Noche de Ronda

175

CONVIDO a los amables lectores a que me acompañen a hacer un ejercicio de investigación periodística ante la sobrevivencia que estamos padeciendo para hacer un cuadro comparativo de como vivíamos hace dos décadas y de la manera en que nos encontramos actualmente…..PRIMERO, ¿cuántos periódicos existían hace 20 años en todo el país y cuántos hay ahora? ¿cuál era la circulación de los diarios para 1999 con qué número de páginas y secciones y cuántos lectores tenían los mismos?……EN CUATRO  lustros pasados si el número de televisoras y emisoras han aumentado o disminuido; si es cierto que de 11 mil fábricas sólo operan menos de 4 mil 500; cuántas han sido las salas de cines que han tenido que cerrar sus puertas,; si ha aumentado o disminuido la venta de libros; si en el agro aún se exportan productos como el café, el arroz, la papa como entonces; en suma si el comercio se ha favorecido o arruinado a lo largo del tiempo transcurrido; si en esos momentos los supermercados lucían tan desabastecidos como ahora; si los precios los fijaba el gobierno o el mercado, si el sueldo alcanzaba para pagar el alquiler o la hipoteca, tener un automóvil, viajar en vacaciones con la familia, y si en los actuales momentos existe alguna capacidad de ahorro…..LAS RESPUESTAS no hay necesidad de exponerlas en estas líneas, sino volver a hacernos la otra interrogante: ¿Cómo fue que llegamos a este cuadro de tantas necesidades en donde nuestra juventud huye de su patria en busca de nuevos horizontes?…..DE HECHO tendríamos que recordar al pensador británico Horace Walpole que sentenciaba: “La vida es una comedia para los que piensan y una tragedia para los que sienten” y quienes  hemos escrito sobre ese largo  historial desde finales del siglo pasado para acá, nos vemos obligados a señalar que vino una tromba, un ciclón, una tormenta o como se le llame a esos fenómenos naturales que arrasó con la prosperidad, el bienestar y cuando menos la tranquilidad de la familia venezolana…..LAS PALABRAS progreso, desarrollo, porvenir, un nuevo día, como que han sido borrados de nuestro diccionario de optimismos, pues sentimos desde ya que estamos perdiendo incluso el presente, pensando en la incertidumbre del futuro…..TODO HACE concluir que el “proceso” o el “modelo” actual, parece escrito en un espacio en blanco, una pizarra vacía, o en un “no hay nadie en casa” que dé la cara y nos diga si tenemos algún destino promisorio, si mañana la hiperinflación no se tragará nuestros sueldos, si las esperanzas son puras quimeras y si las promesas de que el arreglo se viene pronto no es una magia verbal, menos un salto al vacío, sino una realidad que se cumplirá, sabrá Dios para cuándo. Hagamos esa labor de investigación para hacernos un examen de conciencia y un propósito de enmienda.

…….

Y ESTO, es todo por hoy.

……..

MENTIRAS  Universales:

“Pasaremos las mejores navidades de nuestra historia”.

…….

DIOS, los bendiga, ¿Saben?

VICTOR MATOS