lunes 6 julio, 2020
Inicio Tachirenses en el mundo Testimonios de Cuarentena: “Esta pandemia me ha hecho reflexionar sobre cómo interactuamos...

Testimonios de Cuarentena: “Esta pandemia me ha hecho reflexionar sobre cómo interactuamos con el silencio”

162 vistas

Freddy Omar Durán


Ante el contrabajista tachirense perteneciente a la Orquesta Sinfónica Provincial de Bahía Blanca, Alejandro Sepúlveda, la cuarentena en Argentina, el panorama se perfila confuso, tanto para este periodo de cuarentena como para lo que vaya a pasar a posteriori, en tanto no cabe duda que la cultura será uno de los sectores más afectados .

A este cuadro de incertidumbres se agrega la situación de su familia que en el Táchira, con sus excepciones sobre todo en cuanto a servicios públicos se refiere, se vive.

Pero ante todo esto, en convivencia con su esposa y sus dos hijos, más que la angustia, ha echado mano a su formación de músico, que trasciende el mero bagaje de conocimientos o destreza artística, tocando el carácter psicológico, hacia fortalezas interiores como la armonía  y la autodisciplina.

–Hay una preocupación por lo cultural –afirma Sepúlveda– porque no sabemos cuándo va a haber reincorporación a la orquesta, y hoy en día el presupuesto nacional está enfocado en salud. Algunos músicos nos hemos organizado para realizar videos, como para mantener el contacto con el público. Estas situaciones nos demuestran que  no hay políticas culturales en ninguna parte del mundo para dar respuesta ante contingencias de calamidades de este tipo.

Música en casa

Pero antes que parar, Alejandro Sepúlveda, ha seguido con sus ensayos en su apartamento, consciente de  las alteraciones que esto causa al entorno habitacional, y a quienes comparte con el su confinamiento

— Con las limitaciones de estar en un apartamento, -agrega- y con dos hijos he practicado mucho, esto me permite la física de los músculos bien activa; si me detengo corro el riesgo de que ellos se atrofien. En estos momentos estoy repasando un repertorio musical del instrumento, y estoy especialmente interesado en la suite número 3 de Bach. Nos acostamos tarde pero yo aprovecho despertarme más temprano para ensayar. Yo antes estudiaba en el teatro, y ahora lo debo hacer en mi hogar, y uno tiene que tomar consideración de que no se puede estar todo el tiempo tocando, porque eso puede incomodar mucho a quienes conmigo habitan y a mis vecinos de piso. Me la paso escuchando muchos conciertos por internet y también me interesan los documentales, sobre todo si tienen que ver con música–.

No ha abandonado la música

Tampoco ha abandonado las reflexiones que a partir de ellas pueda generar. –Esta cuarentena me ha hecho reflexionar mucho sobre el silencio, y como los seres humanos interactuamos con el. Eso me ha puesto a escribir —, expresa.

Ahora más que nunca las lecciones personales que le ha traído la música, siente pueden ser aplicadas en esta emergencia global e íntima a la vez. Para Sepúlveda organizar el hogar en situaciones como ésta,  es como montar una sinfonía, en la cual los instrumentos y sus respectivas partes deben colaborar para establecer una Gran Armonía.

–Nuestra profesión, nuestra forma de ser, nos ha permitido experimentar el espacio íntimo, con una bien ganada tranquilad; pero hay otras personas que no lo pueden llevar de esa manera, y tener cómo salir, y las limitaciones al respecto les pueden pasar factura. La estrategia es mantener la mente lo más distraída posible, concentrada y enfocada en algo: en mi caso me propuse como músico algunos objetivos, como  preparar un repertorio para después de esta cuarentena, pensando obviamente que esto es algo pasajero —, narra.

Dice que de esta manera  mantiene una rutina que ya la conservaba; pero que ha cambiado, porque ciertamente las horas de estudio no son las mismas, los espacios no son los mismos.

— Uno tiene cierta escuela como para no entrar en pánico, y eso me ha ayudado bastante.Aquí lo importante, que yo sin querer lo he hecho, es organizar unas rutinas semanales para que uno mismo no pueda estar tan expuesto, y en ese caso yo creo que ayuda mucho el orden en la casa, desde levantarse y tender la cama. Con respecto a lo que es el manejo del hogar, juega un rol muy importante la armonía, y el orden que uno pueda tener. Trato de mantener la casa lo más organizadamente posible, lo más limpia posible, y ese es el plan que me he propuesto acá. Al tema de la convivencia se le debe prestar especial cuidado en esta cuarentena –, precisa.

Cuidados extremos

Como padre de familia, la cuarentena la ha aprovechado para compartir con sus hijos, prestándoles especial ayuda en sus deberes escolares, ahora entregados por internet. De otra parte, se muestra relativamente satisfecho con la contención al COVID-19, asegurada en Argentina, y considera sus semejanzas con lo que se está desarrollando en Venezuela

–Los nenes son los que te ocupan mas tiempo, y te la pasas compartiendo con ellos más,  sobre todo ahora que tienen que ver sus clases on line. Las medidas son en Argentina son bastante exigentes; y creo yo que esto es para bien, porque hay que cuidar mucho a la gente. Se agota uno mucho; aunque creo que el gobierno lo ha manejado con los resultados esperados.  Ni la falta de internet, ni el desabastecimiento, o la falta de energía, o de combustible, no es tanto el problema acá, como en Venezuela, aquí lo que preocupa es las precauciones a tomar a la hora de hacer compras: te exigen usar el “barbijo” (tapaboca), tomar distancia en las colas. Uno trata de evitar las horas pico para realizar esos quehaceres, y me cuido cuando manipulo efectivo o tarjetas de pago. Con relación a mi país, ojala esta pandemia lo afecte lo menos posible, y que la población se esté cuidando lo suficiente.

- Advertisment -