lunes 27 septiembre, 2021
InicioEconomíaCaída del 90% del PIB entre el 2013-2020 es la más grande...

Caída del 90% del PIB entre el 2013-2020 es la más grande en la historia del capitalismo

138 views

La caída en el Producto Interno Bruto que ha registrado Venezuela, entre el 2013 y el 2020, que según estimaciones es de 90%, porque no hay cifras oficiales, “es la más grande en la historia del capitalismo desde el primer momento en que se ha hecho esta medición», asegura el economista Manuel Sutherland, director del Centro de Investigación y Formación Obrera (CIFO).

Afirmó, que en el país existe un proceso de hiperinflación desbordado y desatado, y mientras este proceso persiste en el tiempo, no se han aplicado las medidas correctivas y necesarias, afirmó el profesional, quien a pesar de haber sido siempre vinculado con el socialismo, ha sido siempre uno de los más críticos de las políticas económicas oficiales.

“En el país existe una hiperinflación completamente desbordada, desatada y no se han aplicado las medidas correctivas y necesarias; mientras que en cuanto a la caída del PIB, es la caída más grande en la historia del capitalismo desde que se ha hecho esta medición, ningún país había caída en 90% en su PIB y Venezuela es probable que entre el 2013 y 2020 ya haya caído 90% como estimación, ya que no hay cifras oficiales”, planteó Sutherland.

Admite que las soluciones son muchas, la Academia Nacional de Ciencias Económicas, la UCAB, la UCV, la misma Fedecámaras, Conindustria han expuesto muchos planes que pudieran ayudar a solventar la crisis económica, afirmando que el gobierno es reticente para escuchar otras voces y permitir que haya discusiones pertinentes, para de algún a manera, sugerir algunas medidas económicas que nos permitan salir del atolladero.

Alternativas para superar la crisis

“Creo que lo primero que habría que hacer es la publicación de la data, es vital que se publique toda la data que está censurada, para poder hacer estimaciones mucho más fieles, de hecho no se sabe exactamente cuánto se debe, cuánto es la deuda externa, no se tiene información de una serie de bonos que se han emitido y ello se mantiene en secreto; lo segundo, sería explorar la posibilidad de vencer petróleo a futuro, lo que implica un cambio en la Ley de Hidrocarburos, Venezuela está sobre un oro que se está deshaciendo, porque en la medida que pasan los años las tecnologías verdes hacen cada día más aprovechables las energías renovables y lo que pasa en la Faja es que puede quedarse como curiosidad geológica, sino se vende y se dinamiza rápidamente”, señala.

Como un tercer aspecto considera que es imprescindible eliminar la Ley de Precios Justos, la Ley del Acaparamiento, la Ley que obliga a los productores a informar de la movilización de sus productos, instrumento que se presta para la extorsión a aquellos productores que llevan alimentos a todo el país, hay que hacer un cambio del reordenamiento jurídico drástico y hacer un plan de estabilización macroeconómica que tenga ligado un préstamo de algún organismo multilateral que pueda permitir el financiamiento de ese plan, que evidentemente debe tener como eje monetario, un tipo de cambio abierto, totalmente flexible, pero a la vez anclado en un tipo de cambio, que permita en uno o dos años, saber que ese va a ser el tipo de cambio y que las personas van a poder cambiar sus bolívares las 24 horas del día los 365 días del año por un monto estable, para poder acabar con la hiperinflación y empezar a reconstruir económicamente el país.

Evolución del tipo de cambio

En cuanto al comportamiento del tipo de cambio a futuro, señala que es muy probable que para finales de este año o principios del 2022, el tipo de cambio pueda estar en los 12.000.000 Bs/$, que pudieran ser Bs. 12,00 si se hace la reconversión monetaria, que tiene más o menos un año y medio de retraso o casi dos años, reconociendo que es evidente que hay que quitarle seis ceros a la moneda que en estos momentos está “demasiado inflada”.

“Este nivel estimado en el tipo de cambio, tiene que ver con el año electoral, donde hay una expansión del gasto muy importante y tiene que ver con previsiones de dificultades para ampliar aún más la extracción de petróleo, hay empresas como Statoil, Total que han salido del país y aún persisten serias dificultades con el sistema eléctrico, con servicios públicos que también dificultan la extracción de petróleo y la producción de varias materias primas que dinamizan la economía, entonces es bastante probable que el gobierno tienda a aumentar la emisión de dinero sin respaldo y esto pueda, de alguna manera presionar los precios y el tipo de cambio y en un contexto electoral, esto es muy probable que suceda, lo cual cuál hace pensar que el tipo de cambio se pueda triplicar de aquí hasta enero”, asegura Sutherland.

Reducir al mínimo el encaje bancario

Por otra parte, fue consultado en torno a los anuncios del Gobierno nacional, de ordenar la entrega de créditos a los productores, cuando se sabe que prácticamente en el país el crédito ha desaparecido, debido al elevado encaja bancario, admitiendo que el sector productivo venezolano tiene ya mucho tiempo, sin un esquema crediticio funcional.

“Desde hace varios años hay un encaje legal que llegó a ser del 100%, que impedía cualquier tipo de crédito, no solo para el empresariado, sino también para créditos al consumo, aún hay muchas personas con tarjetas de crédito con límites de 100 bolívares, 1.000. bolívares y hasta Bs. 5.000 que son fracciones de dólar, de allí que esta política monetaria ultra contractiva en el área crediticia, ha frenado todo lo que es la producción que se ha podido realizar a través del crédito de la banca, de allí que creo que lo primero sería la eliminación del encaje real o por lo menos su redacción drástica, en estos momentos ronda el 93% si se une el encaje legal con el encaje marginal y eso debería ser de 4%,5% o 6% a lo sumo, incluso hay países donde ese encaje legal no existe y en otros el encaje es de 1% o 2%”. Asegura.

Otro factor que señala, es que se requiere una estabilidad monetaria mínima para que los créditos puedan ser funcionales para todas las personas, ya que en estos momentos hay oportunidades de créditos, pero estos son indexados al tipo de cambio, de allí que hay mucha gente que teme pedir en bolívares y estos crezcan exponencialmente debido a la devaluación constante de esos mismos bolívares, señalando como ejemplo que una persona que solicite un crédito de Bs. 4 millones, en un año tenga que pagar Bs. 12 millones.

“Creo que el gobierno tiene muchísimas cosas por hacer, muchísimas cosas por cambiar y hay que ver si tiene una voluntad política real para lograr ese florecimiento en cuanto al crédito; el empresariado venezolano tiene la gran ventaja internacional, que es un empresariado sin deudas importantes en divisas, en épocas pasadas el empresariado estaba ahogado, en estos momentos no tiene deudas importantes y aparte del sistema bancario, se pudiera aprovechar el sistema bursátil y pudieran todas las empresas cotizar en bolsa y recoger buen dinero mediante títulos, obligaciones, acciones, hay muy buenas oportunidades en ese ámbito”, sostuvo el especialista Manuel Sutherland, en Fedecámaras Radio.

El Impulso

- Advertisment -