sábado 27 noviembre, 2021
InicioEconomíaFuncionamiento de casas de cambio puede controlar relación bolívar-peso

Funcionamiento de casas de cambio puede controlar relación bolívar-peso

323 views

Humberto Contreras

Durante la primera semana posterior al inicio de la reexpresión monetaria que se oficializó en el país a partir del primero de octubre, se ha apreciado en el mercado informal de la ciudad, una devaluación solapada del bolívar frente al peso, sin que, aparentemente haya razones técnicas para ello,

De hecho, el mismo viernes primero, la relación entre el precio del bolívar y el precio del dólar, era de 4,1 bolívares por dólar. Considerando que la relación entre el peso y el bolívar en ese momento, era de un peso por 0,0009 bolívares, la conversión invirtió la relación, y el bolívar nuevo o bolívar digital, quedó en la relación de un bolívar nuevo, equivalente a 900 pesos.

Sin embargo, pese a que el vínculo bolívar-dólar se ha mantenido estable durante estos diez días de actividad, al igual que la relación peso-dólar, los vendedores informales de la ciudad han aplicado un incremento tanto al valor de los productos que ofrecen en pesos, como al cambio muchas veces necesario, de bolívares a pesos, o al contrario, estableciendo el precio de1 bolívar en alrededor de 740 pesos, lo cual, por supuesto, demanda más bolívares y afecta el índice inflacionario en la región.

La expresión más directa de una de las personas que se encontraban molestas en el mercado por esta situación, dio su explicación: La gente que controla el mercado informal de víveres y cambios en San Cristóbal, devalúa el bolívar y sin ninguna razón aumentan el valor del peso y generan inflación.

Para tener la visión técnica de la situación, consultamos con el economista Aldo Contreras, para conocer o explicar técnicamente lo que ocurre.

— Doctor, se está viendo un aumento en la relación cambiaria bolívar-peso, sin que haya cambiado la relación del bolívar y del peso, respectivamente, con el dólar. ¿Es razonable?

—Primero, es importante entender qué es la TRM, o sea, la Tasa Representativa del Mercado. El tipo de cambio bolívar-peso, inicia su explicación, resulta de dividir la TRM, que este lunes estuvo en 3 mil 780 pesos por dólar, (casi 3 mil 800), pero varía a diario. El Banco Central la publica todos los días, entre el precio del dólar del BCV.

Esa paridad cambiaria, es la que deberían tener los supermercados o la economía formal, señala. Sin embargo, pues, aquí tenemos una especie de doble economía, la formal y la informal. La informal cada vez con mayor presencia. Vemos cómo, por ejemplo, aumenta la cantidad de carritos y puestos que, de forma ilegal, venden pasteles, perros, helados, productos de primera necesidad y diversos artículos, pero no cumplen con los requisitos de formalidad, de una economía formal, como el pago de impuestos o contribución al crecimiento y al desarrollo económico.

Sin embargo, en estos procesos de reconversión monetaria, de algún modo se aprovechan para

la especulación, y es cuando el agente económico (el comprador o el cliente, en este caso), debe manejar la información de la mejor manera y de forma oportuna, para que su dinero rinda lo más posible.

Recordemos que el dólar oficial es el dólar del BCV, que este lunes está en 4,15 bolívares digitales, y la TRM está muy cerca de los 3 mil 800 pesos por dólar, pero reiteremos también que ambos índices varían día a día, y hay que estar pendientes de las cotizaciones del mercado, para que el dinero rinda.

—También hay algunos productos colombianos en el mercado informal, acá en la ciudad, que han aumentado su valor en pesos. ¿Tiene razón de ser?

— Sí. Estos productos se mueven en el libre juego de la oferta y la demanda, y en su estructura de costos, influye la depreciación de la moneda colombiana, la cual ha sido la segunda más depreciada después de la de Argentina, obviamente sin incluir Venezuela, que registró 1.523 %.

Y, los costos en dólares, cuando se deprecia la moneda local, pues los precios aumentan, sumado a que las estructuras de costos se han visto impulsadas por el exceso de cobros en los llamados peajes que hay desde San Antonio hasta San Cristóbal, o al interior del país, lo que presiona esa estructura.

A ello se suma el encarecimiento del combustible en el mercado informal en los últimos días, que ha habido escasez severa de gasolina, y también de gasoil, como ya hemos visto desde hace más de seis meses, lo que presiona la estructura de costos para que, de algún modo, los precios en pesos colombianos suban como lo han hecho.

—¿Hay alguna forma de control cambiario en la frontera?

— Es ilegal, por supuesto, asegura el especialista, un cambio distinto a este (al marcado por el BCV), y por eso es que hemos pedido en varias oportunidades, que regresen las casas de cambio, porque el mercado cambiario se lo han dejado a los informales, a gente que trabaja por las redes sociales, a los “maneros” del Terminal.

Así, hoy por hoy, sabemos que no hay casas de cambio formalmente establecidas como antes, cuando había hasta cinco casas de cambio cerca del Terminal, incluso en el centro y en Barrio Obrero, convirtiendo bolívares a pesos o a dólares, dólares a euros, en fin. Cualquier cambio que se deseaba, se cotizaba y se publicaba en pantalla, lo que permitía al agente económico tomar una decisión.

Lo mismo, con las casas de cambio de San Antonio, Ureña, que le daban un dinamismo, y que además están permitidas por el Convenio Cambiario Número 1, y solo requieren ser autorizadas por el directorio del Banco Central.

- Advertisment -