viernes 29 mayo, 2020
Inicio Infogeneral Sin palmas y sin hosannas se inició la Semana Santa

Sin palmas y sin hosannas se inició la Semana Santa

118 vistas

Freddy Durán


Una inédita Semana Santa con iglesias en silencio se inició este Domingo de Ramos, donde precisamente la hoja de la palma apenas si cubrió la entrada de algunos hogares sobre una bandera o amarrada a una cinta tricolor.

Por supuesto, tampoco en las calles se vio a los creyentes que luego de celebrada la Eucaristía acostumbraban a regresar a sus hogares con su pedacito de ramo, casi siempre amarrado en forma de cruz.

En Domingo de Ramos se recuerda precisamente uno de los hechos multitudinarios más importantes de la historia: el arribo triunfal del Hijo de Dios a Israel. A el acudían precisamente los más necesitados de salud, quienes por su fe fueron sanados.

Hoy en día, los sacerdotes, que disponen de las nuevas tecnologías para propagar su homilía, e incluso la celebración del rito, no sólo nos enseñan que la salud venga de la Fe, sino de la precaución.

Por tal motivo, por órdenes del Papa Francisco, exime a los católicos a asistir a sus templos, y los invita en cambio, a incorporarse a una modalidad no tan nueva, pero hoy más recurrida, a vivir una nueva comunión con su fe, a través de las comunicaciones tecnológicas.

En este sentido, la radio y la televisión están jugando un rol fundamental. Pero incluso sus transmisiones han sufrido importantes cambios, y esa así como la interactuación del pastor con su congregación se ha hecho on line, para, por ejemplo, rezar el rosario, cuyos responsorios se pueden escuchar al otro lado de la línea.

Las misas claves de esta Semana Santa, así como acontecimientos tan trascendentales como la representación del Viacrucis, y el Sermón de las Siete Palabras, ya no tendrá a los templos como sus escenarios naturales, sino a los medios de comunicación.

Renacer de las escatologías

Una de las palabras más recurridas ha sido «cuarentena» de carácter bíblico, pues hace referencia a los cuarenta días de prueba de Jesucristo en el desierto, previos a sus momentos de gloria y pasión.

Y es que está crisis global ha despertado una necesidad de reencontrarse con Dios, unos, mientras que para otros una revisión de las escatologías en los textos sagrados. Se entiende por escatología los episodios de los textos sagrados referidos al fin del mundo, ya sea en castigo al pecado de la humanidad, ya sea como una necesaria destrucción para el advenimiento de una Nueva Era.

Aunque siempre el Apocalipsis se le adjudica al discurso religioso, lo cierto es que pervive en el inconsciente colectivo, como se ve en las redes sociales donde pululan las teorías de la conspiración, las admoniciones ecologistas y progresistas, e incluso las más originales interpretaciones metafísicas e ideológicas. Todas coinciden en que esto ha sucedido porque nos los merecemos, o por perversas maquinaciones de los anónimos Amos del Mundo.

Ante este tipo de posturas, tanto psicólogos como líderes religiosos piden prudencia, pues tan nocivo como la pandemia representan las angustias y miedos que dañan las personas e incluso las encierran en estado de irrealidad, cuando no son somatizadas. Lo importante, sugieren los expertos es que cada quien viva sanamente a su vez, y recoja de ella la esperanza, reflexión y paz necesarias para aguardar en cuarentena bajo el lazo familiar o de las buenas compañías, y los mensajes constructivos

Otros credos

Pero, como nos explica el historiador tachirense Bernardo Zinger, no sólo ha sido la religión católica la única que ha tenido que reinventarse ante las exigencias de confinamiento pautadas por el avance de la pandemia.

En el caso de la tradición hebrea se contempla que ante situaciones críticas los judíos pueden flexibilizar sus costumbres, incluso las de orden alimentario y rituales, como la observancia del sábado.

Aunque la televangelización ha sido muy característica de los credos evangélicos, la crisis actual les dará otra dimensión, dando a sus seguidores la opción de financiar sus actividades a través de la banca electrónica.

La religión musulmana, caracterizada por sus multitudinarias muestras de Fe, también se han venido adaptando a la pandemia, y toman como referencia la propias palabras de su profeta Mahoma, que abogó por mantener la vida humana. Aunque para esa religión resulta conflictiva ciertas prácticas funerarias como incenerar sus cadáveres, otras de orden ritual han sido flexibilizadas, y ya se ha restringido el rezo colectivo de los hombres en las mezquitas.

- Advertisment -