martes 30 junio, 2020
Inicio Deportes 65 años de historia del fútbol tachirense (I)

65 años de historia del fútbol tachirense (I)

71 vistas

Homero Duarte Corona


El profesor Jorge Olivares, integrante de una de las primeras promociones de la antigua Escuela “J.A. Román Valecillos”, desde que comenzó a dictar clase en instituciones públicas de municipios interioranos del estado, siempre se inclinó por el deporte, actividad que compartía con las aulas.

Primero incursionó en el ciclismo, estuvo metido en la caravana de la Vuelta al Táchira en Bicicleta, con su propio vehículo, acompañante del equipo de Norte de Santander, en la primera edición del giro ciclístico en 1966, responsabilidad que compartía con la venta de una rifa, profondos del giro tachirense, por mandato de su jefe y director del liceo de Umoquena, Lucidio Martínez.

Más adelante, año 1968, fue el fundador de la primera carrera atlética en homenaje a Diario la Nación, matutino que apenas empezaba a circular en San Cristóbal y todo el estado. Estuvo atado al atletismo por varios años, que compartió con el baloncesto, hasta que un día le dio por inmiscuirse en el fútbol en calidad de dirigente y entrenador.

Historia del fútbol tachirense

A partir del 5 de noviembre de 1986 se enamoró del fútbol para siempre, fundó el Club Monseñor Rafael Arias Blanco, en la Concordia, ente donde él dictaba clase. En 2003 pasó a ser Fundación, iniciativa del representante Freddy González, quien hoy en día es alto dirigente del fútbol sala a nivel nacional, ente apéndice de la Federación Venezolana de fútbol.

El profesor Jorge Olivares, como le conoce todo el mundo, sin ser su única verdad, pero en investigaciones que hizo por su cuenta, contó a Diario la Nación que para la década del 40, año 1941, en Caracas se empezaron a dar los primeros pasos, intercambios amistosos con equipos de Curazao y Aruba.

Se copió el ejemplo de la gran metrópoli en el estado Táchira, pero por encima de todo el arraigo se hizo más notorio, después que la selección Táchira de Primera categoría amateur se tituló campeona en la justa nacional celebrada en Valencia, estado Carabobo.

La conquista del seleccionado tachirense en la capital del “Cabriales”, trajo consigo que el fútbol comenzara a calar en el interior del estado, específicamente en Ureña, San Antonio, Rubio, Delicias y San Cristóbal, donde se fundaron algunos clubes, destacando el Unión Internacional, La Salle, Normal y Estudiantes.

Después surgieron otros nombres, Juventus y Parientes, instituciones que dejaron huella, donde militaban jugadores de Primera categoría, que formaban parte no solo de sus equipos, sino que eran llamados para formar parte de la selección Táchira. Se organizaban campeonatos municipales y distritales.

Poco se hablaba de categorías menores, cuenta en su recopilación Olivares, no obstante para entonces existía un personaje, “El Viejo” Luis Escalante, quien impartía sabia enseñanza a niños en el estadio Táchira, y en el desaparecido Campo “11 de Junio”, donde  hoy en día funcionan los talleres del Ince, un grupo de profesores de Educación Física, también aportaban su granito de arena ad honoren.

Aclara el dirigente, entrenador y mecenas Jorge Olivares, que el fútbol menor lo manejaba el Ministerio de Educación con sus torneos escolares de “Baby Fútbol”, que tenía como escenario el Gimnasio Cubierto “Arminio Gutiérrez Castro”, allá  por las décadas de los años 60 y 70.

La década del 70 marcó el inicio del fútbol rentado

Es 1970 cuando nace el club Juventus, creado por un italiano Getano Greco,  inmigrante que había llegado al país por la década de los 50, convirtiéndose en el “Padre de la criatura”, el principal mentor y fundador del primer equipo profesional en la entidad federal, el Deportivo San Cristóbal.

Don Gaetano cedió todos sus jugadores para el equipo rentado que apenas estaba naciendo, para junto con un grupo de amigos, soñadores todos, hacer realidad la salida de una divisa profesional;  pasados 46 años, desde el 11 de enero de 1974, es uno de los equipos más queridos y con miles de seguidores a lo largo y ancho de la geografía nacional, el Deportivo Táchira.

Joviniano Ballesteros, creó la categoría Mundialito

Contó el profesor Olivares que “tuve el honor y orgullo de conocer al profesor Ballesteros, cuando formaba parte de un equipo de 2da categoría amateur, quien destacaba como defensor central, durante el desarrollo de un campeonato que se jugaba en el estadio Táchira”.

Su presencia  en el torneo como protagonista y lo que observó en el gimnasio cubierto “Arminio Gutiérrez Castro” con el torneo ”Baby Fútbol”, además de educador, trajo consigo que Joviniano Ballesteros,  en 1981 creara para los niños entre 7 y 9 años, una novedosa categoría la cual bautiza con el nombre de  Mundialito, una especie de homenaje por acercarse el Mundial de Fútbol de España en 1982.

La primera edición del Mundialito tuvo como marco el legendario Campo “Claudio Gabino Uribe” de Puente Real, un verdadero éxito, de acuerdo a los titulares de la prensa local: Diario Pueblo, en la pluma del periodista Jaime Caro Márquez, al ancho de la página tituló: “Futuro del fútbol tachirense”; Diario la Nación, por su parte, plasmo:  “Apoteósica inauguración del fútbol menor”, escrito por Homero Duarte Corona.

En 1986 llegaron otros dirigentes y amigos del fútbol menor y bajo el respaldo de la Liga Nacional de Antonio Cabrujas, y en el estado Táchira, con la anuencia de los dirigentes Jesús Rojas y Justiniano Herrera se pone en marcha el VI Mundialito con el patrocinio de Industrias Murko, empresa de Víctor Murillo, evento que se extendió por varios meses, hasta 1987.

La gran final del torneo tuvo opcionados al título a los equipos Venezuela representado por el club Ingenieros  y Ecuador por el club Monseñor Arias Blanco.

En la próxima entrega los equipos campeones y los jugadores profesionales que han salido de este magno evento. (HDC)