Noche de ronda

151

UN NIÑO EMPUÑA un pajarito mientras pregunta al sabio: “¿está vivo o está muerto?”. El buen hombre le responde: “Si cierras más la mano, lo asfixias y está muerto. Si la abres y vuela, el pajarito está vivo. En conclusión, la respuesta está en tus manos”… ESTA ES LA reflexión que hizo antier en A Tiempo por IVC televisión con Fernando Rodríguez, el presidente de Venezuela Sostenible Tomás Obermüller, en cuanto a las decisiones a tomar precisamente hoy cuando se anuncian sendas manifestaciones por el 23 de enero del oficialismo y la oposición… LA METÁFORA es muy clara, pues señala que en cada conciencia reposa el destino que le queramos dar al país anteriormente el más próspero de América Latina, envidia por su talante democrático, refugio de los perseguidos políticos del continente y ejemplo de desarrollo en todos sus niveles… AHORA VENEZUELA es otra. Es la nación de la diáspora, del desespero, de la ruina económica, de la insistencia en la aplicación de un sistema de vida que fracasó en la Rusia soviética, en la China de Mao, en la Cuba de Fidel que viraron las dos primeras su rumbo y se dirigieron firmes hacia un nuevo porvenir… EL 23 DE ENERO de 1958 fue la fecha de la huida del dictador Marcos Pérez Jiménez. El día en que el pueblo salió a las calles gritando ¡libertad!, ¡libertad!, manteniendo por 40 años la alternabilidad de sus gobiernos y respirando día y noche sin temor al no tener qué comer a la mañana siguiente… ERA LA ÉPOCA en que cruzando la frontera, se nos tomaba por ricos o cuando menos acomodados ante la fortaleza de nuestro signo monetario, y en donde el bolívar se cotizaba en cualquier parte del mundo y se intercambiaba igual como se hace actualmente con el dólar… ¡QUÉ TIEMPOS AQUÉLLOS! Parece como si hubiese sido un sueño o uno de los cuentos de las mil y una noches y que nuestras nuevas generaciones las escuchan como narraciones de hadas o exageradas de nuestros padres y abuelos… EL VIERNES PASADO, se dispuso el pago retroactivo a los pensionados del nuevo aumento del salario mínimo, 6 mil 500 bolívares. Ese mismo día, el kilogramo de carne de segunda, subía a más de 7 mil bolívares. El arroz estaba a 2 mil 900 bolívares; el azúcar trepaba los 2 mil 500, el pan ya estaba en 120 bolívares la unidad, en suma, el pago adelantado, no sirvió para nada… SE ESPERA que para finales de este mes, se haga efectivo la primera quincena del aumento a los trabajadores, un total de 9 mil bolívares, que a duras penas alcanza para un cartón de huevos ¿y el resto mi gente? Los entendidos señalan que esta cantidad reduce a 6 dólares lo percibido, mientras que lo mínimo que se necesitaría para vivir decentemente, serían unos 300 del billete verde como sí lo tienen casi todos los países del hemisferio. He ahí la cuestión.

…….

Y ESTO, es todo por hoy.

……

MENTIRAS Universales:

“Yo sí creo en pajaritos preñados”.

…….

DIOS los bendiga, ¿Saben?

VÍCTOR MATOS