Macron tiene «interrogantes» sobre varios puntos del acuerdo UE-Mercosur

111
El presidente francés, Emmanuel Macron, el 10 de julio de 2019 en el palacio Elíseo en París. AFP / ludovic MARIN

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo el miércoles ante sus ministros tener «interrogantes» sobre las condiciones «medioambientales», «sanitarias» y respecto a las «filiales sensibles» del acuerdo entre la UE y los países del Mercosur, informó la portavoz de su gobierno.

La Unión Europea y el Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) acordaron el 28 de junio un gran tratado de libre comercio, negociado desde hace 20 años, y que implica a cerca de 770 millones de consumidores.

«Hemos recibido los documentos que permiten detallar el contenido de este acuerdo», dijo Sibeth Ndiaye el miércoles. «El presidente de la República indicó que tenemos interrogantes sobre tres puntos precisamente», para los que Francia quiere «respuestas extremadamente claras», agregó.

El primer tema es la «fuerza de las condicionalidades medioambientales», precisó la portavoz.

«Las condiciones que hoy figuran en el texto que nos fue comunicado no son suficientemente robustas, y deseamos aportar más robustez», para «hacer respetar este acuerdo de París en el marco del Mercosur», afirmó.

Además, «deseamos que, a través de este acuerdo, seamos no solo capaces de asegurarnos el respeto de las normas sanitarias europeas en los propios productos sino también en su proceso de fabricación», advirtió Ndiaye.

«El tercer tema sobre el que tenemos interrogantes y sobre el que queremos poder trabajar es el de las filiales sensibles, como el buey, el azúcar o las aves, que en el marco del Mercosur podrían verse alteradas o impactadas», afirmó.

Según ella, el presidente quiere tener «precisiones sobre la manera en que las cláusulas de salvaguardia que hicimos integrar en este acuerdo comercial podrían ser activadas».

Los «acuerdos comerciales pueden ser extremadamente positivos para la economía francesa y hemos tenido la prueba recientemente con el Ceta», el acuerdo entre Francia y Canadá, consideró Ndiaye.

El texto del acuerdo «tiene que ser finalizado en otoño por los negociadores y ese tiempo tiene que servir para que podamos levantar un cierto número de dudas e interrogantes», concluyó. AFP