lunes 6 julio, 2020
Inicio Tecnología Falsas antenas de telecomunicaciones podrían estar vigilando llamadas telefónicas en Caracas

Falsas antenas de telecomunicaciones podrían estar vigilando llamadas telefónicas en Caracas

1.453 vistas

La organización South Lighthouse publicó recientemente su proyecto Fake Antenna Detection FADe (por sus siglas en inglés), el cual contiene un estudio que pone a prueba la metodología diseñada por SEAGLASS, de la Universidad de Washington – EE.UU., para detectar anomalías en la red de telefonía celular y encontrar dispositivos móviles de vigilancia capaces de interceptar comunicaciones telefónicas, conocidos como IMSI-Catchers. Este estudio incluye resultados en 3 ciudades de Latinoamérica: Caracas, Ciudad de México y La Paz; así como un monitoreo especial en la frontera colombo-venezolana. Se realizó un monitoreo continuo durante 90 días en el primer semestre del 2019, en donde se recopilaron más de dos millones de mediciones, a través de 21 pruebas que buscaron inconsistencias en un ecosistema de 6.331 antenas, resultando 87 sospechosas de ser potencialmente IMSI Catchers o antenas falsas.

Un IMSI-Catcher, Stingray o transceptor, es un equipo que opera en áreas geográficas acotadas y busca hacerse pasar por antenas celulares legales para que ciertos teléfonos celulares se conecten a él y así poder vigilar sus comunicaciones, especialmente llamadas telefónicas y mensajes de texto. Históricamente se ha observado el uso de estos dispositivos por parte de cuerpos policiales en el marco de investigaciones legales cuando se autorizan intervenciones telefónicas, también por parte de grupos irregulares para ejercer vigilancia sobre adversarios e incluso para determinar qué equipos celulares se encontraban en un área particular en el contexto de manifestaciones de calle.

Como se describe en la documentación del sitio web del proyecto, se usaron equipos celulares modificados que no interfieren con la red celular para capturar la información que las antenas celulares constantemente transmiten a todos los teléfonos en su área de cobertura. Esta información transmitida debería ser consistente en el tiempo y el espacio geográfico por cada proveedor de telefonía. Al analizar los datos recopilados se pueden encontrar antenas transmitiendo información extraña, inconsistente o muy diferente al resto de la red. Una de las conclusiones más resaltantes del proyecto es que resulta casi imposible determinar con certeza el uso de equipamiento de vigilancia haciéndose pasar por antenas celulares legítimas en las ciudades monitoreadas cuando en éstas la configuración de las antenas celulares es generalmente poco organizada, resultando en mayores dificultades al momento de detectar anomalías relevantes.

El equipo detrás de FADe Project detectó y marcó, a la fecha de publicación del proyecto, 33 antenas sospechosas, sólo en Caracas, con diversos tipos de anomalías que pueden ser producto de configuraciones defectuosas, usos desconocidos de ciertas configuraciones o la existencia de antenas falsas haciéndose pasar por las torres legítimas de telefonía con fines de vigilancia. Caracas es la ciudad analizada con más casos, y el centro de de la capital parece estar cubierto con ocho antenas falsas, siendo la antena con más irregularidades una situada en Plaza Venezuela. Cerca de estas antenas se encuentran redacciones de medios críticos, organizaciones de derechos humanos y son escenario de protestas contra el régimen. Por su parte, en las principales salidas por tierra de la capital, se detectaron potenciales antenas falsas, todas con las mismas inconsistencias. No sabemos quién podría estar controlando ésta red de antenas que tendrían la capacidad de conocer quién entra y sale de la ciudad, pero podemos señalar que dos de ellas parecen estar dentro de las instalaciones del Comando de la Guardia Nacional Bolivariana. Otra potencial antena falsa estaría en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar.

En el caso de la frontera colombo-venezolana la situación no es distinta, los tres puntos clave: el puente que conecta las principales ciudades a cada lado de la frontera; el centro de Cúcuta (Colombia) y el aeropuerto local; y la ruta hacia la frontera en Rubio y San Antonio del Táchira (Venezuela).

South Lighthouse es una organización fundada en 2019 orientada a diseñar, monitorear, controlar, consultar y capacitar proyectos de investigación y desarrollo de tecnologías al servicio de los derechos humanos, la seguridad y la privacidad a escala global.

- Advertisment -