viernes 14 mayo, 2021
InicioDeportesPreocupa nivel de Táchira en la víspera de la Copa Conmebol Libertadores

Preocupa nivel de Táchira en la víspera de la Copa Conmebol Libertadores

994 views

Lo visto en el primer tiempo ante el novel equipo Hermanos Colmenarez, deja interrogantes del aurinegro, pese a que en el complemento cambió su fisonomía.


Por Homero Duarte Corona

Un gol tempranero, apenas se habían jugado los primeros seis minutos, aunado al dominio casi total en el primer tiempo por el forastero, presagió negros nubarrones en el resultado.

No atinaba el anfitrión detener el ímpetu del alebrestado novel combinado barinés, que amparado en la buena labor de la tripleta neogranadina: Wilman González autor del gol llanero, Juan Zapata y Andar Peláez, llevó a que la zaga aurinegra apelara al juego brusco, sancionado con tres tarjetas amarillas, una de ellas pudo ser roja zaguero central Lucas Trejo, lo perdonó el juez central.

La crítica especialidad-medios de comunicación- fue a ver al Deportivo Táchira, y terminó viendo al debutante equipo Hermanos Colmenarez: buen trabajo de conjunto, muy rápido y técnico, que hasta los 45 minutos hizo méritos para irse al camerino por los menos con dos goles en la mochila, que no se hicieron realidad por el par de buenas intervenciones del meta Cristopher Varela.

Es verdad que el equipo tenía cuatro meses sin jugar un partido oficial y aunado a ello la falta de roce en partidos de pretemporada, solo los jugados en la gira por la capital de la república; pero también es cierto que el rival llegó al momento supremo en las mismas condiciones.

Hacer un juicio severo al trabajo de un grupo humano integrado por jugadores y cuerpo técnico, en este caso el Deportivo Táchira, cuando apenas se ha jugado un partido oficial, sin duda que es faltar a la objetividad y profesionalismo.

Sin embargo, tampoco se puede obviar un comentario de lo que vio la afición del Táchira y el país observó en el primer tiempo, un once aurinegro desorientado, sin ideas, arropado por un rival que en base a virtudes en el campo de juego, fue muy superior.

La atajada de Valera a los dos minutos al colombiano Zapata luego de un error en el sector medular, le robaron el balón a Flores, evitó lo que pudo haber sido un gol de camerino.

Una clarinada, un aviso de lo que estaba anunciando el forastero, pues cuatro minutos más tarde apareció el primer gol del partido, el de irse arriba el visitante por parte del también atacante neogranadino Wilman González, jugador muy técnico y de constante amenaza para cualquier zaga rival.

Lejos de parar en su buen accionar, fue por más, siguió martillando el arco de Valera, un verdadero dolor de cabeza por el sector derecho de Nelson Hernández, que poco o nada podía hacer para detener la ofensiva del combinado llanero.

Hermanos Colmenarez tuvo para aumentar la cuenta en por lo menos dos ocasiones más, sólo que el arquero Valera y un poco de suerte del local evitó que volviera a funcionar la pizarra.

En un respiro del local, el infalible Edgar Pérez Greco se fue por el sector derecho, metió un centro matemático y la cabeza prodigiosa del atacante argentino Lucas Gómez para enviarbel balón al fondo de la red, un gol de gran factura, al estilo de los buenos artilleros.

Un segundo tiempo todo del dueño de casa

La charla técnica del medio tiempo hizo efecto, pero por encima de todo apareció la jerarquía y localía del ocho veces campeón nacional.

Todo cambió como por arte de magia, con los mismos once abridores-la confianza del técnico a sus jugadores-,se invirtieron los papeles, de equipo dominado en el primer tiempo, pasó a ser el mandón en el terreno de juego, se adueñó del partido, le quitó la pelota al osado y debutante club llanero, que en los primeros minutos del complemento se dedicó a contraatacar, esperar el error para tratar ponerse arriba en el partido.

Nelson Hernández que en el primer tiempo no le fue bien, comenzó a ser protagonista, sus llegadas continuas por su sector tuvo la recompensa, anotó el 2-1, a la postre definitivo para la victoria del amarillo y negro.

En los minutos finales, producto de algunos parpadeos en el sector medular para el cobro de par de tiros de esquina que inquietó un tanto la zaga local, pero nada que lamentar.

El técnico Juan Domingo Tolisano reconoció el buen trabajo de Hermanos Colmenarez en el primer tiempo, pero también elogió lo hecho por sus muchachos, se repusieron del opaco partido en la primera parte, para cambiar su fisonomía en el complemento, y no sólo irse arriba a los 63 minutos, sino que pudo aparecer un tercer tanto de acuerdo a lo sucedido en la cancha en la segunda fase.

La Copa Libertadores, una película distinta

Está claro el joven técnico Tolisano que una cosa es el torneo rentado criollo, y otra la justa continental de clubes.

Este martes vuelve el Deportivo Táchira a ser actor en la fase de Grupos del magno evento del balompié suramericano, recibe en su feudo del estadio Pueblo Nuevo a un rival aquilatado, 45 veces campeón en su país y triple campeón de la contienda libertadora de Clubes, el Olimpia de Paraguay.

Muy poco tiempo de preparación del aurinegro, apenas un partido oficial, frente a Hermanos Colmenarez, que de repente fue un buen examinador, que sirvió para que Tolisano haga los ajustes donde tenga que hacerlos.

Frente al duro equipo “guraní” no puede equivocarse, son rivales de mucho recorrido y peso que en el instante que haya un parpadeo, “vacunan”, profanan la red contraria.

No está obligado Tolisano al jugador juvenil, es otro torneo, Copa Libertadores, no obstante el central Carlos “Pipo” Vivas y Gerson Ronaldo Chacón, titulares hace rato en el equipo, tienen las condiciones para ser fijos ante el copero conjunto paraguayo.

El buen técnico tachirense tiene la palabra, solo cuatro días para los ajustes de cara al juego del martes, una papa caliente dado el poco tiempo de contar con un equipo al cien por ciento, que sí lo tiene en antagonista de turno.

Viene a la memoria la historia que tuvo que vivir el ahora desaparecido profesor Carlos Horacio, cuando restando apenas tres o cuatro días para enfrentar al As de Copas de la Libertadores, Independiente de Avellanada, plagado de figuras, varios de ellos mundialistas, el Deportivo Táchira fue goleado en un partido amistoso, a puerta cerrada, por el Cúcuta Deportivo de la Primera División del fútbol colombiano en el estadio “Gemeral Santande”, de la vecina Cúcuta, un 6-0 lapidario.

Sabía el profesor Moreno el grupo humano conque contaba, porque en fin de cuentas el juego amistoso contra el Cúcuta Deportivo, si bien es cierto podía hacer mella en algunos jugadores, para sus adentros estaba claro que este evento internacional es motivo de inspiración para cualquier jugador.

Contra todos los pronósticos, el Deportivo Táchira se impuso a Independiente de Avellaneda por 3-2, con un gol histórico de Daniel Francovig a su colega Ricardo Islas, de arco a arco; un 16 de julio de 1987 que será recordado por siempre por la afición del Táchira y el país.

Ojalá y se repita la historia, máxime cuando Juan Domingo Tolisano es alumno de Carlos Horacio Moreno, fue su asistente en el Zulia F.C..

Lógico que todos los partidos son distintos, y una cosa es este plantel que tienen ahora el aurinegro y otro el que enfrentó a Independiente.

- Advertisment -