Noche de ronda

159

NO HAY PEOR sordo que el que no quiere oír. Y cuando se es sordo,  sordo, no olvidemos que los sordos siempre tienen cara de estar oyendo. Alguien dijo que las revoluciones fracasan cuando se confunde socialismo con la ganadería y en lugar de conducir a las masas, se las quiere arrear…..AQUÍ SE ESTÁ empujando a millares de personas a huir de su propio país, que según el escritor Salman Rushdie, no hay país más miserable que el que permite la fuga de sus ciudadanos, para después condolerse como las plañideras luego que ya no hay remedio…..LO SUCEDIDO con los compatriotas en Ecuador, es infame por donde se lo vea. Por el pecado de uno, no tienen por qué pagar los otros. Y lo peor que estos brotes de xenofobia ya se ven en el Perú, según nos escriben, e igualmente en Colombia…..PERO LA PREGUNTA salta de inmediato ¿pero quién o quiénes son los responsables de esta diáspora? Están dejando una nación sin su clase productiva, profesional, joven y llena de ambiciones, para que sean aprovechados allende las fronteras, y lo peor que ante tal fenómeno nadie ha asomado una sola respuesta de solución…..EL CLAMOR  de las madres, amigos y familiares experimentados en la pasada Navidad y Año Nuevo, y hasta en estos días de ferias por no contar con la presencia de sus hijos es dolorosa e intolerable…..RECORDAMOS un pasaje de la novela “Noches blancas” de Fedor Dostoievski en donde su personaje Mastenka tenía una abuela que siempre repetía: “En mis tiempos no pasaban estas cosas…en mi época todo era distinto”, etcétera, etcétera, para señalar que hasta no hace muchos años era impensable el éxodo de nuestra fuerza social más importante como es la juventud…..PERO NADIE escucha, nadie pone atención, nadie jurunga los motivos de esta ida inimaginable, pues de lo contrario, la vuelta a la Patria dejaría de ser un eslogan para convertirse en el retorno de los herederos de Bolívar….Y POR MÁS QUE  se diga que “a palabras necias, oídos de mostrador”, seguiremos con la cantaleta para que se ponga alguna vez el tímpano sobre las necesidades sociales y económicas, y que se vuelva a ese país de la sonrisa permanente, de las mujeres bellas y del bienestar común…..SE ESTIMA, según la Organización de las Naciones Unidas, que unos 4 millones de venezolanos se encuentran por fuera y que esta cifra podría duplicarse para el 2025, quedando dentro del país la generación de la tercera edad, pues la de relevo ya habría echado raíces en otros predios, sembrando familias, cambiando costumbres y perdiendo tradiciones y querencias de su propia tierra. Es momento de pensar y repensar en este problema si no la soledad nos va a agobiar.

…….

Y ESTO, es todo por hoy.

……

MENTIRAS  Universales:

“Mejor solo que mal acompañado”.

…….

DIOS, los bendiga, ¿Saben?

VICTOR MATOS