Noche de Ronda

264

LA HUMILLACIÓN para con nuestros hombres y mujeres de la tercera edad, pensionados por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, un poco más de 4 millones de seres humanos, está sobrepasando al límite, pues los mismos se sienten ultrajados, envilecidos, sobre todo con el mal trato reciente a la hora de   buscar el importe de lo estipulado por el gobierno que por cierto de los 8 millones 400 mil bolívares, solo pueden obtener 2 millones en efectivo que no les alcanza ni para comprar medio pollo…..LA GRAVEDAD  de tal situación hizo que nuestros jubilados y pensionados protestaran frente a las sedes bancarias. Impidieran el libre tráfico vehicular y desesperados clamaran por algo de justicia para su menguada bonificación que no llega ni a los 3 dólares mensuales……Y NO ES, POR EJEMPLO, que los europeos en su modo de gobernar sean extraterrestres, pero en el Viejo Continente, el pensionado obtienen más de mil euros mensuales que multiplicados por más de 3 millones de bolívares, hace que vivan el ocaso de sus existencias sin problemas ni sobresaltos…..EL DESPRECIO aquí por la senectud de sus habitantes, es insólito pues no solo se les fija una magra cuenta mensual, sino que se les burla cada vez que tienen que hacer penosas colas bajo las inclemencias del calor o la lluvia, para poder cobrar lo que por ley se les garantiza luego de haber aportado por muchos años sus esfuerzos durante su etapa productiva…..EN TODOS LOS países del mundo, los ancianos son respetados desde las épocas tribales donde formaban los consejos asesores para la buena marcha social o se les acudía, debido a su experiencia, para la aplicación de la justicia o la toma de decisiones difíciles……LO EXPERIMENTADO en esta ocasión, no tiene paralelo.  Cansados ante tanta desgracia, se oyeron los gritos de quienes con los cabellos blancos o las sienes plateadas, exigieron un poco de conmiseración y lástima ante tanta tragedia que se repite mensualmente sin que nadie enarbole la bandera de la justicia dentro de las nuevas generaciones, que también llegarán a la “edad dorada”, ahora convertida de plomo demasiado pesado para poder sobrellevar…..LA DIGNIDAD DE NUESTROS abuelos no puede o no tiene porqué ser mancillada. La dignidad es inherente a la persona. Con dignidad se nace. O se tiene o no se tiene. No hay medias tintas ni colores diluidos, mucho menos grises de por medio. Es el blanco o es el negro. Se respeta esta condición o se la echa al tarro de la ignominia. En la cultura asiática, por ejemplo, al viejo se le venera, se le consulta, se acude en la solución de las dificultades pues tienen en muy alta estima su sabiduría que solo el tiempo permite cultivar. Ojo que aquí, cuando el éxodo de nuestros jóvenes nos deje en el desamparo de la productividad, se tendrá que acudir al jubilado para restañar las faltas en la salud, en la educación, en el ambiente agrícola e industrial. Para allá vamos.

……..

Y ESTO, es todo por hoy.

…….

MENTIRAS  Universales:

“Con la pensión se vive todo un mes”.

…….

DIOS, los bendiga, ¿Saben?

VICTOR MATOS