Inicio Opinión El Estado comunal

El Estado comunal

Este sustituye al Estado democrático, social, de justicia y derecho, que está establecido en la Constitución y que tiene, entre otras finalidades, la prosperidad del ciudadano, en cuyos valores, entre otros, figura la pluralidad política, esto es, todas las corrientes del pensamiento tienen cabida en Venezuela.

El llamado Estado comunal se funda en siete leyes, a saber: l.- Ley Orgánica del Poder Popular. 2.- Ley de los Consejos Comunales. 3.- Ley de Comunas. 4.- Ley de Economía Popular. 5.- Ley Orgánica de Contraloría Social. 6.- Ley Orgánica de Planificación Pública y Popular. 7.- Ley Orgánica de Gestión Comunitaria. Todas tienen por finalidad la construcción del socialismo como forma de vida, por tanto excluye el pluralismo.

Todas estas leyes están vigentes, la actual Asamblea Nacional no las ha derogado.

Para lograr doblegar los poderes públicos nacionales: Poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Electoral y Ciudadano, y a los poderes estadal y municipal, se valieron de un artículo, el 24, de la Ley Orgánica del Poder Popular, que incorporó el concepto de “gobernar obedeciendo”,  que reza: “Todos los órganos, entes e instancias del Poder Público guiarán sus actuaciones por el principio de gobernar obedeciendo, en relación con los mandatos de los ciudadanos, ciudadanas y de las organizaciones del Poder Popular, de acuerdo a lo establecido en la Constitución de la República y las leyes”.

Y así toda la actividad del Estado, sus entes, poderes y órganos, tienen la misión de seguir los dictados de este denominado poder popular en la construcción del socialismo.

Y de esta manera, todos los poderes perdieron su autonomía e independencia. Para orientar los pasos y fijar el socialismo como sistema, con el cual tienen que sustituir la vida que conocemos por el nuevo modelo de dominación por escasez, aprobaron los denominados planes de la patria, que constituyen una guía programática de orientación para todas las instancias de los poderes públicos.

En estas leyes es donde está desarrollado el concepto de propiedad social, que expropia lo que le otorga la privada (disponer de sus bienes) y fundamento del censo sobre las casas desocupadas.

En estas leyes descansa el gobierno de base, a donde acude el vecino a registrarse en la lista del Clap, del gas, o para solicitar la constancia de residencia, son los que están contando carros y casas en su comunidad, los que realizaran el censo, apoyados en las milicias o colectivos.

Se apoyan para darle más piso jurídico en la Asamblea Nacional Constituyente, que está aprobando leyes constituyentes y que sustituyó a la legítima Asamblea Nacional.

Cuando se habla de conformar comisiones entre la Asamblea Nacional y la Constituyente, pues simplemente se prenden alarmas, en razón de que el desconocimiento de la elección de Maduro se hace en base al desconocimiento de la ANC como instancia, y desconocimiento de lo que haga, como fue la convocatoria adelantada de elecciones presidenciales.

Sería un reconocimiento implícito si esas comisiones se instalan. Escucho hablar de la necesidad del reconocimiento mutuo entre estas instancias; eso sería desdecirse luego que se fijan posiciones y de ella se han derivado acciones nacionales e internacionales.

Existe otro Estado que no está preceptuado en la Constitución que tiene 349 artículos, de los cuales 200 no se aplican.

Desplazar el régimen pasa por liquidar las instancias que sostienen al comunismo y sus leyes. Se avanza a una elección parlamentaria, por acuerdo político, de donde el oficialismo seguirá contando con 3 o 4 de 5 rectores. Creer que las condiciones electorales les da tener 1 o 2 rectores es un error grave. Toda vez que, si no hay condiciones, se irá a elecciones parlamentarias que ganará el oficialismo por el control que sobre ella ejerce.

A la revolución solo le falta declarar la instancia del parlamento popular, que puede ser esta nueva asamblea nacional oficialista. De esta manera, la asamblea constituyente promulga sin referendo la nueva constitución socialista; y la oposición quedaría haciendo parte del nuevo modelo socialista.

¿Cuál es la razón para que los diputados que hacen vida en la Asamblea Nacional no hayan derogado las leyes del Estado comunal?

Dios nos agarre confesados.

Carlos Casanova Leal

Salir de la versión móvil