que Landaeta tenía problemas de respiración.

El coronel José Luis Palomino, comandante de la Mecuc, aseguró que “Cuando se le hizo la inspección técnica al cadáver se pudo observar que tenía un morado en el pecho, eso nos indicaría que lo habrían golpeado. De pronto hubo un problema entre los detenidos y terminaron pegándole”, explicó el coronel, al asegurar que ordenó una investigación exhaustiva para saber si era cierto y, además, determinar quién sería el responsable de ese hecho. El coronel Palomino también le solicitó a la Secretaría de Salud una prueba de la COVID-19 para descartar o corroborar esta enfermedad. (MB)

- Advertisment -