sábado 4 diciembre, 2021
InicioOpiniónLo que corresponde: Reconstruir Venezuela (Parte II)

Lo que corresponde: Reconstruir Venezuela (Parte II)

76 views

Alejandro Bautista  González


Retomando los conceptos y señalamientos expuestos en  el artículo anterior (Lo que corresponde: Reconstruir a Venezuela),  dos cosas se precisaron: a) Si la coherencia y la sensatez entre políticos y sociedad civil se consolidan, tras la posibilidad y  proeza  de lograr la UNIDAD salvadora, cantaremos victoria y el país ganancioso saldrá avante. b) La consolidación unitaria del bloque democrático permitirá la RECONSTRUCCION del país devastado y  el “gran viraje” que restituirá a Venezuela a su sitial y preponderancia en todos los rankings y áreas del desarrollo en que se le mida.

La reconstrucción del país y su reconciliación será entonces el gran reto que queda a los mejores estrategas y visionarios venezolanos, luego del fin de la usurpación, -asunto este- que se espera suceda en un corto plazo. 

Emprender este reto, como dijo un poeta, “es  jugarse a Rosalinda”. No se puede fallar. Tres condiciones son requeridas para su realización: a) un objetivo común que lo ha de garantizar la UNIDAD, b) un macroproyecto de desarrollo integral. No se trata de un plan cualquiera, sino de un diseño con visión de largo plazo, enfocado en atacar las causas de los problemas y abonar el camino que lleva al objetivo trazado; y c) la mayor voluntad de trabajo y perseverancia hasta su logro y consolidación. Constituirá la gran consigna para los venezolanos mentalizarse y marchar en el camino de la reconstrucción.

Respecto al literal a), existe un buen avance, en efecto, una comisión interdisciplinaria de alto nivel está trabajando para el logro de la imprescindible UNIDAD política, con  perspectivas en positivo. En cuanto al literal b), afortunadamente, gracias al talento e iniciativa de tachirenses, constituidos en grupo interdisciplinario profesional, promovido por el Movimiento Independiente Democrático (MID) desde hace varios años, dio a conocer el Libro PROYECTO PAIS Venezuela Reconciliada. La organización ANCO, liderada por el conterráneo, Ing. Enrique Colmenares F., lo viene promoviendo a nivel nacional. En él se expone en dos partes, con gran precisión, el alcance del mismo. La primera parte presenta el país devastado que tenemos y cómo transformarlo en el país que queremos reconstruir, considerando doce ejes de desarrollo. Para el logro y consolidación de este objetivo, en la segunda parte, se propone convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de afianzar la transformación de la Sociedad y el Estado, fundamentado en el reordenamiento jurídico para redistribuir, constitucionalmente, el poder político, legislativo, judicial, educativo, económico, entre los tres planos del ordenamiento territorial (nacional, estadal y local). Con respecto al literal c) (la mayor voluntad de trabajo y perseverancia hasta su logro y consolidación…) La emigración de más de siete millones de venezolanos por países sudamericanos y del mundo, constituye una referencia de que el venezolano es trabajador y productivo. Una vez que se inicie la Reconstrucción de Venezuela, la apertura de múltiples fuentes de trabajo permitirá el milagro y retorno de la casi totalidad de venezolanos emigrados. Igualmente serán muchos los extranjeros que arribarán a ofrecer sus servicios especializados y habrán de ser bienvenidos. Eso esperamos. Los venezolanos necesitan verse reflejados en una cultura del trabajo, que asocie el bienestar individual y familiar a la cantidad y la calidad del esfuerzo personal.

Existen muchas ideas acerca de lo que hay que hacer en Venezuela. Muchas de estas fueron procesadas por el Proyecto País, pero se necesita un plan integral, con orden de prioridades y objetivos de corto, mediano y largo plazo. Para elaborar este plan habría que tomar en cuenta dos elementos fundamentales, a saber:

Lograr un crecimiento socioeconómico sostenido que garantice el desarrollo integral y moral de todos los agentes productivos.

Generación de conocimiento útil y tecnología apropiada para convertirse en un país de primer mundo: esta es la clave.

Estos dos elementos estratégicos enmarcarían un camino sólido de progreso. La productividad basada en la educación es la base de la generación de riqueza sostenible en el tiempo. La educación, además de mejorar la productividad, la riqueza y la calidad de vida, funciona como el pilar de una democracia efectiva, con instituciones sanas y una ciudadanía inmune a los virus del populismo y a la corrupción.

Este tema no termina aquí: continuará.

Reconstruir Venezuela parece una proeza, pero constituye un reto, para gobernantes y gobernados: ¡lo lograremos!

*Doctor en Cooperación Internacional. Integración y Descentralización: Los Desafíos del Desarrollo Internacional.

- Advertisment -