Imafronte cumpleañero

48

Imafronte es la fachada principal que se levanta a los pies de un templo, siendo objeto de especial cuidado en el diseño arquitectónico, pues es la única parte del edificio percibida desde el exterior, muchas veces es prácticamente el único recurso disponible para expresar o caracterizar la construcción.

El imafronte del antiguo Hospital Vargas, ahora convertido en fachada monumento de la ciudad de San Cristóbal, construcción de mampostería y tapia pisada de dos plantas que se construyó a principios de siglo XX, obra exponente de la construcción ornamental tachirense, introduce como elemento innovador en la arquitectura urbana de la época una estructura de pronunciada verticalidad, basándose en elementos pertenecientes a modelos estilísticos, historicistas del Renacimiento, Gótico, Barroco e Islámico, propio de la tendencia del eclecticismo.

Esta edificación que sustituyó al Hospital San Juan de Dios, colocándose la 1ª  piedra el 5 de julio de 1906, tardaría 21 años en su construcción e inaugurándose dicha obra por el presidente del Concejo Municipal, Dr. Amenodoro Rangel Lamus, el 19 de diciembre de 1927, la bendición es impartida por el Excmo. Sr. Tomás Antonio Sanmiguel, obra que se denominó “La Cuna de la Ciencia”, fue abandonada al construirse el Hospital Central de San Cristóbal, a finales de los años 50.

La cimentación de esta obra, proyectada por don Jesús Uzcátegui, entró en su proceso natural de extinción al perder la función original para la cual fue construida, convirtiéndose en un inútil fragmento de la ciudad, a finales de la década de los setenta del pasado siglo, en que derribaron parte de su edificación.

Gracias a la intervención de los vecinos de los alrededores del antiguo Hospital Vargas, la campaña de concienciación patrimonial de los periódicos de la región, en especial el Diario Católico, con la fallecida periodista Orfilia Contreras, se logró detener la inminente destrucción del monumento del maestro Uzcátegui, que hoy cumple 90 años.

En la fachada del antiguo Hospital Vargas, en la organización de la composición del conjunto, de creatividad y talento artístico, podemos apreciar la puerta principal de ingreso a lo que era la capilla del Hospital Vargas, en la parte superior le decora una ventana semicircular; por lo general sobre una puerta con barras que se extienden como radios y sugieren un abanico abierto, en el moldeado y decorado basamento, aparecen los símbolos de la praxis de la ciencia médica, la probeta; la balanza y destacando en el centro la copa y la serpiente, atributos de la diosa griega de la salud, la representación de la teoría de la ciencia médica, simbolizada en los libros. En la parte superior un pedestal elevado que soporta la escultura, representación alegórica de la dama del amor caritativo, a los lados dos habitáculos que forman los campanarios, rematando con dos águilas, que hoy tenemos la dicha que las águilas no volaron con los ruidos de las máquinas que derrumbaban el antiguo Hospital Vargas, como sí voló el águila cuando restauraron la plaza Páez de La Ermita. Todavía podemos apreciar en el imafronte cómo posan las águilas, una de ellas en posición de aterrizaje o finalizar del vuelo y otra en posición de alzar o iniciar el vuelo.

¡Feliz nonagésimo aniversario, imafronte cumpleañero! 

Fredy A. Sánchez Duque 

Arqto. Esp.  / arquicepia@hotmail.corn