¡130 almas por un trono!

1268

La Vuelta al Táchira en Bicicleta está más viva que nunca. La vigencia de la bien llamada Vuelta Gigante de América, se mantiene incólume, sin mancha alguna, como en sus mejores tiempos. Contra viento y marea, salvando obstáculos por doquier, el más peligroso, la ojeriza de quienes nunca han aceptado la calidad del Giro Andino, uno de los más importantes de América, hoy arranca con el mejor de los augurios.

Un universo de 130 almas, valientes ruteros venidos de otros lares, junto a los anfitriones venezolanos, todos como uno solo saldrán desde el primer pedalazo en busca de apetecido trono, sentarse en el pedestal que ahora ocupa el larense Pedro Gutiérrez, flamante campeón de la anterior edición.

Como ha sido norma desde el nacimiento del magno evento del pedal tachirense, otra vez los dirigentes, quienes tienen responsabilidades en la Asociación Tachirense de Ciclismo, ente rector encargado de organizar la carrera, con William Rodríguez a la cabeza en condición de presidente, han tenido que sudar la gota gorda para en estos momentos decirle a la afición regional: “Aquí está su Vuelta, contra viento y marea se pudo sacar adelante en su edición 54”.

Puede existir muchas ganas, amor, sentimiento y guapeza testicular por una causa, caso la Vuelta al Táchira, pero si no hay lo principal, el dinero, todo está perdido, muy difícil poner a andar la carrera, que es precisamente el calvario de cada año por parte de los directivos “atecistas”, que otra vez la edición 54 no fue la excepción.

La situación país, la crisis económica, política y social que ronda por doquier en la golpeada Venezuela, también afecta al deporte como es apenas lógico, y allí está inmiscuido el giro local, merced que depende del respaldo económico del ente gubernamental, caso específico el Ministerio del Deporte.

No puede ser la dirigencia, tampoco la afición, desagradecidos con el gobierno nacional, que desde hace varios años, cuando la emblemática carrera tachirense estaba en su peor momento, a punto de no seguir, hubo el auxilio económico y por consiguiente la competencia se mantuvo vigente.

Sin embargo, llegó el momento que los señores dirigentes de la ATC se coloquen la mano en el corazón y de una vez por todas autofinancien la carrera, emular lo que hacen las grandes carreras por etapas en el mundo, olvidarse ya del patrocinio de “papá gobierno” y hacer de la Vuelta al Táchira un evento de categoría en todos los aspectos, tanto en lo deportivo, qué lo tiene, pero sobre todo en lo económico, que ha sido precisamente el talón  de Aquiles de toda la vida.

¡Querer es poder!

Con esta frase como norte  y como lo ha declarado en más de una ocasión la dirigencia de la ATC, todo apunta a que el Giro Andino, tan pronto se termine el contrato con el Ministerio del Deporte, saldrá a la calle a tocar una y mil puertas en busca del patrocinio del ente privado, que la justa tachirense sea orgullo de verdad del más común de sus hijos en cualquier lugar del planeta donde se pronuncie: “Vuelta al Táchira en Bicicleta”.

Organización, prestigio, dirigentes, material humano a todos los niveles comenzando por los actores, quienes brindan el espectáculo, existe de sobra, solo basta ponerle el cascabel al gato, terminar con ese cáncer del sempiterno recurrir al ente público para sacar adelante la prueba e irse por la calle de en medio en busca de autofinanciar la Vuelta, con la seguridad que habrá el respaldo total de tirios y troyanos.

Partida en Concafé

A las diez de la mañana, frente a la Planta de Concafé en Bramón,  se dará la largada de la primera etapa, para de allí irse hasta Rubio, donde se celebrará un circuito por las principales calles y avenidas, un recorrido de 114,8 kilometros y final frente al Grupo Estado Sucre en la avenida “Leonardo Ruiz Pineda”.

Medina-Gálviz-González: Capos aurinegros

Hace un quinquenio que apareció en la palestra del ciclismo regional y nacional el club JHS, hermanado con el JHS Grupo, sin que hasta el momento haya podido cuajar un título individual en la Vuelta al Táchira en Bicicleta.

Alexis Méndez, campeón de una edición del Giro Andino, y hace rato inmiscuido en los avatares de la dirección técnica del pedalismo de ruta, primero con el desaparecido club Alcaldía de Cabimas-Gobernación del Zulia y desde hace cuatro años con la familia JHS, va en busca del primer galardón.

En la concentración, en un conocido hotel de la capital tachirense, el director deportivo del combinado “avícola” platicó con Diario La Nación, asegurando que en esta ocasión va con dos conjuntos postineros, el Deportivo Táchira y el JHS Grupo, conformados por una docena de ruteros de calidad, juventud y experiencia a todo dar.

Cinto títulos en tres pedalistas

No le gusta hablar de favoritos, “mis corredores son todos trabajadores de una misma causa”, sentenció Méndez, reconociendo por supuesto la aureola de Manuel “El Gato” Medina, triple coronado del Giro Andino, además de Ronald González y Carlos Gálviz, quienes tienen un título cada uno dentro de la competición tachirense.

–Tengo los elementos capaces de pelear la carrera-acotó-, sobre todo con el equipo Deportivo Táchira, bajo mi dirección técnica, conformado por los tres campeones antes descritos, junto a Carlos Torres, Roniel Campos y Yorman Fuentes, todos con sus características bien conocidas por la afición.

Un segundo equipo, el JHS Grupo, bajo el timonel de Omar Pumar y encabezado Jackson Rodríguez , junto a José Márquez,  Henry Meneses, Germán Rincón (Sub 23) y Nelson Camargo.

Es optimista Méndez, máxime cuando se ha hecho un buen trabajo de alistamiento en los últimos 45 días, independientemente que en el 2018 hubo pocas carreras en el país. La montaña ha sido prioridad en la preparación, con recorridos hasta de 180 kilómetros, esto para darle el  ritmo necesario a los corredores.

Al igual que en cada edición de la Vuelta, otra vez son los ciclistas  venezolanos los de mayor peligro, específicamente quienes cierran filas en la Lotería del Táchira. Tuvo sus reservas en relación a los equipos extranjeros, pues si vienen con un buen kilometraje en sus piernas, especialmente los colombianos, serán enemigos de peso. 

Entre 120 y 130 ruteros

Siete equipos colombianos

1- Fundación Hernán Buenahora

2- JB Ropa Deportiva

3-Fundación Herrera Team

4- GW Shimano

5- Arroz Zulia Saavedra

6- Club Ediciones Mar

7- Betplay

Dos equipos ecuatorianos

1- Team Saitel

2- Movistar Team

Un equipo italiano

1- Androni Giocattoli Sidermec

Once equipos nacionales

1- Lotería del Táchira-Concafé

2- Triple Táchira- Arepa Cuadrada-La Viña

3- Gobierno Bolivariano de Carabobo

4- Deportivo Táchira

5-JHS Grupo

6- La Viña/Grupo MG/Ferlab/Inversiones Alexander

7- Confitería el Loro/Ferlab/FSV

8- Gobierno de Miranda TRek

9- Bicicletas Castilla  Idermi

10- Fundación Venezuela País de Futuro/Fina Arroz/Osorio Motos NR

11- Osorio Motos NR/Subicicleta/Alcaldía de la Fría

(Homero Duarte Corona)