lunes 17 enero, 2022
InicioNoche de RondaUn Cristo sagrado de La Grita, y el amor a una...

Un Cristo sagrado de La Grita, y el amor a una Virgen de Los Ángeles

43 views

Néstor Melani Orozco 

Los viajeros caminaron por las curvas de los Andes, y escuchando las eternidades de los aborígenes, donde enfrentaron en los amaneceres el viento y de los caminos intentaron aprender las lenguas, desde un acto final   vinieron con un Cristo hermoso y consagrado en las meditaciones de los misioneros.

Entonces sonaron un día los campanarios y la historia romántica de una Virgen de amor se consagró en un pueblo que se convirtió en la adoración de un madero bendito…

Bolívar, poeta un día adoró al crucifijo  y en promesa le ofreció la libertad de Suramérica. Y a La Grita nombró: “La Hidalga Comarca  de los Comuneros”…

Porqué la Ciudad del Español Francisco de Cáceres era dueña de una historia devenida de los cimientos del tiempo…

Y una paloma de plata se transformó en un símbolo, para guardar los hechos y testimonios de la historia más hermosa de las montañas…

“La ciudad de los vientos”, como la nombró el poeta Aurelio Martínez Mutiz y Teodoro Gutiérrez Calderón la bautizó como “Tierra de Forasteros” más Isaura, la poetisa le colocó el sobrenombre de “Atenas del Táchira”.

“Comarca de los caminantes”.

 Entre el sol y la luna, donde dioses del agua abrieron los siglos de amor en sus lagunas pre glaciares. Y se dijo de la pureza de un milagro consagrado a los testimonios de un mundo que vino de los evangelizadores y grabó los portales de sus casas y manifestó en los cimientos de cal para grabar en los campanarios la fe de pueblos andinos con la semilla de un indio y la lealtad de un testimonio consagrado a los tiempos…

Vinieron los apellidos con los misioneros españoles. Y mostraron cruces y después las espadas entre alabardas y credos. Donde la diosa aborigen: Cariñena hizo de las montañas la pureza del río. Porque más desde allí, una Inmaculada y bendita de los Ángeles de un 2 de agosto de 1597. Afirmando los nombres en el Convento de Santa Clara de La Grita, quien existió en los hoy linderos de la plaza frente al colegio parroquial, la carrera décima y los pies del callejón del monte de la meseta.

 Y 289 años entre rosas de castilla en 1886 la novia del general Doménico Lupa. María Genoveva de las Mercedes Orozco, el día de su matrimonio le regaló a la virgen su larga cabellera…

Siendo de recuerdos eternos.

Y ofrenda a los sacrificios que vendrían entre guerras y luchas, cuando de un pueblo renacieron los ecos más lejanos que los destellos del relámpago del Catatumbo… y de escapularios llevaron las almas como la historia de la ciudad antigua capital de los andes…

Y de memorias: un 6 de agosto de 1883 al recibir Monseñor Jáuregui la parroquia del Espíritu Santo, mandó a bajar de la iglesia del convento hasta la catedral antigua a la preciosa imagen, barroca del Santo Cristo de los Milagros y lo declaró como la vigilia de la ciudad…. Era santidad de la transfiguración del señor.

Más el milagro venía de un 14 de marzo en los Ángeles de Tadeo, entre las cartas de la leyenda escrita por Emilio Constantino Guerrero donde relata que, en 1610, un mensajero del cielo talló en el taller de Fray Francisco el rostro venerable del Santo Cristo de La Grita.

Donde el escultor Franciscano venía de ser alumno de la escuela de Orellana y desde aquella meditación en cuatro siglos y once años ha sido el testigo y protector de la historia religiosa que vino a la tierra de los nativos y originarios Humarías….

Para que 424 años de amor   La Virgen de los Ángeles sea la eternidad de los ríos y la verdad en un cielo de estrellas. Y 411 años del Cristo más viejo de Venezuela. Reliquia hermosa del arte Manierista y sentido mayor del barroco colonial desde los viajeros del Cuzco en Perú hasta la gracia de Pamplona. Desde el encanto de amor hasta una oración en La Grita de castidad católica:  Ciudad del Espíritu Santo…

Cuando peregrinos invocan las auroras y de amor viven oraciones por la esperanza del mundo…

Y una Virgen de los Ángeles es Gritona junto a un Cristo verdaderamente andino.

Paz en la tierra…

*_______________________

Cronista de La Grita.

Premio Internacional de Dibujo ”Joan Miro”1987 Barcelona.  España.

Maestro Honorario.

Doctor en Arte.

- Advertisment -