martes 7 julio, 2020
Inicio Deportes Por todo o nada en la “Bombonerita”

Por todo o nada en la “Bombonerita”

207 vistas

El Deportivo Táchira sin mañana. Por todo o nada frente a Academia  Puerto Cabello, cierre de la fase eliminatoria, jornada 19 del Torneo Apertura, temporada 2019 del fútbol rentado venezolano. Ayer comenzó la molienda con el choque entre el colero Deportivo Anzoátegui, ya fuera del acción y el líder y clasificado Carabobo FC, compromiso de mero trámite, lo contrario de los otros nueve encuentros programados para mañana, zafra de la que saldrán los otros cuatro equipos que conformarán el grupo de los ocho que irán en busca del primer campeón de la temporada.

Se agotó el tiempo, termina la larga espera, solo Carabobo FC, Caracas FC. Mineros de Guayana y Estudiantes de Mérida respiran  tranquilos, ya consiguieron su boleto para la liguilla final; lo contrario, un grupo de por lo menos 9 equipos, incluyendo el cuarteto que transitoriamente está dentro de los ocho primeros de la tabla de posiciones: Aragua FC, Metropolitanos FC, Deportivo Táchira, Zamora FC, Deportivo La Guaira, Academia Puerto Cabello, Zulia FC, Atlético Venezuela y Deportivo Lara, que aún los salvan los números, de cara alcanzar el objetivo clasificatorio.

Táchira en misión comprometida

En el deporte no hay nada escrito, con mayor razón dentro del fútbol, una disciplina de conjunto, once contra once en el campo de juego, donde cada quien aporta su caudal de técnica, fuerza y experiencia, pujando por sus colores, de allí lo complicado que resulta en ocasiones lanzar cualquier pronóstico.

Por los lados del aurinegro, no ha sido su mejor temporada, comenzó cojeando bajo las riendas de Giovanni Pérez, sin que hubiese podido enderezar las cargas hasta el instante que estuvo al frente; y en la misma onda su relevo, Juan Domingo Tolisano, muy distante de la aureola de equipo grande del contexto nacional.

Es verdad que las lesiones y las sanciones hacen mella en cualquier equipo rentado de Venezuela y el mundo, que es precisamente el “gran mal” que ha afectado al combinado amarillo y negro; sin embargo, el meollo del asunto está en la irregularidad, a veces si y a veces no, sin un patrón de juego definido en el terreno de los acontecimientos, con muy pocas excepciones, caso el juego frente al Zamora FC en Barinas, refriega en la que se vio a un conjunto tachirense con buenos argumentos en todas sus líneas, con mando, prueba fehaciente el 0-2 transitorio, que pudo ser más, pero que lamentablemente al final de los 90 minutos no cuajó la victoria, un empate con sabor a hiel.

Perjudicó enormemente la división de honores a cuerpo técnico y jugadores, pues lo que pudo ser una victoria dorada, tres puntos casi definitivos para la clasificación se convirtió en una pesadilla; una semana después, en Caracas, la otra cara de la moneda, un Deportivo Táchira totalmente desconocido, terminó goleado por el modesto Metropolitanos, producto de una serie de eventos que se iniciaron muy temprano, sobre todo la expulsión del atacante argentino Lucas Gómez, cuando el partido apenas rondaba por los 9 minutos.

Pero no todo queda allí, pues en la penúltima fecha, contra el Aragua FC, en su propio del estadio Pueblo Nuevo, el aurinegro tenía todo a su favor para clasificar; respaldado por una “buena campaña” en condición local: 7 triunfos, 1 empate y ninguna derrota en ocho presentaciones, estaban las condiciones dadas para una octava victoria en casa, que resultaba definitiva para la clasificación.

La peor presentación en su feudo, un partido para el olvido, comenzó ganando, pero el forastero once maracayero no solo empató, sino que se fue arriba, 1-2- que pudo ser más de acuerdo a lo  sucedido en el campo de juego-, a la postre definitivo, un revés de dejó al amarillo al borde del abismo, con la obligación de ganar a Academia Puerto Cabello en el cierre de la eliminatoria este domingo, misión bastante comprometida, tomando en cuenta la buena labor que viene cumpliendo el equipo del puerto, con la dirección técnica de Carlos Fabián Maldonado.

Cierre de infarto

Los nueve partidos programados, en su totalidad, se jugarán a partir de las cuatro de la tarde. En el caso del Aragua, quinto con 27 puntos, se mide al Metropolitanos, sexto con 26: el empate les sirve, dependiendo de otros resultados, pero cualquiera de los dos que obtenga la victoria, consigue la clasificación.

El Deportivo Táchira: ganar, ganar y ganar. El rompecabezas que existe con el amarillo y negro es su pésima campaña en carretera, que ojalá hoy cambie totalmente el libreto, tal como ocurrió contra el Zamora, especialmente en la primera parte. Un empate lo dejaría con opción dependiendo de otros resultados, mientras que una derrota, es decirle adiós al campeonato.

El gran problema que tiene el técnico Tolisano, radica en la ausencia del defensor central Lucas Trejo, no terminó por recuperarse; en las demás líneas tiene a todos sus hombres, que de acuerdo al trabajo de la semana existe un optimismo grande de todo el plantel,  seguros que van a salir clasificados de la “Bombenerita”. Que el Dios Todopoderoso reparta suerte, para usar un término taurino, y que el aurinegro consiga el ansiado cupo para la liguilla.

En el papel, no debiera tener problemas el campeón Zamora para conseguir la clasificación, visita a un Trujillanos sumido en la peor crisis económica y deportiva de su historia. Con un triunfo llegaría a 29 puntos, suficientes entrar al cuadrangular.

El Deportivo La Guaira, Puerto Cabello, Zulia, Atlético Venezuela y Deportivo Lara tienen con que aspirar a un cupo clasificatorio, siempre y cuando ganen sus respectivos compromisos, y esperar por otros resultados.

Noventa minutos sin pedir ni dar cuartel, con los ojos futboleros del país puestos en nueve escenarios, ansiosos por conocer los otros cuatro clasificados que acompañarán al Carabobo, Caracas, Mineros y Estudiantes en la liguilla final, cita de la que saldrán el campeón del Apertura y por ende el primer representante nacional en la Copa Libertadores de América de 2020.

Homero Duarte Corona

- Advertisment -