domingo 16 enero, 2022
InicioDeportes¡Historia de la Vuelta al Táchira: Epifanio Arcila y Carlos Julio Siachoque,...

¡Historia de la Vuelta al Táchira: Epifanio Arcila y Carlos Julio Siachoque, campeones en las ediciones 15 y 16! (Parte XI)

910 views

Homero Duarte Corona


Dos colombianos, ambos nacidos en Bucaramanga, Colombia, Epifanio Arcila y Carlos Julio Siachoque, el primero ficha del equipo OPE-Trujillo de Venezuela, y el segundo integrante de la selección Colombia, se coronaron campeones de las ediciones 1980 y 1981 de la Vuelta al Táchira en Bicicleta.

Después de dos títulos consecutivos del equipo Lotería del Táchira a través de Efraín Rodríguez y Jose Duax Hernández en las ediciones 13 y 14 de los años 1978 y 1979, un rutero en representación del estado Trujillo, Epifanio Arcila, le da el primer galardón a los colores de esta entidad federal en la historia del Giro Andino.

Guillermo “Guillo” Villamizar e Iván Alirio Ramírez, docentes y connotados comentaristas deportivos a nivel de ciclismo, facilitaron al periodista de Diario la Nación información en relación a las incidencias de lo sucedido, primero en 1980, donde no fue la mejor figuración de los colores tachirenses.

Apenas un triunfo parcial de un tachirense, Carlos Guerrero, en la primera etapa, para portar la casaca de líder en la segunda etapa entre Santa Bárbara de Barinas y Barinas ganada por el italiano Fiorenzo Landoni, quien estuvo comandando la competencia hasta la octava etapa.

Foto/La Nación/ Epifanio Arcila del equipo OPE-Trujillo se coronó en 1980.

Epifanio Arcila traído de la vecina Colombia para reforzar el equipo trujillano se hizo del liderato en la etapa nueve, con salida en Tovar y final en la Grita, para cambiarla por la de campeón en el velódromo “J.J. Mora” de Pueblo en el cierre de la Vuelta, la disputa de la décima etapa ganada por Óscar Guevara.

Una edición del Giro Andino bastante peleado, que al final las diferencias entre el campeón Epifanio Arcila y el subcampeón Manuel Gutiérrez (Colombia) fue de apenas 6 segundos y de 1 minuto y 6 segundos respecto a Fabio Navarro (Colombia), quien logró el tercer puesto.
El larense Olinto Silva fue el mejor venezolano al término de la Vuelta, quedó en la quinta posición.

Epifanio Arcila también se coronó campeón de la Montaña y el segundo lugar para el mexicano Ignacio Mosquera. El ruso Andrea Vadernikov se hizo al título de las Metas Volantes, el más veloz de la competencia, escoltado por mexicano Luis Rosendo Ramos.

Colombia se coronó campeón por Equipos, el subtítulo para OPE-Trujillo y el tercer puesto para la Selección Italia. Epifanio Arcila fue recibido como héroe a su llegada a Valera, pues el estado Trujillo por primera en quince años de historia de la Vuelta al Táchira un representante de esta entidad lograba su primer título.

Pero el corredor colombiano, a los pocos días de su gran conquista, en declaraciones a la prensa y radio local cuestionó la labor de quienes vistieron los colores de Trujilo.

No cayeron bien las declaraciones de Arcila en la dirigencia deportiva del estado Trujillo, trayendo consigo su despido, que lo llevó a marcharse a su país de origen (Colombia), donde cumplió una campaña en varios equipos,tomando en cuenta que apenas tenía para ese momento 24 años.

Carlos Julio Siachoque hizo realidad su sueño

El corredor santandereano en par de ocasiones que estuvo en el giro tachirense siempre fue motivo de polémica producto de su temperamento, verraquera para utilizar un término colombiano, que lo llevó a la desobediencia con su técnico cuando Álvaro Pachón obtuvo el tercer título de la Vuelta; hasta la última etapa se mantenía en el liderato, partió como el número uno de la competencia en el recorrido de cierre, situación que llevó al técnico a dar la orden a los tres corredores de su equipo que pelearán el título de acuerdo a la capacidad de cada uno.

Al partir la etapa once de la IX Vuelta, luego que el líder Siachoque se impusiera el día anterior entre la Grita y Rubio, todo el mundo apostaba a que la suerte estaba echada a su favor para ocupar el trono de Santos Rafael Bermúdez ganador en la octava edición.

En condiciones normales de cualquier carrera por etapas, llámase Tour de Francia, Giro de Italia, Vuelta a España e incluso la propia Vuelta al Táchira, el campeón de esta edición debiese ser Siachoque por ser el líder de la competencia.

Pero bastó con que se bajara la banderola en Rubio, de inmediato comenzó la guerra entre los propios compañeros del equipo colombiano, cada quien buscando la opción al galardón individual.

No pudo Siachoque en esa oportunidad, Juan de Dios “Escobita” Morales y Alvaro Pachón se unieron y lanzaron un feroz ataque para hacer el 1-2 en la etapa, una especie de pacto: triunfo parcial y campeón individual, mientras que el líder cruzó de séptimo, con pérdida de tiempo suficiente para perder la Vuelta en la etapa de cierre.

A la tercera va la vencida

En la misma primera etapa de la décima sexta edición de la Vuelta, el tradicional circuito de las avenidas España y 19 de Abril, Siachoque dio una campanada de alerta que venía en busca de un galardón que le había sido esquivo, cruzó de primero al final del recorrido y por ende salió al siguiente día con la casaca de líder.

Muy efímero el liderato, en la segunda etapa, entre San Cristóbal y Rubio, ganada por el guariqueño Juan Arroyo y el primer lugar en la clasificación general para el ruso Alexander Gusiatnicov. El propio líder soviético se impuso en la tercera etapa con final en Santa Bárbara de Barinas para afianzarse aún más en la posición de privilegio.

Juan Arroyo repitió en Barinas, ganó la cuarta etapa y el ruso se mantuvo en la cima del Giro Andino, pues hasta el momento el terreno entre quebrado y plano había sido su gran aliado.

Otro ruso Nikolai Asinimov hizo suya la quinta etapa entre Barinas y Guanare y su compatriota Gusiatnikov mantuvo la posición de privilegio.

Un trazado de la Vuelta muy atípico respecto a las 15 ediciones anteriores, un gran porcentaje sobre terreno plano, apenas dos etapas de media montaña, las dos últimas, de allí que el ruso se haya mantenido con el liderato a cuestas por tanto tiempo, pese a que los rusos desde su primera aparición en el Giro Andino pusieron de manifiesto su poder en todos los terrenos.

La sexta etapa tuvo dos partes, la “A”, una contrarreloj individual entre el Santuario de la Virgen de Coromoto y Guanare, ganada por el polaco Jan Jankieewics y la “B”, un circuito vespertino en Lagunillas, estado Mérida, con triunfo para el también polaco Zbinieg Szeprowkj; el ruso Gusiatnikov se mantuvo como número uno del Giro Andino.

Dos venezolanos Olinto Silva y Nelson Cabrera conquistaron la séptima y octava etapas, un circuito entre Mérida y Tovar; y Tovar- La Grita, pero sin poder desbancar del primer al duro lider venido de Rusia.

El ruso Sergei Lesmyt se llevó los honores en la novena y penúltima etapa, con salida en la Grita y llegada en San Juan de Colón.

Todo apuntaba a la conquista del primer título individual de un ruso en Vuelta al Táchira, Gusiatnikov era líder de la justa andina desde la segunda etapa; sin embargo Carlos Julio Siachoque, quien siempre estuvo al acecho del ruso, se amparó en el gran trabajo de su equipo en la última etapa entre San Juan de Colón y San Cristóbal, no sin antes ir a la frontera y regresar a San Cristóbal después de superar tres premios de montaña que dieron al traste con la pretensión del líder en llevarse la copa de campeón para su país.

Fabio Parra (Colombia) logró la victoria en el cierre, suficiente para que su compatriota y compañero de equipo Carlos Julio Siachoque se erigiera como flamante campeón, subtítulo para Alexander Gusianitnikov y Fabio Parra en la tercera posición. (HDC)

- Advertisment -