Sindicatos de Amazon de 15 países se reúnen por primera vez en Berlín

85
Unos representantes de trabajadores de Amazon despliegan una pancarta con el mensaje "¡Somos humanos no robots!", el 29 de abril 2019 fernte a la sede de la Fundación Friedrich-Ebert en Berlín. AFP / John MacDougall

Tras cinco años de lucha aislada, representantes sindicales de Amazon de 15 países se reunieron el lunes en Berlín para coordinar su estrategia y acciones frente al gigante estadounidense, criticado desde hace tiempo por sus prácticas laborales.

Más de cincuenta delegados de Brasil, Egipto, Francia, Italia y Pakistán, entre otros países, organizan hasta el martes un encuentro a puertas cerradas para informarse sobre sus condiciones de trabajo en los centros de logística de Amazon, es decir los pasillos del imperio del comercio en línea.

«Nos damos cuenta de que no estamos solos. Tenemos las mismas dificultades en todas partes del mundo», estimó Christy Hoffmann, secretaria general del sindicato internacional UNI Global Union.

«Este intercambio de información sobre las diferentes normas, los ritmos impuestos en los otros países, nos permitirá negociar mejor en Polonia», dijo a la AFP, Alfred Bujara, miembro del sindicato Solidarnosc, en guerra contra los tiempos de trabajo «medidos en segundos».

Otros temas que centran la atención son la vigilancia de los empleados a través de cuestionados métodos de «tracking» (rastreo electrónico), la supresión de las pausas y los bajos salarios.

Los empleados de Amazon Logistics reclaman un mejor diálogo con su empleador.

Desde 2013, los sindicatos europeos de Amazon, que han tenido muchas dificultades para ser reconocidos por la dirección del grupo, se movilizan en jornadas cruciales para el grupo (PrimaDay, Black Friday) para retrasar el envío de paquetes y atraer la atención del público sobre sus condiciones de trabajo.

En 2018, la cólera aumentó con unas cincuenta huelgas organizadas por diferentes sindicatos en Europa y, algo poco habitual en la historia sindical reciente, interrupción del trabajo de manera simultánea en varios países. AFP