Noche de ronda

162

LOS MAESTROS de la cuarta república como que fracasaron al enseñar lo que significa la Democracia a los que actualmente nos dirigen, pues el cumplimiento de la misma dista tanto de su génesis, que trataremos de refrescar, aunque este sistema ya había sido desarrollado por Aristóteles en la Grecia de más de 300 años antes de Cristo, pero puesto en práctica a finales del siglo XVIII con la REVOLUCIÓN Francesa…..EN ESA OPORTUNIDAD, se produjo el Contrato Social sobre las bases de Libertad, Igualdad, Solidaridad, abanderadas por uno de sus más destacados líderes: Jean Jacques Rousseau….. “LA VOLUNTAD POPULAR, es decir el soberano, no es transferible: es o no es, pero no admite medianeros. Los delegados del pueblo son plenipotenciarios y no pueden adoptar ninguna resolución decisiva. Toda ley que no haya sido aceptada por el pueblo en su totalidad es nula. No se le puede llamar ley siquiera”, es la sentencia de Rousseau….PERO FUE EL  político y filósofo Joseph Sieyés, ya en el siglo XIX quien creó el “Tercer Estado” (cada cabeza, un voto) en donde señalaba: El principio de toda soberanía consiste por su propia esencia en la nación”; y se preguntaba: 1 ¿Qué es el Tercer Estado?, Todo. 2 ¿Qué ha sido hasta ahora? Nada. 3 ¿Qué exige? Ser algo…..A ESTAS BASES se suma el sociólogo Auguste Comte con su fórmula sobre los cimientos de la Democracia: El amor como principio; el Orden como base y el Progreso como meta. O como lo subrayaba Aristóteles: Un gobierno del pueblo y para el pueblo, y quien graficaba este pensamiento con la siguiente metáfora: “Una silla podrá ser más vieja o más nueva; más clara o más oscura; más grande o más pequeña; pero seguirá siendo lo que es: una silla”, haciendo parangón de lo que significa en el mundo el ejercicio de la una verdadera Democracia…..Y ASÍ COMO hasta ahora se respetan en todos los países sus respectivas cartas fundamentales o la Constitución de cada República como Contrato Social, que viene desde cuando las turbas francesas tomaron La Bastilla y liberaron a los presos que estaban en contra de la monarquía y la esclavitud, aquí deberíamos analizar fríamente los alcances de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela de 1999 que el pueblo refrendó por amplia mayoría y que ha sido considerada como el auténtico legado del expresidente Hugo Rafael Chávez Frías, quien incluso la declaró como “la mejor del mundo” y para mantenerse vigente hasta el próximo milenio, cosa que en la actualidad se pretende, apenas a 17 años de su aprobación, ya querer cambiarla, por más que se buscó blindarla con los artículos 333 y 350 de la Carta Magna.

…….

Y ESTO, es todo por hoy.

…….

MENTIRAS Universales:

“Uff… Terminé agotado de tanta clase magistral”.

……

DIOS los bendiga, ¿Saben?

VICTOR MATOS