¡Arde el “Templo Sagrado”!

777
Esta vez el “Clásico” será por el campeonato. (Foto / Prensa DT)

Después de tres años, el Deportivo Táchira vuelve a estar a las puertas de la consagración, teniendo el escenario más emocionante posible. El regreso del “Aurinegro” al protagonismo en el balompié criollo se dio nada más y nada menos que ante su eterno rival, el Caracas FC, elenco con quien protagoniza la gran final del Torneo Clausura-2019, batalla que se librará mañana domingo, a las 7 de la noche, en el estadio Polideportivo de Pueblo Nuevo, conocido mundialmente como el “Templo Sagrado del Fútbol Venezolano”.

Luego de tanto andar y después de un gran semestre, aunque hay que reconocer que se cometieron algunos errores y se permitieron exponer algunas debilidades, además de haber comenzado rodeados por incertidumbre, el cuadro aurinegro enderezó su cauce y a punta de esfuerzo y mérito propio se metió en la gran final del torneo doméstico.

Seguramente, el miedo y los complejos ya son cosas del pasado. Sin duda alguna, este es un nuevo equipo; jugadores que no se veían en Táchira desde hace tiempo, aquellos que hacían respetar la camiseta, sentían la gloria y lo inmenso que es representar a tan histórica institución del país.

Un grupo de futbolistas que le devolvieron la ilusión y la confianza a una desgastada y desilusionada afición saldrá mañana al terreno natural de Pueblo Nuevo para colaborar con la historia de este club.

Teniendo la confianza del buen resultado obtenido hace seis días en la capital de la República Bolivariana de Venezuela, y en rebeldía ante la letra del Himno Nacional, refiriéndome a aquello de “Seguid el ejemplo que Caracas dio”, el Deportivo Táchira intentará hacer valer su patio, su fortaleza como local, para así consagrarse ante su pueblo, su gente y su afición.

De la paridad en el estadio Olímpico de la UCV ya se habló. Jesús Arrieta abrió el marcador para los “Rojos del Ávila” al minuto 11 de juego; no obstante, esto sirve para recordar y solventar la tesis combativa y de nunca darse por vencido, que el plantel atigrado ha demostrado durante todo el semestre.

Táchira no se amilanó ante este, prácticamente, gol de camerino, y poco a poco fue ganando terreno ajeno, desplegando su fútbol y aproximándose al arco contrario, hasta que llegó el momento de encerrar a los caraqueños.

Al 67´ vino la recompensa a la insistencia andina. El defensor central, el argentino Lucas Trejo, comprometido con el equipo, llegó a la guarida roja como un nueve de área, cerrando una gran jugada por banda izquierda y empujándola dentro del arco capitalino.

Ese tanto gaucho tiene a Táchira con ventaja sobre el Caracas, valiéndose del gol de visitante, pues desde el pitazo inicial de mañana ya el título está en las manos aurinegras; solo deberán mantenerlo allí.

La ciudad es aurinegra

Directiva y afición saben qué terreno están pisando y es por ello que a lo largo de la semana han convertido a la ciudad de San Cristóbal en una continua fiesta amarilla y negra. La directiva del club ha venido realizando una gran campaña para acercar a la gente al estadio y que sean testigo de la posible consagración del club de sus amores.

Este título podría acabar la sequía que Jorge Silva, en condición de presidente del club, tiene en la institución desde el momento de su arribo; allí la intención y los esfuerzos por cortar esta mala racha de una vez por todas, y más ante el Caracas.

No podemos olvidar el aliciente de los aficionados, los cuales han asistido a los diferentes puntos de venta establecidos para la boletería con gran ilusión, con mucho fervor, para adquirir sus entradas para presenciar este duelo, que sin duda alguna será importante y atractivo.

Banderazos, cánticos y manifestaciones de alegría y pasión han sido parte de la cuota que han proporcionado las diferentes barras que siguen y apoyan al Deportivo Táchira, quienes han tomado espacios públicos para hacer del conocimiento colectivo que los jugadores no están solos y que tienen a un gran y noble pueblo que les está apoyando.

La mesa está servida para que la afición del Táchira sea testigo de una gran contienda deportiva, de un hecho que indudablemente pasará a la historia del deporte venezolano. Este domingo se vivirá un Clásico de campeonato. Ahora es el momento y el pueblo estará con ustedes, serán once en cancha, pero millones de aurinegros repartidos en varias zonas del estado, el país y el mundo.

Favio Hernández