viernes 18 junio, 2021
InicioDeportes¿Utópico para Venezuela, Copa Mundo-2022…?

¿Utópico para Venezuela, Copa Mundo-2022…?

85 views

Pasado casi un siglo de celebrarse la magna justa universal del balompié a nivel de selecciones, la patria de Bolívar es la única nación de Suramérica que no ha podido cumplir con el sueño clasificatorio.


Por Homero Duarte Corona

Mucho se ha dicho y se ha escrito, pero en los hechos, aún se continúa en la dulce espera, el fútbol venezolano a nivel de selecciones de mayores no ha podido clasificar a una Copa Mundo, magno evento del balompié universal fundado en 1930, con Uruguay como país anfitrión y campeón.

Cuando se revisa la historia, el lector se encuentra con que Venezuela debutó en la justa mundialista en 1966; en las ediciones de 1934, 1938

y 1950 no era miembro de la FIFA; en 1954, 1958 y 1962 no participó; en 1966 y 1970 no clasificó, y en 1974 fue inhabilitado por la FIFA. Desde 1978 hasta 2018, no ha podido clasificar.

 ¿Aún sigue lejos el sueño…?

César Farías relevó en el cargo de director técnico de las selecciones de mayores y Sub-21 al traumatólogo y entrenador Richard Páez Monzón, en 2007, convirtiéndose en el primer estratega que estuvo a punto de clasificar a Venezuela para el Mundial de Sudáfrica en 2010, quedó a dos puntos del repechaje, un total de 22 unidades.

Ingresando en el tema de la eliminatoria sudamericana con miras a la Copa Mundo Qatar-2022, la Vinotinto está ubicada en la penúltima casilla con 4 puntos, igualada con su similar de Perú, último, pero con mejor promedio, distanciada a 14 puntos del líder Brasil y a 4 del repechaje, la quinta posición, ocupada por Colombia con 8, empatada con Uruguay.

De acuerdo a la tabla de posiciones, luego de jugadas la séptima y octava jornadas, seis partidos disputados, pues la quinta y sexta fechas fueron suspendidas por problemas con la pandemia de la covid-19, nada sencilla la tarea, se puede seguir soñando, pero todo va a depender de los resultados en las futuras confrontaciones.

Como ha sido norma durante toda la vida, Brasil y Argentina siempre son invitados de lujo a una Copa Mundo, respaldados por la calidad de sus jugadores y el palmarés con que cuentan; y en esta ocasión no es la excepción, amazónicos y albicelestes ocupan el primero y segundo puestos, con 18 y 12 puntos, seguros clasificados. Los otros dos cupos y el repechaje tendrán en el resto de selecciones una lucha a dientes apretados.

Dando por descontada la clasificación de Brasil y Argentina; en el caso de Ecuador, que venía galopando en su objetivo clasificatorio, una seguidilla de tres victorias al hilo, para lograr un buen colchón de 9 puntos, pudo mantenerse en la tercera posición, pese a perder la doble tanda recién finalizada.

A partir de la cuarta casilla, hasta la doce, las diferencias son de apenas 4 puntos, respecto a Uruguay (8), Colombia (8), Paraguay (7), Chile (6), Bolivia (5), Venezuela (4) y Perú (4).

El gran secreto, que lo han logrado selecciones como la de Ecuador y Bolivia en su momento, no es otro que ganar todos los partidos en condición de local y arañar puntos en carretera, mínimo empates. Y es allí donde está el meollo del asunto, el secreto para ir tras esta premisa.

Venezuela, por problemas bien conocidos por la afición, no empezó bien la eliminatoria sudamericana para Qatar-2022: perdió con Colombia en el debut, luego cayó como local en Mérida ante Paraguay y tercera caída frente a Brasil de visitante. Hubo un respiro y una luz de esperanza después de la primera victoria, de local, contra Chile, rival al que no se le había ganado antes en la nación bolivariana.

En la séptima fecha se perdió con Bolivia en La Paz por 3-1 y en la octava jornada, el pasado martes, se empató frente a Uruguay a cero tantos por lado, para sumar 4 puntos.

De 9 puntos en condición de local, la Vinotinto ha logrado 4, perdiendo 5, que para una aspiración clasificatoria pesan, obligando al técnico José Peseiro y sus jugadores a rescatar estas unidades en carretera, misión nada sencilla, merced de lo reñida que está la tabla, cada quien peleando uno de los cuatros cupos y el repechaje.

No cabe la menor duda que, por primera vez en la historia, Venezuela cuenta con una camada de jugadores de primer nivel, especialmente los legionarios que juegan en el exterior, en clubes importantes en América y Europa, lo que da una luz de esperanza para alcanzar el objetivo mundialista.

Sin embargo, todo va a depender de las condiciones en que se encuentren los jugadores para cada convocatoria, que ojalá no se repita la historia de lo sucedido en los dos jornadas que recién concluyen, donde el míster José Peseiro no pudo tener en sus filas a cinco elementos que fueron titulares en el partido que se le ganó a Chile en buena lid, el mejor disputado de los seis que se han jugado hasta el momento.

Restan tres meses para las próximas dos jornadas, en septiembre, tiempo suficiente para que el estratega portugués haga sus propios análisis, con qué cuenta de cara al futuro inmediato. Como aliciente, la participación en la Copa América-2021 que se anuncia para empezar el domingo 13 de junio, pero sin la seguridad absoluta que será un hecho, dada la situación de pandemia de la covid-19 que se vive en Brasil, país anfitrión del magno evento continental.

El sueño sigue latente, y la gran pregunta queda en el ambiente, en total suspenso: ¿Se alcanzará el objetivo…?. “Amanecerá y veremos”, dijo un ciego, pero nunca vio.

 

- Advertisment -