Inicio Nacional Dirigencia sindical del sector aluminio protesta por desmantelamiento de 360 celdas en...

Dirigencia sindical del sector aluminio protesta por desmantelamiento de 360 celdas en Venalum

Advierten que la desincorporación del área operativa puede derivar en la pérdida de más de 150 empleos directos y retrasar la recuperación de la reductora de aluminio a punto de no retorno como ya ocurrió en CVG Alcasa. | Foto cortesía

Trabajadores del sector aluminio se concentraron este miércoles en la Plaza Monumento CVG en Puerto Ordaz para protestar en contra del desarme de 360 celdas P-19 del complejo II de CVG Venalum.

El desmontaje inició la semana pasada en medio de reclamos de dirigentes y expertos. La promesa de la estatal es desarmar las celdas P-19 para instalar unas V-350 de fabricación venezolana.

“Desmantelar y chatarrear el complejo II sería la muerte de CVG Venalum”, expresó el expresidente del Sindicato de Trabajadores Profesionales de Venalum, Manuel Díaz.

¿Dónde van a trabajar mis hijos? ¿será que no tenemos la capacidad de ver
lo que pasa? ¿qué le vamos a dejar a nuestros nietos?”
Hugo Medina

Díaz cuestionó la decisión de reactivar el complejo I, que son celdas P-19, y desmontar complejo II porque están obsoletas, cuando realmente son la misma tecnología. Invitó a hacer un plan de rearranque con inversionistas para recuperar la capacidad productiva de la compañía.

“Por respeto a Guayana, a los trabajadores, por ética, si es que la tienen, Pedro Maldonado (presidente de CVG), Alfonso Moros (vicepresidente del sector aluminio de la CVG) y Coto (presidente de Venalum) deberían poner su cargo a la orden, lo que han hecho es destruir a Guayana”, dijo.

Mañana van a picar Ferrominera, van a picar Sidor, van a picar todo”
Fernando Serrano

Sostuvo que mientras el mandatario nacional Nicolás Maduro y los actuales presidentes de las filiales de CVG salgan de la administración, la situación de las empresas básicas de Guayana no mejorará y los trabajadores no tendrán una mejora de sus condiciones.

Fernando Serrano, empleado de Venalum, alertó que la destrucción de las empresas es un problema político y que no luchar por la libertad del país significa que “mañana van a picar Ferrominera, van a picar Sidor, van a picar todo”.

Preguntó a los trabajadores que han tenido miedo a expresarse qué más pueden perder cuando ya los hijos se fueron del país por las políticas de gobierno. El dirigente llamó a seguir protestando.

Pérdidas de empleo 

“¿Dónde van a trabajar mis hijos? ¿será que no tenemos la capacidad de ver lo que pasa? ¿qué le vamos a dejar a nuestros nietos?”, preguntó Hugo Medina, presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionados de Venalum (Ajupeve).

Así inició el desarme de las celdas. La estructura de aluminio pretende ser fundida para luego venderse | Foto cortesía

Desde que se inició el desarme, trabajadores insisten en que se perderán más de 150 puestos laborales en la estatal y que además se perjudicarán a las empresas transformadoras de aluminio primario quienes dependen del aluminio producido en estas celdas para operar.

Medina indicó que este problema no solo es de Venalum y recordó cuando se desmontaron las celdas de Alcasa, se dejó a la empresa en cero y se perjudicó aún más la condición de los empleados de esta reductora. “El aluminio que salió de Alcasa se fundió en Venalum y todos esos riales se lo robaron”, denunció.

Señaló que el desarme de las líneas es un plan “para eliminar la clase trabajadora de Guayana para que dependamos de ellos”. Hasta la semana pasada habían sido desmontadas cuatro celdas, por lo que llamó a seguir en las calles para detener el desarme de las líneas.

Maduro está al tanto… 

El desarme de las celdas genera preocupación debido a que expertos señalan que las V-350 no entran en el espacio donde están ubicadas las P-19 y la empresa no cuenta con los recursos para realizar dicha obra.

Además, los trabajadores tienen un antecedente preocupante en el sector aluminio: Alcasa. En noviembre de 2020 a esta reductora le desmontaron sus últimas 386 celdas para instalar un laminador de Serlaca, que tiene equipos extraviados, dañados y quemados.

Hasta la fecha sigue sin iniciarse la instalación del laminador de Serlaca y la compañía no produce ni un gramo de aluminio primario. Esta empresa, al igual que Venalum, recibió más de 400 millones del Fondo Chino entre 2013 y 2015 que al final nunca significaron mejora productiva para ninguna de las dos reductoras.

El secretario de Trabajo y Reclamo del Sindicato de Trabajadores de Alcasa, Henry Arias, sostuvo que, aunque hay quienes creen que el presidente Maduro desconoce el desmontaje de las celdas y la destrucción de Guayana, “Maduro es el padre de todo lo que ha ocurrido en Guayana con el Fondo Chino”.

Aseguró que Nicolás Maduro estuvo al tanto de toda la compra de maquinaria china que al final nunca sirvió para la producción ni de Alcasa ni de Venalum. “Nicolás Maduro no es que no sabe nada, él lo que está es protegiendo a sus muchachos porque además es fundador de la FBT”, cuestionó.

Correo del Caroní

Salir de la versión móvil