sábado 15 mayo, 2021
InicioTachirenses en el mundoTestimonios de cuarentena: “Temo salir a la calle y exponerme al virus”

Testimonios de cuarentena: “Temo salir a la calle y exponerme al virus”

742 views

Freddy Omar Durán


De un país estable económica y socialmente, Chile se  convierte  en la gran incógnita para muchos venezolanos, a la que ha contribuido por supuesto la crisis mundial por el acelerado avance del COVID-19, que allá ha cobrado al menos 12 mil infectados.

A esa tierra prometedora, específicamente a su capital Santiago, llegó Eslendy Sánchez, psicóloga y licenciada en educación, quien esas mismas calles que la deslumbraron con un sinfín de novedades, hoy le inspira temores, teniendo en cuenta que es una asidua usuaria del transporte público.

Con grandes esfuerzos, y el brillo de sus impecables calificaciones en dos carreras,  ha logrado lo que no muchos venezolanos alcanzan, ejercer su profesión en el exterior. Con gran satisfacción participa en la formación de jóvenes chilenos pertenecientes a un colegio subvencionado por el Estado; pero esta alegría la ha ensombrecido los últimos acontecimientos.

–Como tal –sostuvo Sánchez– aquí no se ha hecho cuarentena general. Aquí se ha pasado de una región a otra región por un lapso de 14 días, pero el manejo que se ha hecho de la situación no ha sido el suficiente. Lo mejor que han hecho es suspender las clases; mientras los profesores van haciendo el material y subiéndolo a la página del colegio de diferentes maneras– expresó.

El año pasado como en una especie de deja vu, Eslendy vio como un conflicto social incendiaba las calles; e igualmente cómo a partir del mismo se ha sembrado una polarización entre quienes critican al Gobierno por no dar respuesta a la insatisfacción social, que dio origen a las protestas, y que hizo uso desmedido de la fuerza pública; y quienes responsabilizan la actuación entretelones de grupos de izquierda por avalar el caos, los saqueos y la destrucción innecesaria de unidades de transporte colectivo, más allá de las manifestaciones de descontento.

Lo cierto ha sido que estas crisis de octubre del año pasado, tuvo repercusiones en el aparato económico, y precisamente en pleno propósito de recuperarse de la misma de da la crisis por el peligroso avance global del Covid-19.

“En el 2018 –afirmó Sánchez- cuando llegué aquí se veía una economía bastante estable, y Santiago era una ciudad donde se podía crecer económicamente, y conocías venezolanos sentando las bases para progresar. Pero el mes de octubre, y comienza el estallido social, donde salieron a relucir discrepancias sobre la salud pública, entre otros temas”

Dilemas en la educación

Según el cronograma chileno, las clases se suspendieron apenas 15 días después de iniciarse el año escolar. A esta inédita y apretada circunstancia también debió adaptarse la economía, en la cual la forma del teletrabajo cobró auge

–Muchas empresas pequeñas deciden hacer teletrabajo, y por supuesto mucha gente que vive del negocio informal se afectó. Ahora los restaurantes están cerrados, y por eso han optado por atender pedidos a domicilio, y para eso se disponen de aplicaciones por el celular muy buenas. Por este motivo, muchos venezolanos, se han quedado sin empleo — narró.

Pero esta suspensión de clases –que al parecer de un momento a otro podría ser levantada- ha implicado exigirse la presencia de los profesores en los entes educativos en determinados días de la semana.

–Se establecieron los llamados turnos éticos, para que los profesores siempre estuvieran en los colegios y no los cerraran por completo. Uno a veces no entiende que si se está trabajando desde la casa, haciendo lo que hay que hacer, tengo que exponerme habiendo tantos casos en el mismo sector donde yo trabajo. Quieren que se vuelva a las clases presenciales  en colegios donde hayan menos de 600 niños, y esto lo ha criticado fuertemente el Sindicato de Maestros, que sugiere seguir las clases on line. Temo salir a la calle y exponerme al virus, –declaró.

Pero sus temores no se limitan a su entorno inmediato, y a una amenaza cuyas noticias se generan muy cerca de ella; en el Táchira tiene a sus padres, hermanos y sobrinos, a los cuales conmina a aprontarse con alimentos, y respetar la cuarentena, así como las precauciones sanitarias. No está segura de hasta qué punto su país, esté en capacidad para afrontar brotes como los ocurridos en España, EE.UU, China o Italia.

- Advertisment -