Los ingresos de Telefónica caen por la devaluación monetaria en Argentina y Brasil

104
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, habla durante la presentación de los últimos resultados anuales de la compañía, el pasado 21 de febrero en Madrid. AFP/Archivos / Pierre-Philippe Marcou

El grupo de telecomunicaciones español Telefónica vio caer sus ingresos en un 1,7% en el primer trimestre por la devaluación monetaria en Argentina y Brasil aunque, gracias a un cambio en la normativa contable, su benefició neto aumentó un 10,6%.

«La evaluación de los tipos de cambio tiene un impacto negativo en los resultados reportados de la compañía, principalmente por la depreciación frente al euro del peso argentino y del real brasileño», afirmó el grupo en un comunicado.

Según Telefónica, la devaluación de divisas afecta en 4,9 puntos porcentuales la evolución interanual de los ingresos, que terminan decreciendo un 1,7% hasta los 11.979 millones de euros.

En Brasil, principal mercado exterior del grupo español con un 21% del volumen de negocio, los ingresos disminuyen en un 5,2% hasta los 2.563 millones de euros cuando, orgánicamente, se habrían incrementado en un 1,7%.

Más duro es el impacto en Argentina: Telefónica pierde un 28% de ingresos, de 755 a 543 millones de euros, aunque en un escenario de tipos estables habrían aumentado un 40%.

La hiperinflación argentina impacta también en el tratamiento contable de sus actividades en ese país y en el gasto operativo dado que en enero tuvieron que actualizar en un 18% los salarios de sus trabajadores.

Aun así, el declive de los ingresos no se refleja en el beneficio neto gracias a «la adopción de la normativa contable NIIF-16 desde el 1 de enero de 2019».

Esta nueva metodología elevó el beneficio neto de la entidad a 926 millones de euros, por encima de los 853 millones pronosticados por los analistas consultados por el proveedor de informaciones financieras Factset.

Esta normativa contable permitió hinchar en 414 millones de euros el resultado operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (OIBDA), que alcanza los 4.264 millones, y esto impulsó el beneficio neto, explicó el grupo.

Aun así, la bolsa de Madrid recibía con escepticismo los resultados: alrededor de las 10H00 GMT, con el selectivo Ibex-35 creciendo en un 0,54%, los títulos de Telefónica cedían un 0,67% a los 7,07 euros.

Los ingresos también se siguieron resintiendo del fin de los costes de itinerancia (roaming) en Europa, suprimidos en 2017, así como de la venta de Telefónica Guatemala.

Para reducir su amplia deuda, Telefónica está soltando lastre en algunos mercados latinoamericanos.

El miércoles, por ejemplo, anunció la venta de 11 centros de datos con una plusvalía de 260 millones de euros y ocho de ellos eran en este continente.

En este año, la deuda neta reculó casi un 6% a los 40.381 millones de euros. AFP