El público debe acostumbrarse a cruces en Copa Libertadores

269
. La final de la Copa Libertadores 2018, causó serios problems en los estadios. Jugó Boca Junior y River. (Foto/ ALEJANDRO PAGNI / AFP)

Asunción, Paraguay .AFP | El presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Alejandro Domínguez, dijo que el público va a tener que acostumbrarse a ver partidos entre equipos de un mismo país por Copa Libertadores, como el superclasico argentino River-Boca que decidió el título de 2018.

«Hay que empezar a acostumbrarse. Estos cruces se pueden dar entre equipos argentinos, entre equipos brasileños, entre equipos locales de los 10 países» con el nuevo formato del calendario de partidos del torneo, dijo Domìnguez.

«La idea es que entienda que la organización toma muy en serio que la violencia no tiene lugar en el fútbol, nunca fue parte aunque (con el tiempo) lamentablemente se volvió una cultura simpática para la gente y que en realidad lo que hace es perjudicar completamente el espectáculo», expresó.

El titular de la Conmebol realizó estas declaraciones poco antes del sorteo del calendario de partidos de octavos de final de la Libertadores y de la segunda ronda de la Sudamericana, este lunes en la sede de la Conmebol, en las afueras de Asunción.

El directivo remarcó que no obstante si se produjera ahora un choque entre equipos de un mismo país en octavos de final, la Conmebol seguirá el consejo de la seguridad interna, en este caso de Argentina.

«A mi no me gusta porque es el triunfo de la intolerancia pero si es una costumbre que genera seguridad prefiero seguir esas costumbres y respetar que cada equipo, cuando juegue de local, juegue con su público». precisó.

Dijo que la Conmebol y todos los que estàn detrás del fútbol aprendieron la lección después de la accidentada final de la Copa Libertadores de 2018, que debido a hechos de violencia ocurridos en Buenos Aires, terminó disputándose en Madrid.

«Nosotros hemos aprendido pero también creo que la lección fue para todos. El problema de la violencia tenemos que superar», indicó.

Comentó que hace un mes la Conmebol reunió a los jefes de seguridad de los 10 paìses de Sudamérica en Asunción para abordar el tema de la violencia en el fútbol en particular.
Anunció que el próximo 31 de mayo habrá otra cumbre pero ya a nivel de ministros del Interior de Sudamérica en Buenos Aires.

«A partir de ahí nuestro anhelo es elevar este proyecto a la reunión del Mercosur ampliado, que creo que es el 7 julio, también en Buenos Aires, con (presencia de) todos los Presidentes de Sudamérica, como para que esto tenga una sola fuerza en todos los países», explicó.

Las autoridades buscan consensuar normativas más homogéneas para la identificación de personas; intercambio de información, base única de los barras bravas violentos, para impedir su ingreso a los estadios.

Ya se comenzó a implementar en forma experimental el 24 de abril, cuando en el partido que jugaron Deportes Tolima contra Boca Juniors la policía colombiana no permitió el ingreso a ese país de varios hinchas violentos del once argentino.

Domínguez resaltó que se han observado «avances muy rápidos» para el combate de la violencia en los partidos organizados por la Conmebol.