martes 14 julio, 2020
Inicio Nacional Descuartizan otra yegua en la Facultad de Veterinaria de la UCV Maracay

Descuartizan otra yegua en la Facultad de Veterinaria de la UCV Maracay

4.269 views

El hecho ocurrió entre la noche del jueves 21 y la madrugada del viernes 22 de mayo cuando fue cruelmente sacrificada la yegua Bárbara dentro de los terrenos del campus universitario de Maracay.

“Bárbara” es la sexta yegua descuartizada por manos criminales dentro de la Universidad Central de Venezuela, núcleo Maracay. La yegua, que fue sacrificada entre la noche del jueves y madrugada del viernes, formaba parte del patrimonio animal para las prácticas docentes y era un símbolo de esta casa de estudios donde funciona la Facultad de Ciencias Vererinarias.

La decana de Veterinaria, Isis Vivas, además de condenar y rechazar esta cruel práctica que ya ha cobrado la vida de otros animales, exige a los organismos competentes y cuerpos de seguridad del estado Aragua, iniciar con celeridad las investigaciones que determinen las responsabilidades a que haya lugar y a la toma de las medidas que garanticen el resguardo y protección de los integrantes de la casa de estudios.

“Asimismo, solicitamos al Ministerio Público, la apertura de una averiguación sobre los hechos y exigimos el cumplimiento de la Ley para la Protección de la Fauna Doméstica Libre y en Cautiverio”, señala la decana en un comunicado público.

La referida ley establece en su artículo 3 en relación con el bienestar de la fauna doméstica, que “se entiende por bienestar de la fauna doméstica, aquellas acciones que garanticen la integridad física y psicológica de los animales domésticos de acuerdo con sus requerimientos, en condiciones que no entrañen maltrato, abandono, daño, crueldad o sufrimiento”.

El mismo instrumento jurídico prevé en su artículo 6 que “el sacrificio sin dolor deberá practicarse por parte de un médico veterinario o médica veterinaria o por una persona supervisada por éstos, que posea la experiencia necesaria, de manera que se garantice que el sacrificio no entrañe crueldad ni dolor al animal“.

La forma como han descuartizado a “Bárbara” y a otras yeguas, encaja en la sanciones previstas para quienes inflijan actos de crueldad, tales como “los que causen al animal dolores, sufrimientos o que afecten su salud, la muerte utilizando un medio que provoque agonía prolongada y cualquier mutilación orgánicamente grave que no se efectúe por necesidad y bajo el control veterinario”.

Medios Nacionales

- Advertisment -