En malas condiciones el estadio que albergará el Brasil-Venezuela

291
(Foto/La Nación) El terreno de juego fue duramente criticado en el Argentina-Colombia.

La selección brasileña canceló el entrenamiento que tenía previsto para este lunes en el Arena Fonte Nova de Salvador para “preservar” el estado del césped del estadio donde se enfrentará el martes a Venezuela por el grupo A de la Copa América 2019.

Las precipitaciones que han caído en las últimas horas sobre la ciudad han hecho saltar las alarmas en la casa del club brasileño Bahia, cuyo terreno de juego se encuentra en una situación delicada desde que comenzó la competición.

La Canarinha, líder del grupo A con tres puntos, tenía previsto reconocer en la tarde de este lunes el césped del Fonte Nova para ensayar por última vez antes del partido contra la Vinotinto.

Sin embargo, la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) informó pocas horas antes que cancelaba la práctica en ese estadio, y la trasladaba al Manoel Barradas, conocido popularmente como Barradao, donde el combinado nacional ya se entrenó en la víspera.

Por su parte, la Vinotinto nunca tuvo programado un entrenamiento en el Arena Fonte Nova y los dos últimos días la plantilla se ejercitó en el estadio Pituaçu, situado a unos doce kilómetros del primero.

El Brasil-Venezuela del martes será el segundo de los cinco partidos que albergará el Arena Fonte Nova durante esta Copa América.

El primero fue el Argentina-Colombia y ya en aquella ocasión ambos seleccionadores, tanto el argentino Lionel Scaloni, como el portugués Carlos Queiroz, criticaron el estado en el que se encontraba el tapete verde.

“Es lamentable el estado del campo, principalmente después del segundo tiempo. Imaginen (cómo va a estar) para el segundo y tercer partido que haya aquí. Dejó mucho que desear para tener una buena partida de fútbol”, señaló Scaloni.

“No quiero comentar, si hay mucho tiempo para preparar una Copa América, ¿qué vamos a hacer ahora? ¿Llorar? Los dirigentes tienen que pensar en eso”, comentó Queiroz.

Rápidamente llegó la respuesta del Comité Organizador Local de la Copa América Brasil 2019, que depende de la Conmebol, a través de un comunicado oficial en el que “reforzó que el césped del Arena Fonte Nova está en excelentes condiciones, atendiendo todos los requisitos de altura del corte, tracción, humedad, compactación y resistencia“.

En los días previos de preparación para ese primer partido, ni Colombia ni Argentina se ejercitaron en el Arena Fonte Nova, con capacidad para unas 50.000 personas y que además fue una de las sedes del Mundial de Brasil 2014.

Tras el Brasil-Venezuela de este martes, el estadio también albergará el Ecuador-Chile, el Colombia-Paraguay y una ronda de los cuartos de final.

EFE