Evo Morales arremete contra la OEA e insiste en que no hubo fraude en Bolivia

335
Evo Morales arremete contra la OEA e insiste en que no hubo fraude en Bolivia
Evo Morales arremete contra la OEA e insiste en que no hubo fraude en Bolivia

El expresidente boliviano Evo Morales insistió este sábado 14 de diciembre desde Argentina, donde llegó el pasado jueves 12 de diciembre, en que no hubo fraude en las elecciones celebradas en su país en octubre pasado y volvió a cuestionar el accionar de la Organización de Estados Americanos (OEA).

A través de su cuenta en la red social Twitter, Morales hizo alusión a tres informes que, aseguró, “destruyen” los argumentos sobre un supuesto fraude electoral.

Según precisó Morales, se trata de tres informes elaborados por el estadounidense Walter Mebane, profesor de la Universidad de Michigan, por el Centro de Investigación Económica y Política (CEPR), de Washington, y por “más de cien expertos de prestigiosas universidades”.

Morales aseguró que estos “tres informes serios destruyen los argumentos de los golpistas sobre las elecciones en Bolivia y desnudan el fraude de la OEA”, organismo que denunció “graves irregularidades” en los comicios presidenciales del 20 de octubre.

“Los tres estudios afirman que no hubo fraude y ganamos en la primera vuelta. Además, los 98 expertos piden a la OEA retractarse de su informe y solicitan al Congreso de Estados Unidos investigar la auditoría fraudulenta apadrinada por (el secretario general de la OEA, Luis) Almagro”, dijo Morales.

El pasado 4 de diciembre, la OEA reiteró sus denuncias de “irregularidades” en las últimas elecciones presidenciales en Bolivia al presentar la versión final del informe que desembocó en la salida del hasta entonces presidente.

La OEA publicó la versión preliminar del informe el pasado 10 de noviembre, un documento que generó un terremoto político en Bolivia y que en pocas horas provocó un anuncio de repetición electoral por parte de Morales y su posterior renuncia a la Presidencia forzada por los militares.

El pasado jueves decidió trasladarse a Argentina, donde pidió refugio al nuevo Gobierno de Alberto Fernández, que asumió la Presidencia el martes último.