El bolívar se ha devaluado 99,04% en diez meses

304
Venezolanos han tenido que adaptarse a tres familias de billetes en los últimos 20 años

El poder adquisitivo externo del bolívar ha caído en 99,04 % en los casi nueve meses que lleva de vigencia el nuevo cono monetario.

El bolívar que se impuso en agosto del año pasado y que se llamó inicialmente «Soberano», nació tras la eliminación de cinco ceros al anterior cono monetario.

En su nacimiento el tipo de cambio del bolívar era de 60 unidades por cada dólar. Hasta el viernes pasado, el tipo de cambio había llegado a 6.244,33 bolívares por dólar.

Eso significa que en ese período el tipo de cambio aumentó en 10.307,21 %, lo que determina que necesitemos más de cien veces la cantidad que usábamos al inicio del nuevo cono para comprar un dólar.

El poder adquisitivo de una moneda mantiene una relación inversamente proporcional con el nivel general de precios (en lo interno) y con el tipo de cambio en lo externo.

Por ello, cuando el nivel de precios aumenta se reduce el poder de compra del bolívar. Y cuando son necesarios más bolívares para comprar un dólar, se produce una depreciación del poder de compra de la moneda.

En el caso que nos ocupa, el bolívar arrancó en agosto con un tipo de cambio de 60 bolívares por dólar y cerró esté viernes en 6.244,33, de acuerdo con los datos oficiales del Banco Central de Venezuela.

Allí se produjo una pérdida del valor de compra externo de 99,04 %. Significa que se ha producido una devaluación severa en nuestra moneda.

Los economistas señalan que debe hablarse de depreciación cuando la pérdida se produce como consecuencia de las fuerzas del mercado y de devaluación, cuando es el resultado de una decisión de la autoridad monetaria.

Sin embargo, en una economía como la nuestra donde el 90% de las divisas son aportadas por el sector público, la acción u omisión de la autoridad monetaria implica una decisión.

Por consiguiente, estamos frente a una devaluación. El impacto sobre el poder de compra interno no se puede medir, debido a que se carecen de datos oficiales fiables.

Sin embargo, todos los que tienen que adquirir bienes o servicios pueden constatar la severidad del deterioro.

¿Nuevo cambio monetario?

El ritmo de pérdida de valor se ha acentuado en el curso de los últimos meses. Una prueba de ello la constituye la reciente decisión de emitir tres nuevos billetes de alta denominación, sin pasar por niveles intermedios.

El bolívar, aunque sigue conservando valor porque una moneda no llega a sobrepasar 100 % porque sería perder la totalidad de su valor, se acerca a esos niveles en los que el manejo en la economía se hace cada vez más complicado.

Hasta ahora, en los últimos once años se le han suprimido a la moneda ocho ceros. Pero su caída se ha acentuado en los últimos meses y pareciera que se enrumba a una situación similar a la que provocó esas decisiones.

Solamente en lo que va de año la liquidez monetaria ha crecido en 699,5 %, lo que implica que su saldo se ha duplicado ocho veces.

Para el cierre de 2018 el saldo de la liquidez era de 869.107,6 millones de bolívares y para el 7-06-2019 había trepado hasta los 6,95 billones de bolívares.

Con esa presión generada por el aumento de los medios de pago en un ambiente de contracción económica, es lógico que se produzca un fuerte estímulo sobre el fenómeno hiperinflacionario y es lo que ha venido ocurriendo.

(El Universal)