InicioNacionalComercio de órganos en Marketplace de Facebook: ¿mercado negro o estafa?

Comercio de órganos en Marketplace de Facebook: ¿mercado negro o estafa?

322 views

Luego de que tres personas fueran detenidas por ofertar un riñón en Internet a cambio de grandes sumas de dinero en dólares, Lucila Velutini, miembro de la junta directiva de la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela, explicó que es muy poco probable que este tipo de actos se materialicen debido a que el país cuenta con una ley muy estricta en cuanto al tráfico de órganos

Una serie de anuncios en la página Marketplace de Facebook en los que se ofrecían órganos a cambio de cuantiosas sumas de dinero levantó las alarmas de las autoridades y generó preocupación en la sociedad. Pese a que en menos de una semana funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) capturaron a tres personas relacionadas con este tipo de actividades penadas en el país, el suceso abrió un debate: ¿es posible que exista un mercado negro de órganos en Venezuela o se trata de personas inescrupulosas que buscan sacar provecho de la angustia de pacientes que esperan por trasplantes, procedimientos que están suspendidos en el país desde desde 2017?

Lucila Velutini, miembro de la junta directiva de la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela (ONTV), aseguró que no es viable que exista un mercado negro de órganos en el país debido a que en Venezuela se encuentra regente una ley muy estricta que condena estos casos.

«Cualquier persona que trate de comerciar un órgano, bien sea una persona natural, un médico, una institución pública o privada, o un organismo, se enfrenta a una pena de cárcel si comete este tipo de actividades», explicó.

La Ley sobre Donación y Trasplantes de Órganos, Tejidos y Células en seres humanos, vigente desde el año 2011, establece de entre 4 a 8 años de prisión a las personas vinculadas con el comercio de órganos, con mayor fuerza en los profesionales que se presten para este tipo de intervenciones ilegales. «La donación es el acto más bello que existe, porque es el acto de regalar vida. Y es un acto totalmente altruista», precisó Velutini.

Protocolos estrictos

Un trasplante no es una intervención médica que se pueda llevar a cabo de forma clandestina en cualquier lugar. Los protocolos para antes, durante y después de una intervención son muy estrictos y deben cumplirse a cabalidad. De lo contrario, se corre el riesgo de perder la vida o rechazar el órgano.

Además, es un proceso que puede involucrar hasta 50 personas, entre profesionales de la salud y personal administrativo que canaliza cada uno de los casos.

«Es importante también señalar que si alguien quiere vender su órgano eso es un acto muy difícil que se realice en el país. La persona que quiere donar no puede llegar a cualquier centro hospitalario y decir que quiere donar un riñón, pues para eso hay que realizarse una cantidad de exámenes y los trasplantes de vivo a vivo deben hacerse de forma simultánea. Es decir, se extrae el órgano e inmediatamente se trasplanta al donante», indicó Velutini.

En el caso de donantes vivos, los mismos deben ser mayores de edad, cumplir los informes médicos actualizados y la aprobación de las pruebas que confirmen la compatibilidad con el receptor. Según la ley venezolana, no puede pasarse del quinto grado de consanguinidad y tiene que poner la voluntad de donación por escrito, la misma sin motivos lucrativos ni por coacción.

«Es decir, incluso entre amistades, personas que de buena voluntad quieran donar su órgano a otro, no pueden realizarlo porque está penado por la ley», señaló la representante de la ONTV.

Para aquellos por donante cadáver, solamente califican al confirmar el diagnóstico por muerte encefálica, salvo a la manifestación contraria de la persona en plenas facultades.

El 1 de junio de 2017, la Fundación Venezolana de Donaciones y Trasplantes de Órganos, Tejidos y Células (Fundavene), ejecutora del Sistema de Procura de Órganos para Trasplante desde 2014, notificó la suspensión del programa de donante cadáver en todo el país.

La medida, que en su momento se dijo era temporal, fue atribuida a la escasez de medicamentos inductores e inmunosupresores de mantenimiento, las fallas del tratamiento previo al trasplante, las deficiencias en la red hospitalaria, el deterioro de los servicios y la migración del personal calificado.

Actualmente, solo algunas clínicas privadas están realizando trasplantes de vivo a vivo en el país. Este tipo de intervenciones tiene un costo aproximado de 70.000 dólares cuando el órgano que se va a trasplantar es un riñón, y en el caso del hígado los montos pueden ser superiores.

Una posible estafa

El revuelo comenzó el pasado 15 de abril cuando el reportero Delmiro De Barrio publicó en su cuenta en Twitter imágenes de una serie de ofertas realizadas en la tienda virtual Marketplace de Facebook, en las que varias personas vendían riñones a cambio de altas sumas en dólares.

«Riñón de niña de 15 años en perfecto estado», podía leerse en una de las publicaciones que incluía un texto que justificaba la acción con la intención de independizarse por una mejor calidad de vida junto a sus hermanos.

Dos días después, Tarek William Saab, fiscal general de Nicolás Maduro, anunció la detención de una mujer, identificada como Marielys del Carmen Yedra, por ofrecer un riñón a cambio de 20.000 dólares. Fue sorprendida en la avenida 13 de Junio de Acarigua, estado Portuguesa. Presenta registro por porte ilícito de armas.

Funcionarios del Cicpc detuvieron tres días más tarde a otras dos personas en el estado Bolívar por el mismo delito: Franklin Rosales, de 41 años de edad, y una adolescente de 16 años.

El Ministerio Público investiga si se trata de una red criminal.

Velutini alertó que ante la desesperación por la paralización del sistema de procura de órganos en el país, algunas personas pueden creer en este tipo de ofertas. «Es de pensar que este tipo de ofertas están más relacionadas a una estafa, para hacerle creer a las personas que están necesitadas que le pueden salvar la vida mientras paguen una alta suma de dinero. Es posible que las publicaciones sean más una estafa que una venta de órganos en el mercado negro», precisó.

Como representante de la ONTV, Velutini hizo un llamado a la población a no caer en las manos de personas inescrupulosas. «Lo que puede suceder es que terminen perdiendo su vida o perdiendo su libertad», dijo.

Las ofertas siguen apareciendo

Desde que las autoridades iniciaron las investigaciones, muchas de las publicaciones en las que se ofertaban órganos han sido eliminadas. Sin embargo, todavía pueden leerse ciertos anuncios sospechosos.

Al realizar una búsqueda en Marketplace, El Nacional pudo encontrar una publicación similar a las denunciadas anteriormente. En la oferta se aprecia la imagen referencial de riñones humanos con el título Org.Riñón. Mientras que la descripción dice «6.5ml, verdes» sin dar ningún otro tipo de detalles.

El perfil de la persona que hizo la oferta pertenece a un hombre y fue creado este año. Solo dispone de 8 amigos agregados y señala que está ubicado en la ciudad de Caracas.

La publicación aparece en Marketplece en varias ocasiones y también se publicó en, al menos, otros 14 grupos de compra y venta de Facebook.

Reactivación de los trasplantes

«Insistimos en que es necesario que se reactive el sistema de procura de órganos en el país para atender a todas estas personas que se encuentran desesperadas por tener una segunda oportunidad de vida», manifestó Velutini.

Según cifras extraoficiales, en el país se dializan unas 7.000 personas, de las que aproximadamente 40% estaría lista para recibir un trasplante. De ese porcentaje, 10% serían niños y adolescentes.

Velutini aclaró que si bien es urgente que se retomen estos procedimientos en Venezuela, no puede tratarse solo de una orden dictada por el Estado.

«Primero deben dotarse los hospitales con todo lo necesario para realizar este tipo de operaciones. Para que un hospital público pueda ser nuevamente un centro de trasplantes debe contar con todos los servicios: laboratorio, banco de sangre, rayos x, resonador, emergencia, terapia intensiva, dos quirófanos al menos que funcionen y todos los servicios médicos que estas personas necesitan. Cabe destacar que quienes se someten a este tipo de cirugías no solo deben pasar por una serie de exámenes físicos sino también psicológicos e inclusive exámenes dentales», explicó.

La propuesta desde la ONTV es que los entes públicos encargados atender la situación de los trasplantes establezcan alianzas con clínicas y organismos privados para reactivar los trasplantes en al menos un centro del país y que esta cuente con todo lo necesario para atender a los pacientes adecuadamente. «Es muy triste todas las vidas que se pudieron salvar en estos 5 años, ya que solo una persona puede donar hasta 8 órganos. Son 8 vidas que una sola persona podría salvar», concluyó.

WC| Erika Hernández – El Nacional

- Advertisment -
Encartado Publicitario