lunes 17 enero, 2022
InicioInternacionalAfiche polémico

Afiche polémico

60 views

El director español Pedro Almodóvar alertó el jueves frente al excesivo control de los algoritmos tras la retirada temporal de Instagram del cartel de su próxima película, “Madres paralelas”, que representa un pezón lactante.

En un texto publicado en la cuenta oficial de Penélope Cruz, una de las protagonistas del filme, el realizador manchego agradeció a los internautas y los medios por haber “conseguido que las mentes que hay detrás del algoritmo que decide qué es o no es obsceno y ofensivo hayan dado marcha atrás y permitan que el cartel circule libremente”.

La imagen de la polémica muestra un pezón en blanco y negro del que cuelga una gota de leche sobre un fondo rojo, en una composición que evoca a un ojo que llora.

El cartel fue brevemente retirado el lunes de la red social tras su primera publicación por no respetar las condiciones de uso de la plataforma, levantando una polémica en las redes sociales y los medios españoles.

“Hay que estar alerta antes de que las máquinas decidan qué podemos hacer y qué no podemos hacer”, alertó Almodóvar. “Siempre he confiado en la amabilidad de los desconocidos, pero siempre que sean humanos y un algoritmo no es humano”, añadió.

Ante la controversia creada, Instagram afirmó el miércoles que lamentaba lo ocurrido, a través de su casa matriz Facebook.

Pianos excéntricos

La colección de pianos poco común de un restaurador estadounidense que ha trabajado en los instrumentos de Chopin, Beethoven y de la familia real británica salen a subasta.

Entre ellos hay piezas con cinco pedales, dos teclados o abriéndose en el centro como una mariposa.

En la localidad de Biddenden, en Kent (sureste de Inglaterra), un decreto real pegado encima de una puerta llama la atención: “Por decreto de Su Majestad la Reina, conservadores y restauradores de pianos”.

La vivienda esconde verdaderos tesoros: 26 pianos que el californiano David Winston ha amasado a lo largo de su vida. Su impresionante colección -algunas piezas podrían llegar a valer 60.000 libras (71.000 euros, 83.000 dólares)- se pone a la venta a partir del 1 de septiembre en la casa Dreweatts, antes de que el artesano se jubile en Venecia.

“Tengo casi 71 años, es un poco el momento”, explica a la AFP este reparador de instrumentos que pasaron por prestigiosas manos.

Entre otros, ha restaurado “bastantes instrumentos reales”, como los pianos que pertenecieron a la mismísima reina Isabel II, pese a que es discreto sobre este trabajo.

En su haber cuenta también la restauración del piano francés Pleyel que perteneció a su “gran héroe” Frédéric Chopin. Pero su mayor orgullo es haber podido recuperar el Broadwood de Beethoven, conservado en el Museo Nacional de Hungría.

“Cuando entré en esa sala por primera vez, y vi el piano con el nombre de Beethoven encima, el pelo de mi nuca se erizó”, cuenta con emoción David Winston.

Entre los pianos que vende, se encuentran instrumentos sobre todo de los siglos XVIII al XX. Uno de ellos, construido totalmente por Winston, es una réplica exacta de un instrumento vienés del siglo XIX.

¿Su particularidad? Posee cinco pedales, cuando la mayoría de los pianos modernos solo tienen tres. Los pedales adicionales permiten producir un efecto sonoro de tambor y campana o un estertor parecido al de un fagot -perfecto para la música marcial muy en boga en la época-.

- Advertisment -