Argentina será el país latino con más presencia en Festival de San Sebastián

66
Imagen de referencia.

Argentina será el país latinoamericano más presente en la 66 edición del Festival de San Sebastián, con dos películas en una competición oficial que también mirará al otro lado del Atlántico con Yuli, el filme de la española Iciar Bollaín que cuenta la vida del bailarín cubano Carlos Acosta.

Hace días se anunció la participación de Rojo, dirigida por el argentino Benjamin Naishat, con Dario Grandinetti y Alfredo Castro en el reparto, y habrá una segunda película argentina en la competición por la Concha de Oro, según avanzó a EFE el director del festival, José Luis Rebordinos.
En esta edición también habrá presencia de México, Chile y otros países latinoamericanos, pero será el cine argentino el que cuente con más representantes, reconoció Rebordinos.
Una programación completa -incluida la sección de Horizontes Latinos, que contará con 12 ó 13 largometrajes – que se irá desgranando en las próximas semanas.
Hoy era el turno de las películas con producción española que tomarán parte en esta edición, que se celebrará del 21 al 29 de septiembre, y entre ellas está Yuli, una “historia muy atípica”, en palabras de su directora.
Acosta, explicó Bollaín a los medios, “era un niño que no quería bailar, yo siempre digo que es lo contrario de Luis Miguel, él no quería bailar y fue su padre el que se empeñó porque vio una posibilidad de que saliera de un barrio duro, con mucha bronca en la calle”.
Fue su padre el que vio que tenía condiciones y le obligó a bailar y luego se convirtió “en uno de los mejores de su generación, es un Nureyev de la danza actual” que ahora se ha retirado del ballet clásico y tiene su propia compañía en La Habana, como muestra el filme, resaltó la realizadora.
Acosta se interpreta a sí mismo en la edad adulta mientras que el bailarín Kevyn Martínez, de su compañía, da vida al protagonista en su veintena.
Una película que es “muy bonita de ver, que tiene mucho baile y que creo que va a ser por lo menos original y sorprendente”, afirmó Bolláin, que compite por tercera vez por la Concha de Oro de San Sebastián tras Te doy mis ojos (2003) y Mataharis (2007).
Rodada casi enteramente en Cuba, con un equipo local lleno de “profesionales de primera” y una productora cubana, Claudia Calviño, que “es una máquina”, es un proyecto que a Bollaín le llegó a través de su marido, el guionista Paul Laverty, que se ha encargado de escribir el texto.
A Laverty le llegó el encargo y pensó que era la historia perfecta para roda con Bollaín porque además de contar la vida de Acosta, sirve para recorrer los últimos 30 años de la vida de la isla y contarlos desde un lugar poco común, el arte.
Un filme que competirá por los principales premios del festival con títulos como El reino, de Rodrigo Sorogoyen; Quién te cantará, de Carlos Vermut, y Entre dos aguas, de Isaki Lacuesta.
Se unen a películas ya anunciadas anteriormente como High Life, de la francesa Claire Denis; Vision, de la japonesa Naomi Kawase; Illang: The Wolf Brigade, del coreano Kim Jee-woon, o Le cahier noir/The Black Book, una coproducción francoportuguesa dirigida por la chilena Valeria Sarmiento.
Como El ángel, del argentino Luis Ortega, protagonizada por Chino Darín, Lorenzo Ferro y Cecilia Roth, una película que participó en la sección Una cierta mirada, del último Festival de Cannes, y se proyectará en San Sebastián en Perlas, que recoge las películas más destacadas de otros certámenes.
En Perlas se verá también Petra, del español Jaime Rosales, protagonizada por la actriz española de origen argentino Bárbara Lennie.
En la sección competitiva de Zabaltegi estará Teatro de guerra, una coproducción hispanoargentina dirigida por Lola Arias, sobre los veteranos de la Guerra de las Malvinas, y Belmonte, del hispano uruguayo Federico Veiroj, una historia sobre el arte filmada en Montevideo.
Una coproducción de España, México y Uruguay que es “el retrato de un personaje, una crónica de sus miedos e insatisfacciones”, explicó a Efe el cineasta Fernando Franco, que ha colaborado en el montaje de Belmonte con Veiroj.
Y en Nuevos directores está programada Para la guerra, una coproducción de Cuba, España y Argentina, dirigida por Francisco Marise y que explora la memoria y la soledad de un exsoldado cubano, veterano de las fuerzas especiales.