sábado 21 mayo, 2022
InicioInfogeneralRendir la comida en tiempos de crisis

Rendir la comida en tiempos de crisis

1.354 views

Juan José Contreras


Las circunstancias para adquirir alimentos en los hogares venezolanos son cada vez más adversas. Elementos como el abastecimiento y la preparación de las comidas se ponen a prueba ante la hiperinflación y la falta de servicios básicos. Hay, sin embargo, algunas recomendaciones que se pueden seguir para sobrellevar la cocina en tiempos de crisis.

La chef de cocina internacional y docente universitaria Andrea Pulido formuló algunos consejos para hacer frente a las circunstancias. Desde cómo preparar los ingredientes hasta cómo rendir esa comida, son parte de las soluciones que la experta aportó.

Pulido recordó que tradicionalmente el ser humano ha definido en épocas de guerra y dificultades su comportamiento ante la alimentación, que no es más que garantizar su supervivencia. “Se conoce que las primeras conservas, por ejemplo, se originaron por la necesidad de preservar alimentos por mayor tiempo”.

La experta culinaria señaló que se debe analizar cómo se pueden adaptar las opciones al contexto que vive el país. Como punto de partida exhortó a planificar, a elaborar una lista que contenga lo verdaderamente esencial. “Se trata de decidir inteligentemente qué es lo que va a brindar mejores beneficios y rendir el presupuesto”.

 

Preparaciones que rinden

Sobre la forma de integrar los ingredientes la experta comenzó con las sopas, que pueden representar un plato único y sustancioso. Recomendó incluir un buen fondo o caldo y no negar los vegetales como papa, zanahoria, y otros como plátano verde, por ejemplo. “Lo acompañamos con un sofrito que brinde sabor en base a cebolla, cebollín, ajo y ají dulce”.

La experta mencionó que dependiendo del tipo de sopa se puede agregar un poco de arroz como agente espesante, fideos o alguna pasta corta. “Hay sopas que incorporan alguna legumbre como lentejas, arvejas o frijoles”.

Las ensaladas son una opción viable cuando se tiene limitado el acceso a la cocción de los alimentos, ya que muchas de ellas se consumen crudas. “Se pueden incorporar elementos cocidos previamente como pasta corta, papa, remolacha o zanahoria, reservados en refrigeración, para utilizarlos en un plazo de 24 horas máximo”. En la medida de lo posible, agregar aderezos es una alternativa para variar el sabor de la ensalada.

Sin necesidad de cocción las ensaladas son un plato nutritivo

Cocina de aprovechamiento

Como opciones para proporcionar a la familia un plato único están las pastas y arroces. Si se incorpora diversidad de elementos pueden resultar sustanciosos. Algunos ejemplos son el arroz con vegetales como cebolla, cebollín, ajo, pimentón o zanahoria. También una pasta con lentejas o vegetales.

En las preparaciones se pueden reusar o aprovechar ingredientes. “Para un arroz se puede incorporar como líquido de cocción un fondo vegetal preparado con la piel y sobrantes de la cebolla, cebollín y pimentón. Se pueden cocinar en agua sin sal con unos dientes de ajo y una hoja de laurel hasta que se concentren los sabores. Una opción es guardar ese preparado congelado en recipientes para su uso al momento de la elaboración del plato”.

Integrar elementos sazonadores marca la diferencia. “Aquí se puede poner en juego la creatividad de quien prepara los platos, ya que variando los sabores por medio de las especias se pueden tener platos distintos cada día con casi los mismos ingredientes”.

Las pastas pueden resultar sustanciosas variando su sazón con algunos ingredientes

Hacer que las comidas sean atractivas

La chef Andrea Pulido aseveró que la cocina busca satisfacer una necesidad básica que es la alimentación, pero no por ello se debe limitar la creatividad y el disfrute del hecho de cocinar. “Una comida además de nutritiva debe saber bien, al punto que la persona que la consuma se sienta a gusto con lo que ingiere y de esa manera incluso consiga balancear las carencias que pudiera tener un plato de comida con el simple hecho de degustar algo delicioso”.

En la lista de compras, la experta recomienda incluir las hierbas deshidratadas para poder variar los sabores de las preparaciones.

Pulido considera que los niños representan un reto para los cocineros. Se debe hacer un esfuerzo adicional para que las comidas sean más atractivas y que se puedan incorporar los vegetales en su dieta, sin que resulten desagradables. “Se puede jugar con la forma o la decoración de los platos, haciendo caras o formas animales para que sean vistosos, también jugar con los colores incorporando espinaca o remolacha en las preparaciones”.

En la misma línea del tema de los niños destacó la importancia de incorporar frutas o recetas que sean dulces sin abusar del azúcar refinado. La chef aseguró que los niños también pueden ser parte de la preparación de las comidas, incorporándolos con actividades sencillas que no representen riesgo, pero que al mismo tiempo los hagan sentir importantes. Es una forma saludable de entretenerlos, alejándolos de equipos electrónicos y dándoles un sentido de la colaboración en el hogar.

 

Cocinar cuando no hay gas

En tiempos en los que la ausencia de gas doméstico es uno de los problemas que aqueja a los hogares tachirenses y venezolanos, las familias han tenido que optar por otras formas para cocinar sus alimentos. Ante este escenario la eficiencia es lo recomendable.

Pulido ha notado que la población ha optado por las brasas de la leña como opción para sus preparaciones. Para esto lo aconsejable es utilizar fogones que concentren el calor directamente en la olla, lo cual disminuye la cantidad de combustible, reduce el tiempo de cocción y el impacto ambiental producto de la tala de árboles. También sugiere usar leña desprendida naturalmente de árboles que ya hayan llegado al final de su vida.

Otra opción son las hornillas de cocinas eléctricas, pero la población tachirense está expuesta a racionamientos de energía diarios de varias horas. Su recomendación se basó en ser eficaces en el aprovechamiento de la fuente de calentamiento en los momentos con luz. “Buscar preparar mayores cantidades que puedan ser utilizadas en más de una comida. Se pueden cocinar legumbres como lentejas, frijoles o arvejas en porciones importantes y congelarlas en raciones”.

 

El corazón del hogar

La chef de cocina internacional Andrea Pulido aportó recomendaciones para el hogar

Es una época compleja, pero la perspectiva marca la diferencia. La chef Andrea Pulido brindó un mensaje final: “La cocina es un espacio para el intercambio familiar, donde todos pueden tener un lugar sin importar los tiempos difíciles. No se debe dejar a un lado el ritual de brindar por medio de las preparaciones demostraciones de cariño a quienes comparten con nosotros, y de disfrutar el simple hecho de sentarse alrededor de una mesa en familia”.

En Instagram, la cuenta @laboratorioculinario_ve es la ventana donde la chef comparte información culinaria variada para cocineros caseros y aficionados a la cocina.

- Advertisment -
Encartado Publicitario